Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
A- A A+

En la UNAL Medellín se aprovechó la idea de realizar el Primer Congreso de Producción Animal de Colombia (Copaco) para celebrar los 60 años de la zootecnia en el país, programa académico creado el 2 de julio de 1962 por la Sede.

  • El evento se realizó en el auditorio central del bloque 12 y en las aulas de ese mismo espacio. Foto: cortesía Oficina de Comunicaciones de la Facultad de Ciencias Agrarias.

    El evento se realizó en el auditorio central del bloque 12 y en las aulas de ese mismo espacio. Foto: cortesía Oficina de Comunicaciones de la Facultad de Ciencias Agrarias.

  • El Congreso buscó reunir a profesionales, investigadores y empresas del sector, entre otros. Foto: cortesía Oficina de Comunicaciones de la Facultad de Ciencias Agrarias.

    El Congreso buscó reunir a profesionales, investigadores y empresas del sector, entre otros. Foto: cortesía Oficina de Comunicaciones de la Facultad de Ciencias Agrarias.

  • Hubo conferencistas internacionales y nacionales. Foto: cortesía Oficina de Comunicaciones de la Facultad de Ciencias Agrarias.

    Hubo conferencistas internacionales y nacionales. Foto: cortesía Oficina de Comunicaciones de la Facultad de Ciencias Agrarias.

  • En el bloque 11 se ubicaron puestos en los que se otorgó información de las empresas que apoyaron la realización del Copaco. Foto: cortesía Oficina de Comunicaciones de la Facultad de Ciencias Agrarias

    En el bloque 11 se ubicaron puestos en los que se otorgó información de las empresas que apoyaron la realización del Copaco. Foto: cortesía Oficina de Comunicaciones de la Facultad de Ciencias Agrarias

    En el Congreso participaron nueve invitados nacionales y nueve internacionales provenientes de países como Brasil, España y Uruguay, quienes expusieron conferencias acerca de diferentes temáticas relacionadas con avicultura, pequeños y grandes rumiantes, bovinos de leche, carne y búfalos, porcinos, equinos, piscicultura y coturnicultura, que tiene que ver con las codornices.

    Por otra parte, en el evento se abordó un módulo “poco convencional, pero de gran importancia, como lo son las especies productivas no convencionales que incluyen apicultura, pseudorumiantes, patos y avestruces”, cuenta Jaime Eduardo Parra Suescún, profesor del Departamento de Producción Animal de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNAL Medellín.

    Adicionalmente, se realizaron cursos pre-congreso sobre bienestar y producción animal de porcinos y bufalina, además, conferencias de apertura y plenarias de docentes de la Facultad y de egresados sobresalientes.

    Uno de los profesionales destacados fue Andrés Gómez Zapata, quien ahora se desempeña como docente en la Universidad de Minnesota en ciencias animales. Él habló de su experiencia e hizo un recuento sobre cómo luego de haberse graduado de zootecnia con énfasis en tecnología de leches, se involucró en la docencia y más recientemente decidió dedicarse a la microbiología microbiana para indagar por los microbios del suelo como indicadores del potencial biorremediador. También, cuenta, ha analizado el microbioma de primates salvajes y actualmente, de rumiantes y de cerdos.

    Asimismo, durante otra intervención, se refirió acerca de cómo se puede analizar, precisamente, el microbioma de rumiantes, “desde el punto de vista de las redes metabólicas para entender mejor cómo ocurre la ganancia de peso y los parámetros zootécnicos que caracterizan al ganado de carne”, dijo. Su conferencia se denominó Microbimas: del suelo de Moravia a las junglas de África.

    Aportes

    Lo que hizo el Copaco, de acuerdo con Albeiro López Herrera, profesor del Departamento de Producción Animal de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNAL Medellín, fue mostrarle a la sociedad “la importancia, que la zootecnia es la base de la salud pública humana, porque debemos producir alimentos en suficiente cantidad y que sean inocuos”.

    En Colombia no había, hasta ahora, un evento académico específicamente sobre producción animal, por lo que, comenta, “nos veíamos obligados a asistir a otros donde los zootecnistas podíamos presentar lo que hacemos en investigación, docencia y extensión”.

    En ese sentido, la proyección es institucionalizarlo y realizarlo cada dos años para reunir a docentes, estudiantes, investigadores, profesionales del sector y empresas relacionadas para abordar temas de actualidad en la producción animal, incluso en especies no convencionales y de compañía.

    Lo anterior, porque de acuerdo con Ariel Marcel Tarazona, profesor del Departamento de Producción Animal de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNAL Medellín, la zootecnia es una profesión que atiende varias necesidades de la población humana, en lo que tiene que ver con el consumo de proteína de alta calidad, pero también de animales de trabajo o de los cuales se obtienen productos como lana, cuero o miel.

    Un evento que también se piensa la educación

    La profesora Mónica Reinartz Estrada, también del Departamento de Producción Animal de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNAL Medellín, fue una de las conferencistas invitadas. Su charla se denominó “Educación Superior, escenarios didácticos futuros en los programas de ciencias animales” y se refirió específicamente al caso de la Sede, que fue la pionera en ofertar el programa de zootecnia en Colombia.

    Reinartz Estrada abordó tres momentos. El primero fue a partir de 1962, cuando primaron las clases magistrales y se usaban algunos laboratorios y centros agrarios. El segundo fue de 1992 a 2010, en el cual aumentó la planta de profesores con estudios de doctorado y se diversificaron las metodologías didácticas y se comenzó a hablar de aprendizaje basado en problemas e interdisciplinariedad. El tercer periodo al que se refirió finalizó en el 2021, cuando comenzó a tener más auge la modelación matemática.

    Los escenarios futuros que comienzan en el 2022 tienen que ver, de acuerdo con la docente, con “rehumanizar la educación, generar mayor y mejor formación docente en didáctica universitaria y cambiar los conceptos de aula, se fusiona la teoría y la práctica y se pueden emplear metodologías que mezclan la presencialidad y la virtualidad”. Los nuevos desafíos, plantea, son fortalecer las habilidades comunicativas.

    En otro sentido, además del Copaco, hay otros espacios para reflexionar sobre la zootecnia y específicamente lo que esta ha significado como programa. Según el profesor López Herrera, hay, adicionalmente, varias celebraciones en el marco de los 60 años, como también lo es el volumen de una revista académica, cuyo contenido estará centrado en el aporte del pregrado.

    (FIN/KGG)

    2 de agosto de 2022