Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
A- A A+

Un consultorio improvisado en la biblioteca de su casa, un rótulo hecho con un trozo de papel que indica “Doctora Maria Camila Ceballos”, y sus perros como pacientes de juego frecuentes; alimentaron los sueños que tuvo desde niña de convertirse en una gran médica veterinaria.

  • Pese al paso de los años, la vocación de Maria Camila acompañada por el amor y el cuidado hacia los animales, siguen intactos. Foto cortesía.

    Pese al paso de los años, la vocación de Maria Camila acompañada por el amor y el cuidado hacia los animales, siguen intactos. Foto cortesía.

  • El profesor Ariel Tarazona «q. e. p. d» se convirtió en su maestro, amigo y hermano. Foto cortesía.

    El profesor Ariel Tarazona «q. e. p. d» se convirtió en su maestro, amigo y hermano. Foto cortesía.

  • Aunque trabaja principalmente con ganado, la profesora Camila estudia el bienestar animal de distintas especies. Foto cortesía.

    Aunque trabaja principalmente con ganado, la profesora Camila estudia el bienestar animal de distintas especies. Foto cortesía.

  • Además de Egresada Destacada de la UNAL, el último reconocimiento que recibió fue el ISAE global en 2022. Foto cortesía.

    Además de Egresada Destacada de la UNAL, el último reconocimiento que recibió fue el ISAE global en 2022. Foto cortesía.

    Ir tras esos sueños impulsados por el amor y el respeto por los animales, sumado a la insistencia de su padre, la llevaron a presentarse al pregrado de Zootecnia de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNAL Medellín, donde fue admitida. Cuenta que no se sentía segura, ni plena con esta decisión, pues su mayor deseo era ayudar y cuidar de los animales, en lugar de explotarlos y obtener su máximo rendimiento para beneficio de los humanos, principal objetivo de la zootecnia en ese entonces. La intención de convertirse en veterinaria seguía firme, pese a que no había conseguido ingresar a esta carrera en otra universidad.

    En el 2023, dieciocho años después, Maria Camila Ceballos Betancourt, recibió la Distinción Egresada Destacada de la Universidad Nacional de Colombia, en la categoría Alta Relevancia Internacional; su trayectoria, y aportes académicos, profesionales e investigativos, respaldan esta exaltación otorgada por su Alma Mater. A esto se suman las becas, pasantías y galardones debido a su labor en las ciencias del bienestar animal.

    Probablemente, su hoja de vida tiene más páginas que los años de vida que suma esta joven científica, quien actualmente es profesora asistente en Bienestar y Comportamiento, y miembro del Grupo de Investigación en Salud de Bovinos, de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Calgary, en Alberta, Canadá.

    Aquella niña que jugaba a cuidar animales, se destaca ahora en la ciencia gracias a su trayectoria y contribuciones de impacto mundial, entre las que se cuentan la búsqueda de estrategias para mejorar el bienestar de los animales basadas en la evaluación de su comportamiento y sus emociones, la relación humano-animal, el temperamento del ganado, y la aplicación de buenas prácticas de manejo en los sistemas de producción ganadera. Tal como lo destacó al momento de su postulación como Egresada Destacada, su maestro y amigo, el profesor Ariel Marcel Tarazona Morales «q. e. p. d».

    “Recomiendo a la Dra. Maria Camila Ceballos como egresada sobresaliente para la distinción en la categoría de Alta relevancia internacional, ya que como se evidencia en su hoja de vida, no solo ha sido merecedora de múltiples becas para su formación académica. También ha ganado proyectos internacionales y su perfil compitió con otros para el cargo actual de docente de Bienestar Animal en la Universidad de Calgary. Se destaca su alta productividad en revistas de alto impacto, cuyos resultados innovadores la han llevado a diversos escenarios en los eventos académicos más importantes del área como el ISAE global (Dinamarca 2017, Canadá 2018, Noruega 2019, India (virtual 2020), North Macedonia 2022) entre otros”.

