Escudo de la República de Colombia
A- A A+

Pasión y paciencia son los sentimientos que dan forma al trabajo fotográfico de Francisco Arango, un tecnólogo en Saneamiento Ambiental que encontró en las imágenes la mejor manera de mostrar su amor por los insectos.

Como parte de la conmemoración del Día Internacional de los Museos, que se celebra el 18 de mayo, el Museo Entomológico de la Sede invitó al fotógrafo a exponer algunas de sus imágenes, recopiladas durante cinco años en más de 10 departamentos del país. La exposición Membrácidos, maravillas de la evolución” estará abierta al público hasta el 29 de mayo en el Espacio del Hombre de la Biblioteca Efe Gómez.

A Francisco el interés por estos animales le llegó por azar, sin embargo despertaron en él tal pasión y admiración que se especializó en fotografía macro. “Es un sentimiento inexplicable, parece que los caprichos de la evolución se perciben en cada uno y sus formas tan absurdamente mágicas son lo que me genera mayor atracción”, señala el fotógrafo, quien refleja en cada una de sus imágenes el amor por los insectos.

En un total de 50 fotografías quedaron consignadas diferentes especies de la familia membracidae, más conocidos como los bichos espina por su semejanza con estos elementos de la naturaleza. Los insectos capturados por el lente de Francisco miden entre cuatro milímetros y un centímetro y se caracterizan por exhibir colores, formas y texturas extraordinarias.

En el 2013 los insectos de este artista ya habían ocupado el Espacio del Hombre con la exposición “Macrofotografía de artrópodos”, la cual exploraba cuatro temáticas: cuidado parental, adaptaciones, depredación y cópula. El fotógrafo resalta la importancia del espacio y asegura que “es una satisfacción personal muy grande por la que vale la pena trabajar y alimentar la pasión”.

“La fotografía es la posibilidad de dejar plasmado lo sorprendente que es para mí este magnífico pequeño mundo que siempre está al lado de nosotros pero que no nos detenemos a observar”, precisa.