Escudo de la República de Colombia
A- A A+

La muestra, conformada por 72 proyectos arquitectónicos desarrollados por toda Europa en torno a la idea “transformar es conservar” se montó inicialmente en París y posteriormente viajó por diferentes ciudades de Francia, no obstante, esta es la primera vez que sale de su país de origen y llegó precisamente a Colombia gracias a esta temporada cruzada y al apoyo de la Alianza Francesa.

 

  • La exposición está conformada por 72 proyectos arquitectónicos.

    La exposición está conformada por 72 proyectos arquitectónicos.

  • El decano de la Facultad de Arquitectura, Édgar Arroyo Castro, en la apertura de la nueva exposición de Sala U.

    El decano de la Facultad de Arquitectura, Édgar Arroyo Castro, en la apertura de la nueva exposición de Sala U.

  • Un edificio ¿cuántas vidas? está en el país gracias al Año Colombia-Francia y al apoyo de la Alianza Francesa.

    Un edificio ¿cuántas vidas? está en el país gracias al Año Colombia-Francia y al apoyo de la Alianza Francesa.

  • Francis  Rambert es el director del Instituto Francés de Arquitectura y el curador de la muestra.

    Francis Rambert es el director del Instituto Francés de Arquitectura y el curador de la muestra.

  • La muestra estará en Sala U hasta el 18 de agosto.

    La muestra estará en Sala U hasta el 18 de agosto.

  • Al acto de apertura asistieron representantes de la Vicerrectoría, la Facultad de Arquitectura, la Universidad Jorge Tadeo Lozano y miembros de la comunidad universitaria.

    Al acto de apertura asistieron representantes de la Vicerrectoría, la Facultad de Arquitectura, la Universidad Jorge Tadeo Lozano y miembros de la comunidad universitaria.

    “Los trabajos son una reflexión sobre el uso, sobre por qué un edificio no puede transformarse sino que debe ser destruido con la excusa de que no es moderno”, comentó el arquitecto Francis Rambert, director del Instituto Francés de Arquitectura y curador de la exposición.

    Así mismo el curador explicó que en el contexto de un mundo acelerado en el que se habla de asuntos trascendentales como el desarrollo sostenible, es necesario luchar incluso contra la obsolescencia de los edificios.

    En ese sentido, indicó que la exposición plantea una posición teórica y ética respecto a un asunto que debe estar en la agenda mundial a propósito de la ecología y es que pueden destruirse  los edificios sin que nadie se pregunte nada, aun cuando estos siguen siendo lugares donde es posible albergar vida.

    Rambert fue enfático en que “la muestra no está contra la demolición, simplemente argumenta que en el proceso de fabricación de la ciudad hay también un proceso de evolución que no pasa obligatoria o necesariamente por la destrucción”.

    El tema de la transformación consiste, según el curador, en reactivar un patrimonio existente lo cual no impide desarrollar algo diferente. Para aterrizar el tema a la realidad de Medellín Rambert se refirió a la experiencia del Museo de Arte Moderno de Medellín: “los arquitectos eligieron un depósito, una bodega industrial, y la reconvirtieron conservando el vació y desarrollaron otro edificio al lado para albergar otros salones; se tomó un lugar que bien podría haberse desechado y se desarrolló un nuevo escenario allí”.

    El paso de Un edificio ¿cuántas vidas? La transformación como acto de creación por el país, pues estuvo previamente en la Universidad Jorge Tadeo Lozano en Bogotá, es uno de los más de 450 proyectos que contempla el Año Colombia-Francia.

    Sobre esta iniciativa de cooperación, que contempla proyectos en ámbitos como cultura, economía, deporte, gastronomía, temas de investigación, entre otros, Camille Buttin, encargada en Colombia de la coordinación general de la temporada cruzada, resaltó que entre las alianzas que hicieron posible el Año Colombia-Francia es valioso destacar la cooperación de las universidades.

    “Es súper importante trabajar con las universidades porque es donde están las generaciones futuras; hay más de 400 acuerdos entre instituciones de educación superior de ambos países y el mayor aliado es la U.N. con quien tenemos alrededor de 63. El reto es trabajar para continuar en el largo plazo esta relación franco colombiana”, dijo Buttin.

    Por su parte Rambert apuntó que el año Colombia-Francia participa también de algo como leer de nuevo las obras de los arquitectos y, en ese sentido, volver la mirada sobre trabajos valiosos en la historia colombiana como el del Simón Vélez con el bambú. “Podemos hablar igualmente de literatura, de cine, de fotografía, de danza y de muchas expresiones; y la iniciativa es maravillosa porque Colombia tiene mucho que aportarnos”.  

    Un edificio ¿cuántas vidas?, cuyo tema de fondo enfrenta la destrucción con la transformación, estará en la Sala U de la Facultad de Arquitectura hasta el 18 de agosto. 

    (FIN/CST)

    26 de mayo del 2017