    “Bienestar animal: de la utopía a la conquista de la academia”

    “Me presenté a la UNAL y la UdeA a medicina veterinaria, pasé a la Universidad Nacional. Estaba en la primera clase y el docente escribió Zootecnia grande en el tablero, le hizo una rayita en el medio a la z y dijo: zootecnia se escribe con signo de pesos y tenemos que explotar a los animales y hay que sacarles el mayor provecho; pero yo no quería eso, no era lo mío. Pensé que más adelante me gustaría la carrera, sin embargo, esto no ocurrió hasta que llegó el profesor del área de reproducción, Ariel Tarazona. Nosotros fuimos el primer grupo que tuvo en la Universidad. Me enamoré de lo que hacía, era tan buen profesor que dije, si quiero ser zootecnista quiero trabajar como él”, explica la Doctora en Filosofía en Zootecnia, Bienestar y Comportamiento Animal, con postdoctorado en Bienestar y Comportamiento Animal.

    Posteriormente, el profesor Ariel promovió la participación de la UNAL Medellín en un concurso sobre bienestar animal organizado en ese entonces por la Sociedad Mundial para la Protección Animal, WSPA. “Era un concurso compuesto por un profesor y mínimo tres estudiantes, él había invitado a dos estudiantes de la Universidad de Antioquia y me invitó a hacer parte. Participaron más de 30 equipos de diferentes universidades de Colombia, y tenían que realizar tareas relacionadas al bienestar animal.

    Esto ocurrió en el quinto semestre de su carrera, cuando aún sentía que no hallaba una ruta. Había pasado a la UdeA, pues no había abandonado la idea de ser veterinaria. “Estaba tan perdida en Zootecnia, no sabía qué era lo que quería, le decía sí a todos los profesores que me invitaban a trabajar con ellos para ver si me encontraba. Cuando acepté participar del grupo de Ariel ni siquiera sabía que era bienestar, (ese tema ni siquiera estaba en el pensum).

    A medida que avanzaba el concurso, aprendió sobre la ciencia del bienestar animal y su grupo ganó. El premio era irse al Reino Unido a aprender sobre producciones con bienestar animal; “durante ese tiempo descubrí esta ciencia y dije: ¡Me encontré, quiero hacer esto en mi vida!”, relata emocionada mientras cuenta su historia con una sonrisa.

    Esta nueva visión de la zootecnia la llevó a desistir de la veterinaria. “Dijeron que me iba a morir de hambre, que a nadie le importaba el bienestar animal. Ariel (eso fue en el 2010) me dijo: en este momento nos miran como locos, hippies, nadie nos cree, pero te vas a dar cuenta que en 10 años el bienestar animal va a ser un área reconocida en Colombia”, narra.

    Como una premonición, el tema del cuidado, bienestar y estudio del comportamiento animal cobró importancia. Para hablar sobre esta hazaña de lograr un interés por este tema que aún no se había explorado mucho en el ámbito académico en el país, ambos científicos publicaron en el 2022 el artículo Bienestar animal: de la utopía a la conquista de la academia, en la Revista de la Facultad Nacional de Agronomía.

    Una vez terminado el pregrado, motivada por el profesor Tarazona, realizó sus estudios de maestría en Zootecnia, Bienestar y Comportamiento Animal, en la Universidad Estatal de São Paulo (UNESP) en Brasil, y aunque quería regresar a Colombia para continuar su doctorado, tenía más posibilidades de continuar sus estudios en Brasil que en su tierra natal.

    Al final de su doctorado viajó a Australia a realizar un intercambio “cuando vi lo que es hacer investigación en el primer mundo quise hacer un posdoctorado en un país así, allí hay más recursos para investigación”. Esto la llevó luego al posdoctorado en la Universidad de Pensilvania. Pese a sus evidentes capacidades, la zootecnista pensaba que no era competitiva en Norte América, sin embargo, se presentó a convocatorias en Colombia, Chile, dos en Estados Unidos y una en Canadá.

    En todas, a excepción de Colombia, llegó a la etapa de entrevista e incluso fue seleccionada en dos de ellas “Me ofrecieron la plaza en la Universidad de Calgary, acepté y me vine, pero siempre con la intención de seguir trabajando en Colombia, Sur América para mi será una prioridad”.


