Escudo de la República de Colombia
A- A A+

226 hombres y mujeres de la ciudad fueron certificados en los procesos formativos de la Escuela de Gobierno y Equidad de Género de la Secretaría de las Mujeres y la Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín.

  • 226 hombres y mujeres de diversas comunas de la ciudad participaron en los procesos de formación.

    226 hombres y mujeres de diversas comunas de la ciudad participaron en los procesos de formación.

  • Gloria Luz Gómez Ochoa, secretaria de las mujeres.

    Gloria Luz Gómez Ochoa, secretaria de las mujeres.

  • A futuro la idea es continuar formando ciudadanos en temas sociales y políticos.

    A futuro la idea es continuar formando ciudadanos en temas sociales y políticos.

    Durante seis meses de trabajo se desarrollaron cursos, seminarios y diplomados en torno a temas como formación social y política, conflicto, violencia y paz y sensibilización en género y masculinidades, con el liderazgo de las facultades de Ciencias Humanas y Económicas y Minas.

    La Escuela de Gobierno y Equidad de Género es una herramienta institucional adscrita a la Secretaría de las Mujeres que busca impulsar el reconocimiento, re-significación y valoración del papel transformador de la mujer en la sociedad y su aporte al desarrollo. La U.N. Sede Medellín es la institución encargada de adelantar los procesos formativos y de cualificación de la ciudadanía para garantizar la participación de las mujeres como sujetos políticos, en los ámbitos político, económico, social y cultural.

    Édgar Ramírez, director académico de la Escuela y profesor titular de la Facultad de Ciencias Humanas y Económicas de la Sede, indicó que iniciativas de este tipo dan cuenta del compromiso de la Universidad  con el desarrollo humano, la participación política y la inclusión social.

    “Desde la universidad pública y del Estado hemos colocado el sello para tener unos programas donde la democracia, el desarrollo humano, la dignificación y el respeto sean elementos centrales, particularmente a un grupo poblacional como son las mujeres que  han estado muy excluidas del desarrollo y la participación”, agregó el académico.

    A propósito, los ciudadanos que hicieron parte del proceso formativo, reconocieron y resaltaron la necesidad de que se les forme y de participar más activamente en el devenir de la comunidad a la que pertenecen.

    Marco Elí Flórez Villegas, de Manrique Oriental, contó que si bien al principio no se interesó por participar, tras asistir a la primera reunión  salió convencido de continuar formándose en estos aspectos. Así mismo, se mostró complacido por los aprendizajes que, según él, son como una semilla que quiere hacer florecer entre sus vecinos.

    “Aprendí que hay que respetar el hogar y especialmente a la mujer porque a veces nos sobrepasamos y creemos que es un instrumento de la casa. Aprendí a controlarme y a hacer más cordial la relación con mis hijos. Aprendí que hay que respetar a los vecinos y dialogar en vez de pelear. Y aprendí que la vida es mejor en comunidad y vivirla bien”, contó Marco Elí.

    Por su parte, Estela Bedoya Rojas de Aranjuez destacó que la formación recibida es valiosa en tanto les da a los ciudadanos pautas para continuar y mejorar el  trabajo social y político con la comunidad. “Uno debe entender lo que se vive en la comuna ya que el proceso comunitario es primordial, de ahí surge la idea y la necesidad de hacer parte de este proyecto en el que aprendemos y nos hacemos formadores”. 

    La Escuela de Gobierno y Equidad de Género está abierta a hombres y mujeres en igual medida pues entiende que una sociedad igualitaria donde se rompan los estereotipos y se transformen los imaginarios se construye acercándonos y no remarcando las diferencias.

    “Graduar a más de 200 personas, entre hombres y mujeres, es muy significativo porque eso nos permite multiplicar el mensaje y que todas las personas puedan acceder a una información adecuada y cómo vivir mejor y establecer mejores relacionamientos entre hombres y mujeres”, señaló Gloria Luz Gómez Ochoa, de la Secretaría de las Mujeres, a propósito del proceso formativo que concluyó.

    Finalmente, el vicerrector de la Sede, John Willian Branch Bedoya, ratificó el compromiso social de la Institución e instó a la Alcaldía de Medellín a continuar fortaleciendo los vínculos con la Universidad para continuar desarrollando iniciativas conjuntas que impacten la región y el país. 

    (FIN/CST)

    21 de febrero del 2017