Escudo de la República de Colombia
A- A A+

Maker Space es una corriente que plantea abrir la tecnología y ponerla al servicio de todos de tal suerte que quien quiera atreverse a crear pueda hacerlo. El concepto, que se traduce como un espacio de creación, fue el que adoptó la Biblioteca Efe Gómez para adquirir un escáner láser y una impresora 3D que ahora están a disposición de la comunidad universitaria.

  • Biblioteca Efe Gómez adquirió escáner láser y una impresora 3D que ahora están a disposición de la comunidad universitaria.

    Biblioteca Efe Gómez adquirió escáner láser y una impresora 3D que ahora están a disposición de la comunidad universitaria.

  • El escáner hace una envolvente del objeto tridimensional, que permite manipularlo de digitalmente.

    El escáner hace una envolvente del objeto tridimensional, que permite manipularlo de digitalmente.

  • La impresora permite generar formas muy complejas sin necesidad de procesos de moldeado.

    La impresora permite generar formas muy complejas sin necesidad de procesos de moldeado.

    Según Sonia María Valencia, directora de la División de Bibliotecas de la U.N. Sede Medellín, la Biblioteca es un espacio democrático donde confluyen todas las disciplinas, lo cual les da la oportunidad a todos los estudiantes de acercarse a conocer la nueva adquisición de la Universidad y de acceder al servicio que presta, teniendo en cuenta, además, que este espacio de creación busca fomentar la cultura digital.

    Tomás Caballero, profesional de Cultura e Innovación de la Corporación Ruta N, quien participó en la inauguración del espacio comentó que hace unos 20 años en la ciudad se emprendió una lucha por generar un movimiento Maker Space; en las universidades, por su parte, apenas se está dando el paso.

    “Las instituciones de educación tienen la tecnología pero para el ejercicio puntual, abrirla para experimentar es un cambio de paradigma y protocolo y en Medellín la Nacional es la primera que pone a disposición en la biblioteca máquinas para empezar a crear y ahí ya hay un cambio muy bueno”, dijo Caballero.

    La impresora y el escáner tienen la capacidad de producir elementos como un marco para gafas, una matera, prótesis por partes, la carcasa de un celular, y otros de tamaño similar. A propósito, para enseñar a usarla se dictarán talleres y el servicio para los creadores estará habilitado de lunes a viernes de 8:00 a.m. a 12:00 m. y de 1:00 p.m. a 5:00 p.m.

    Para Byron Rivas, estudiante de Ingeniería Mecánica, el acercamiento que propone la Universidad con este tipo de tecnología es muy positivo: “estos métodos permiten que personas ajenas a los campos de la manufactura puedan crear piezas complejas con conceptos básicos de modelado 3D a un bajo costo y con un tiempo preciso y es una ventaja que contemos con este servicio a un nivel tan accesible”, dijo.

    El profesor Edgar Alonso Meneses, coordinador académico del FabLab y vicedecano de la Facultad de Arquitectura, explicó el funcionamiento de la impresora. “Está equipada con un escáner láser que permite hacer ingeniería inversa y es que yo tengo un determinado producto y a través del escaneo digital en 3D lo puedo llevar al computador, manipularlo, transformarlo y generar otro producto a partir de allí que gracias a la impresora puedo materializar”.

    Uno de los valores importantes de la impresora 3D es poder hacer rápidamente objetos sin necesidad de moldes, incluso generar elementos de geometrías complejas en los que el límite es la imaginación. 

    (FIN/CST)

    9 de noviembre del 2016