    Continuar y expandir el legado del cuidado animal

    Maria Camila recuerda con nostalgia el legado de quien considera fue su guía en muchos aspectos de su vida. “Quiero destacar que soy lo que soy, y que estoy donde estoy, en parte, gracias a que Ariel creyó en mí, me invitó y me motivó; él fue un pilar muy importante en mi carrera y en mi vida personal, fue un maestro, un gran amigo, y un hermano para mí”.

    El profesor Tarazona fue pionero en la Institución y uno de los precursores del país del bienestar en la academia. Gracias a su labor y gestión, se incluyeron en el currículum materias obligatorias como la bioética y el bienestar animal. María Camila acompañó y trabajó en estos procesos en diversas etapas como estudiante y profesional. “Creo que la Universidad era consciente de esa necesidad y entendió la importancia y le dio la oportunidad de abrir ese camino que fue muy importante”.

    Habla con pasión del bienestar y como este es un componente fundamental de la sostenibilidad. “Por donde lo veamos está relacionado con la sostenibilidad no solo por el hecho ético y la exigencia de los consumidores, sino que tiene una importancia persé en todo; tiene que ver con los humanos, con el ambiente y lo económico. Los animales con pobre bienestar tienen un sistema inmune menos fuerte, hay mayor probabilidad de que se enfermen. Los animales enfermos necesitan ser tratados, y eso puede causar resistencia a antimicrobiales, un gran problema actualmente, además que producen menos. Los animales con manejo pobre, por ejemplo, que les pegan y les gritan, se estresan más, se vuelven difíciles de manejar, todo esto refleja un riesgo para el ser humano”.

    Como una experiencia agradable y bella, define Berardo de Jesús Rodríguez, doctor en Ciencias y coordinador del Grupo Quirón de la UdeA, trabajar con ella. “Es muy apasionada por su trabajo y comprometida con los animales, esto es algo muy importante. Como veterinario considero que si no hay bienestar animal es muy difícil que logremos una buena salud de los animales”.

    Rodríguez destaca la sensibilidad de Maria Camila con este tema, y aunque habla de sus cualidades como persona, no puede dejar de lado sus logros y aportes como profesional y esas experticias particulares que la destacan de quienes trabajan con ganado de carne en el mundo.

    “Ha implementado una serie de métodos de evaluación del bienestar animal basados en la valoración conductual en los animales de las emociones, es muy importante porque las emociones animales han sido consideradas un tabú, incluso las humanas lo siguen siendo desde ciertas perspectivas. Esto nos permite comprender cómo intervenir a nivel profundo que puede tener implicaciones en el caso del estrés crónico de nosotros, es un inmuno depresor y un factor determinante en el desarrollo de muchos procesos de enfermedades. Contar con una persona con ese conocimiento y la rigurosidad científica que ella tiene en una colaboración o equipo de trabajo, ha sido muy importante para nosotros”.

    Pese a que está radicada fuera del país hace varios años, ella afirma que “estando en el primer mundo tengo más posibilidades de conseguir recursos para investigación o hacer cosas para Colombia, creo que desde aquí estoy haciendo más por la ciencia del bienestar animal, de lo que podría hacer estando allá. No solo me enfoco en investigación en Canadá, sino que tengo muy presente a América Latina”.

    Estar lejos tampoco ha sido un impedimento para Maria Camila Ceballos Betancourt de seguir contribuyendo y pensando en aquellos que no tienen voz. “A pesar de que estoy aquí, soy una de las fundadoras de la Asociación Colombiana e Iberoamericana para la Ciencia del Bienestar Animal, conformada por un grupo de expertos que apoya en temas de normativa y toma de decisiones en el país. “Quiero mantener siempre muy fuerte la conexión con Colombia. Mi sueño fue prepararme para cambiar y mejorar el bienestar animal en mi país, con Ariel teníamos ese objetivo y él lo estaba logrando, yo estuve aportando mi granito de arena con él, y quiero continuar haciéndolo”.

    (FIN/JRDP)

    23 de mayo de 2023

    window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'G-VPLQ9PRSJ3');