Escudo de la República de Colombia
A- A A+

Con más de 400 millones de años en el planeta los insectos configuran un universo en miniatura a partir del cual es posible estudiar la diversidad biológica en todos sus niveles. Esa es una de las premisas que se puede extraer del trabajo que la profesora e investigadora Sandra Uribe Soto, directora del Grupo de investigación en Sistemática Molecular de la Facultad de Ciencias.

  • La profesora Uribe Soto señaló que los insectos son fuente para estudiar la diversidad.

    La profesora Uribe Soto señaló que los insectos son fuente para estudiar la diversidad.

  • A la actividad académica asistieron miembros de la comunidad universitaria de la Sede.

    A la actividad académica asistieron miembros de la comunidad universitaria de la Sede.

  • Algunos de los hallazgos del Grupo de Investigación en Sistemática Molecular tienen que ver con el descubrimiento y descripción de alrededor de nueve especies nuevas para la ciencia.

    Algunos de los hallazgos del Grupo de Investigación en Sistemática Molecular tienen que ver con el descubrimiento y descripción de alrededor de nueve especies nuevas para la ciencia.

  • Sandra Uribe Soto, profesora de la Facultad de Ciencias de la U.N. Sede Medellín.

    Sandra Uribe Soto, profesora de la Facultad de Ciencias de la U.N. Sede Medellín.

    “Los insectos establecen con el hombre relaciones muy importantes que  incluyen aspectos no deseables incluyendo su comportamiento como plagas y vectores de enfermedades, pero también muchas beneficiosas como los innumerables servicios ecosistémicos como la polinización, la dinamización de los flujos de nutrientes, sin contar con las estrechas relaciones que establecen con sus plantas hospederas y lo que esto representa en términos de la ecología y evolución, siendo en definitiva los insectos un patrimonio representativo de la biodiversidad que puede estudiarse y entenderse desde los genes y los microorganismos que los habitan, hasta las especies y los ecosistemas”, explicó la docente.

    Así mismo, Uribe Soto mencionó que los insectos son un modelo muy importante para estudiar la evolución y los mecanismos de respuesta inmune lo cual incluso permite identificar y obtener biomoléculas a partir de ellos.

    “Inicialmente entendíamos la diversidad desde lo más básico: cómo se llaman, dónde viven, cómo se distribuyen y cómo se relacionan entre ellos. Algo muy interesante es que pasamos también a ver cómo los valoramos, los cuidamos, conservamos y cómo les damos incluso, un valor económico para saber cómo hacer una gestión de la diversidad que sea racional y adecuada con base en los insectos”, apuntó la profesora. 

    La profesora también se refirió a la situación del país, en términos de valorar la diversidad, al respecto precisó que “si bien conocemos y hemos estudiado un porcentaje demasiado pequeño de lo que tenemos en el país y falta bastante pues las decisiones en relación con la biodiversidad siguen estando estrechamente vinculadas a la política y los recursos para investigación son bajos para las necesidades y posibilidades”. También vale la pena destacar los esfuerzos de instituciones como la Universidad Nacional de Colombia y en particular en las sedes Bogotá y Medellín, para avanzar en áreas como sistemática, taxonomía y conservación de insectos y las redes de trabajo que se crean alrededor de este tema con institutos como el Von Humboldt.

    “Nosotros como Universidad estamos muy bien. Acá tenemos el Apiario, el Museo Entomológico, el insectario, trabajamos al mismo tiempo en educación, hay profesores estudiando evolución de las especies, ecología, control biológico, modelación y aspectos más relacionados con la biotecnología, tenemos profesores y grupos con trabajos de muy buena calidad, dijo.

    Por otro lado, Uribe Soto habló del Grupo de investigación en Sistemática Molecular, sus avances  y hallazgos entre los que destacan el descubrimiento y descripción de alrededor de nueve especies nuevas para la ciencia, la mayoría mariposas y el trabajo muy productivo en red con profesores locales y de otras regiones del país, pero además con el acompañamiento y financiación de expertos e instituciones internacionales.

    “Uno de nuestros mayores logros como grupo es la formación de personal y lo que tiene que ver con el fortalecimiento de la calidad humana en investigación y educación; muchos de nuestros estudiantes de maestría o doctorado graduados o en el proceso, lideran importantes procesos en el país o empiezan a vincularse como docentes a otras instituciones multiplicando el conocimiento sobre los insectos. Uno de los trabajos más relevantes y novedosos es el de los virus insecto específicos, un área de investigación que no teníamos desarrollada en el país, estos virus nos aportan invaluable conocimiento sobre la evolución de los insectos y los virus mismos y tienen uso potencial en control biológico”, contó la profesora.

    Esta y otras cuestiones fueron presentadas por la profesora Sandra Uribe durante la conferencia magistral pública “Insectos, una invaluable fuente para estudios de diversidad”, la cual ofreció como uno de los requisitos del Estatuto Académico para ser promovida a la categoría de profesora titular de la Universidad Nacional de Colombia. 

    (FIN/CST)

    8 de junio del 2017