Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
A- A A+

Motivado por promover el acceso a la educación superior pública para jóvenes de territorios alejados de las ciudades, Andrés García Vallejo, actual estudiante de Ingeniería Mecánica de la Facultad de Minas de la UNAL Medellín, comenzó recientemente y de manera voluntaria en su municipio: Sevilla (Valle del Cauca), una labor de divulgación acerca de la oferta académica de la Sede, el examen de admisión, los beneficios que presta Bienestar Universitario y, en general, la vida universitaria.

  • Andrés García Vallejo ofreció la orientación a varios grupos de grado once de las distintas instituciones educativas. Foto: cortesía Andrés García Vallejo.

    Andrés García Vallejo ofreció la orientación a varios grupos de grado once de las distintas instituciones educativas. Foto: cortesía Andrés García Vallejo.

  • Los estudiantes de once recibieron plegables y folletos con información de la UNAL.  Foto: cortesía Andrés García Vallejo.

    Los estudiantes de once recibieron plegables y folletos con información de la UNAL. Foto: cortesía Andrés García Vallejo.

  • Andrés García Vallejo acudió a colegios públicos y privados de Sevilla. Foto: cortesía Andrés García Vallejo.

    Andrés García Vallejo acudió a colegios públicos y privados de Sevilla. Foto: cortesía Andrés García Vallejo.

    Cuando era un colegial Andrés no conocía sobre la existencia de la Universidad ni de la Sede. El colegio en el que estudió el bachillerato es privado y, por ende, comenta, a las ferias universitarias asistían instituciones de ese mismo carácter. De la UNAL Medellín se enteró en televisión, por una noticia. Fue, para él, una bonita casualidad, teniendo en cuenta que quiso estudiar ingeniería mecánica desde que era un niño, “veía cómo hacían cosas y me encantaba”, dice.

    “Cuando llegué acá me enamoré de la Universidad tan bonita, la gente tan chévere, y lo primero que pensé fue en llevar información al pueblo. Quise contar lo que a mí me hubiera gustado que me hubiesen dicho, no solo con respecto a la UNAL sino con las universidades públicas en general, y a los precios, porque a uno lo que le decían en el colegio es que los semestres costaban mínimo 10 millones de pesos”, añade.

    Su idea inicial fue asistir al colegio del que egresó. No obstante, pudo contarse con docentes y directivos de los colegios privados San Carlos y San Luis, y con las instituciones educativas Sevilla sede Liceo Mixto, Heraclio Uribe Uribe y General Santander, donde despejó dudas de los estudiantes de grado once sobre asuntos como las matrículas y los créditos. Su propósito, como lo comenta, “era hacerlo muy de tú a tú, y además de responder inquietudes sobre el ingreso a la U, contarles sobre la vida universitaria, porque uno en el colegio está en una burbuja”.

    García Vallejo planteó su idea en la Dirección de Investigación y Extensión, y allí le ofrecieron la asesoría necesaria. Zorelly Andrea Jaramillo Cuervo, profesional especializada de la dependencia y coordinadora de programas de presencial institucional, cuenta que “lo nombramos embajador de la UNAL”. Lo que le llamó la atención, cuenta, es que además de visitar los colegios de Sevilla, él visitó la Institución Educativa Normal Superior María Inmaculada de Caicedonia, el municipio vecino.

    El estudiante habló, por ejemplo, sobre la calidad educativa de la UNAL, del Programa Especial de Admisión y Movilidad Académica (PEAMA), la oferta académica, las becas y los apoyos económicos que ofrece la Universidad como los de transporte y vivienda, entre otros. No obstante, fue más allá de la oferta académica de la UNAL Medellín y difundió la de las demás sedes.

    A través de una carta, el coordinador de la Institución Educativa Sevilla sede Liceo Mixto, José Mario Arias Zutta, dejó constancia de que “acorde a comentarios de estudiantes, Andrés fue amable y despejó con claridad las dudas”

    También lo manifestó Claudia María Riaño Márquez, docente orientadora de la Institución Educativa General Santander de Sevilla, mediante una misiva enviada a la UNAL Medellín, en la que resaltó y agradeció la visita y expresó que la actividad “fue muy bien recibida por nuestros educandos, quienes tuvieron la oportunidad de conversar con su embajador para resolver dudas y motivarse frente a la posibilidad de ingresar a tan prestigiosa Universidad”.

    La estrategia de acercar la Universidad a las regiones, según la funcionaria Jaramillo Cuervo, es pertinente en la medida en que, en los territorios, al tener pocas posibilidades de visibilidad de la oferta de instituciones de educación superior pública, “no hay motivación”. No habla solo de dar a conocer los pregrados, sino de los beneficios que la Universidad ofrece, porque “lo más importante es que los prepara hasta para el examen de admisión, con la herramienta del simulacro”.

    A partir de la experiencia y la labor que García Vallejo llevó a cabo, Jaramillo Cuervo manifestó que, con la Red Cultural UNAL se está gestando un grupo de voluntariado para realizar las mismas actividades en diferentes sitios del país. Expone que la idea es “generar una escuela donde (los embajadores) se puedan formar y llevar los programas de la Universidad a sus municipios”.

    (FIN/KGG)

    13 de septiembre de 2022