Escudo de la República de Colombia
A- A A+

En los 10 municipios que conforman el área metropolitana del Valle de Aburrá habitan cerca de 50 mil campesinos, más del 70% se encuentra amenazado por la expansión urbana y la falta de políticas para comercializar sus productos agrícolas.

  • El corregimiento de Santa Elena es uno de los más afectados por la expansión y movimientos de los ciudadanos hacia las zonas rurales.

    El corregimiento de Santa Elena es uno de los más afectados por la expansión y movimientos de los ciudadanos hacia las zonas rurales.

  • Héctor Manuel Lugo, director de la Corporación Ecológica y Cultural Penca de Sábila y magister en Hábitat de la Facultad de Arquitectura de la U.N. Sede Medellín.

    Héctor Manuel Lugo, director de la Corporación Ecológica y Cultural Penca de Sábila y magister en Hábitat de la Facultad de Arquitectura de la U.N. Sede Medellín.

  • La ciudad de Medellín cuenta con cinco corregimientos (Altavista, San Sebastián de Palmitas, San Antonio de Prado, San Cristóbal y  Santa Elena).

    La ciudad de Medellín cuenta con cinco corregimientos (Altavista, San Sebastián de Palmitas, San Antonio de Prado, San Cristóbal y Santa Elena).

  • La Cátedra Agraria Tierra, Territorio y Agricultura es liderada por la Facultad de Ciencias Agrarias de la U.N. Sede Medellín.

    La Cátedra Agraria Tierra, Territorio y Agricultura es liderada por la Facultad de Ciencias Agrarias de la U.N. Sede Medellín.

    Así lo manifestó Héctor Manuel Lugo, director de la Corporación Ecológica y Cultural Penca de Sábila y magister en Hábitat de la Facultad de Arquitectura de la U.N. Sede Medellín, quien reconoce que en la capital antioqueña la ruralidad se presenta como una tragedia.

    “Cerca de 12.500 familias campesinas que habitan el Valle de Aburrá corren un gran riesgo de perder esta condición, pues la expansión urbana y un vacío en las políticas públicas y el presupuesto han generado que la misma ciudad no los vea como un apoyo sino como una amenaza al desarrollo”, comentó Héctor Manuel Lugo.

    Así mismo, el experto señaló que no apoyar la región campesina que se encuentra en los corregimientos de las ciudades, repercute directamente en el estilo de vida de estas personas y de una forma indirecta en el desarrollo de los centros urbanos.

    “Que los campesinos no cuenten con el suficiente apoyo de parte de las autoridades competentes, les genera perder, entre otras, su calidad de vida, pues son personas que han decidido vivir del campo y para el campo, de una manera autónoma y aprovechando lo que la tierra les provee” agregó el experto.

    Y agrega, “la ciudad perdería alternativas como sostenibilidad, manejo de bosques, servicios ambientales, alimentos frescos y de calidad y toda la tradición cultural que representa la comunidad campesina”.

    La ciudad de Medellín cuenta con cinco corregimientos (Altavista, San Sebastián de Palmitas, San Antonio de Prado, San Cristóbal y  Santa Elena) y este último es uno de los más afectados por la expansión y movimientos de los ciudadanos hacia las zonas rurales. Ante esta problemática Héctor Lugo reconoce que la culpa no es únicamente de las personas que se van a vivir al campo, sino de la falta de condiciones de la misma ciudad de origen.

    “Cuando una ciudad empieza a perder calidad de vida, la gente empieza a irse para otros lugares que brinden todo lo contrario a lo que su territorio les está brindando, que en el caso de una ciudad como Medellín, es una ciudad hacinada, congestionada, con aire contaminado y con poco esparcimiento”, concluyó Héctor Lugo.

    Esta temática fue abordada durante la Cátedra Agraria Tierra, Territorio y Agricultura, liderada por el Departamento de Ciencias Agronómicas de la Facultad de Ciencias Agrarias de la U.N. Sede Medellín. 

    (FIN/AGG)

    05 de mayo del 2017