Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
A- A A+

Esta importante colección audiovisual del primer noticiero regional de Colombia fue entregada al Laboratorio de Fuentes Históricas de la Facultad de Ciencias Humanas y Económicas –FCHE-, que estará encargado de su custodia, mantenimiento, estudio y divulgación.

  • El archivo de Coopercolt se sumará a otros acervos que ya hacen parte del Laboratorio: el Archivo de Fabiola Lalinde, el Archivo Histórico de la Corporación Región y el de la Corporación Vamos Mujer-Movimiento Social de Mujeres. Foto: cortesía Laboratorio de Fuentes Históricas.

    El archivo de Coopercolt se sumará a otros acervos que ya hacen parte del Laboratorio: el Archivo de Fabiola Lalinde, el Archivo Histórico de la Corporación Región y el de la Corporación Vamos Mujer-Movimiento Social de Mujeres. Foto: cortesía Laboratorio de Fuentes Históricas.

  • Coopercolt surgió en 1985 como programadora con el primer canal de la televisión regional en Colombia, Teleantioquia, y fue liquidada en 2006 por la Superintendencia Solidaria. Foto: cortesía Laboratorio de Fuentes Históricas.

    Coopercolt surgió en 1985 como programadora con el primer canal de la televisión regional en Colombia, Teleantioquia, y fue liquidada en 2006 por la Superintendencia Solidaria. Foto: cortesía Laboratorio de Fuentes Históricas.

  • “Este archivo documenta al detalle con la imagen y sonido en movimiento, la vida política social económica del país a finales del siglo XX”, Oscar Calvo. Foto: cortesía Laboratorio de Fuentes Históricas.

    “Este archivo documenta al detalle con la imagen y sonido en movimiento, la vida política social económica del país a finales del siglo XX”, Oscar Calvo. Foto: cortesía Laboratorio de Fuentes Históricas.

    El material pertenecía a la Cooperativa de Periodistas de Antioquia –Coopercolt-, que fue adquirido por Ignacio Restrepo Londoño, propietario de Video Base, una de las empresas más antiguas y respetadas del sector audiovisual en la ciudad, quien donó cerca de 4500 videocasetes que contienen miles de horas de grabaciones originales sobre la infraestructura, los barrios, las empresas, la publicidad, las artes, la educación, el conflicto armado, el narcotráfico, la vida material y las comunicaciones en Antioquia entre 1981 y 2002.

    “Hace 20 años adquirí los activos de un proceso de liquidación de la empresa Coopercolt y dentro de esto se encontraba el archivo del Informativo de Antioquia. Los resguardé hasta que pudiera encontrar la institución o entidad adecuada para realmente hacer el trabajo extenso que hay que hacer, pues son más de 4 mil horas de grabaciones que tienen que ser revisadas, catalogadas e indexadas, y así es como llego al Laboratorio de Fuentes Históricas, quien hace un trabajo excepcional y riguroso hablando en términos de conservación histórica y de creación de archivos de acceso al público en general”, explicó Ignacio Restrepo López.

    El anuncio de esta donación fue hecho por Óscar Calvo Isaza, coordinador del Laboratorio, durante el XIX Encuentro Nacional de Archivos Audiovisuales, que reúne a las principales instituciones dedicadas al estudio y divulgación del patrimonio audiovisual colombiano en la sede de RTVC, en Bogotá.

    “El material del archivo refleja una de las épocas más densas de la historia colombiana contemporánea, así que es una muy buena noticia para la investigación y las posibilidades de creación en pedagogía y enseñanza, porque contiene una gran cantidad de registros poderosos que nos van a permitir ser sensibles a esa época que parece reciente, pero que de alguna manera ya también está situada en el pasado del informativo”, dijo el docente Calvo Isaza.

    Lo primero que se hará con el archivo es realizar una intervención que demanda gran capacidad tecnológica y académica, pues se tendrá que sistematizar la información y luego transferirla a medios digitales, sin embargo, aunque el trabajo es arduo, no se esperará para poder disponerlo al servicio del público.

    “En la medida de lo posible la idea es poderlo integrar a los procesos de docencia, de investigación y extensión de la Universidad, por ejemplo, ya se ha empezado a trabajar con un grupo pequeño de estudiantes que se involucran con el tema de la televisión y el archivo, pero la invitación está abierta a todos los investigadores y actores institucionales y empresariales para que contribuyan a la divulgación de este fondo documental”, agrega Oscar Calvo Isaza.

    Con los cambios drásticos de la tecnología y su relación con la producción de la televisión, en el país se han perdido gran cantidad de archivos que narran la historia reciente, sin embargo, el compromiso de algunas personas e instituciones por salvaguardarlo hace posible este tipo de donaciones.

    “He podido conocer la historia de muchos archivos que se han perdido y han sido borrados para reutilizar los casetes, pero de mi parte tengo un compromiso moral y profesional de tratar de que todo lo que se haga se quede para generaciones futuras, es por esto que el Laboratorio de Fuentes Históricas se va convirtiendo en la mejor opción del departamento para salvaguardar imágenes audiovisuales importantes para nuestra memoria”, concluye Ignacio Restrepo López.

    (FIN/DQH)

    5 de enero de 2023