Escudo de la República de Colombia
A- A A+

Egresados ilustres han contribuido a la región y, en general, al país. Varios de ellos, así como estudiantes y docentes, celebraron la trayectoria del pregrado, pero además reflexionaron sobre el futuro y los desafíos del programa, entre los que se encuentra fortalecer asuntos éticos y propender por la equidad de género.

  • Entre los objetivos del programa de Ingeniería Civil está formar profesionales con conocimientos y sentido de responsabilidad social. Foto: cortesía Facultad de Minas.

    Entre los objetivos del programa de Ingeniería Civil está formar profesionales con conocimientos y sentido de responsabilidad social. Foto: cortesía Facultad de Minas.

  • Paula Andrea Morales García, egresada destacada, contó su experiencia profesional en Francia. Foto: reproducción.

    Paula Andrea Morales García, egresada destacada, contó su experiencia profesional en Francia. Foto: reproducción.

  • En el conversatorio participaron egresados, estudiantes y profesores. Foto: reproducción.

    En el conversatorio participaron egresados, estudiantes y profesores. Foto: reproducción.

  • Óscar Echeverry Ramírez, director del Departamento de Ingeniería Civil de la Facultad de Minas de la UNAL Medellín.

    Óscar Echeverry Ramírez, director del Departamento de Ingeniería Civil de la Facultad de Minas de la UNAL Medellín.

    Si bien para el desarrollo de Antioquia la minería fue fundamental, cuando el cultivo del café llegó al territorio, hacia el siglo XIX, el sector permitió el impulso de infraestructura de vías como el Ferrocarril de Antioquia, sobre el cual, “recayó el peso en la Facultad de Minas”, pero además la consolidación empresarial estuvo entre los aportes de egresados de Ingeniería Civil, según Carlos Felipe Londoño Álvarez, egresado y rector de la Universidad EIA.

    Él destacó un caso específico: el de los grupos SURA, Nutresa y Argos, ahora denominados en su conjunto como Grupo Empresarial Antioqueño, que ha contribuido con el progreso de la región, y en cuya conformación hubo, precisamente, ingenieros civiles de la Facultad de Minas.

    Y si bien es un referente importante, para Jhonny Fernando Zapata Salas, representante estudiantil suplente ante el Comité Asesor del programa curricular de Ingeniería Civil de la Facultad de Minas, “aparte de la trayectoria, lo que debemos reconocer como estudiantes es que estar en hombros de gigantes nos pone una gran responsabilidad para seguir escalando. No solo podemos mirar atrás y decir ¡qué chévere! sino preguntarnos ¿nosotros que vamos a hacer?”.

    Teniendo en cuenta la importante trayectoria del pregrado y los aportes desde la interdisciplinariedad, Enrique Posada, director de la Sociedad Antioqueña de Ingenieros y Arquitectos, aseguró, a grandes rasgos, que “la ingeniería civil está representada en gran infraestructura que las personas pueden apreciar, admirar y utilizar, y es hermoso ese papel de la Facultad de hacer que el país crezca, pero también está en el mundo de lo muy pequeño como es el tema de la nanotecnología y la frontera con los otros campos del conocimiento”.

    Por otro lado, en general se ha reconocido la calidad académica de la UNAL. Sin embargo, la egresada Paula Andrea Morales García se refirió a la del pregrado. Agradeció a los docentes porque “como profesionales estamos muy bien capacitados en todas las áreas de la Ingeniería Civil y por eso sobresalimos”.

    Desafíos

    Además de celebrar los 110 años, la decana de la Facultad de Minas, Verónica Botero Fernández, mencionó que esta es una oportunidad “para hacer un alto en el camino y pensar qué hemos hecho bien, qué podemos mejorar y que se debe cambiar. Una de esas cosas es la brecha de género”, que persiste a pesar de que Sonny Jiménez de Tejada fue la primera ingeniera civil, graduada en 1946, cuando las mujeres aún ni siquiera podían votar.

    Acerca de la inequidad de género también se refirió la egresada María Victoria Vélez Otálvaro, quien en el momento en el que estudió la carrera hubo, con ella, solo cuatro mujeres de 90 alumnos. “Fue duro porque la Facultad de Minas era casi que exclusivamente para hombres y porque fue un programa muy exigente”, afirmó.

    Asimismo, la decana considera que se debe construir un “ambiente más colaborativo que competitivo para apalancar proyectos, dar una mirada distinta de país y generar espacios de diálogo”, agregó.

    Algo similar considera el egresado Londoño Álvarez, pues afirmó que más allá del beneficio de un programa o una universidad, las ventajas son para los jóvenes que se forman, los proyectos que se investigan y en general para la sociedad. En ese sentido, “el futuro está en alianzas, no en divisiones”.

    Por su parte, Enrique Posada Restrepo, manifestó que es necesario reflexionar sobre el empleo, lo que es un llamado a la acción de la ingeniería, y concretamente, a la civil, que tiene responsabilidades con las obras de infraestructura y de grandes proyectos, “pese a que en el medio hay tendencia a despreciarlos y a pensar que no se deben hacer. También hay que animar el ámbito empresarial en los jóvenes”.

    Otro asunto en el que se debe trabajar, en cuanto a la formación, es en la ética, de acuerdo con la Decana, quien no lo plantea como una materia, sino como algo que permee el currículo. Asimismo, propender por la visión de desarrollo sostenible y replantear la disposición de residuos, y “mirar el territorio como un sistema complejo donde todos tenemos algo que decir”.

    El orgullo de ser egresado de Ingeniería Civil

    Lucio Chiquito Caicedo, ingeniero civil y de Minas, egresado en 1941, felicitó al programa de Ingeniería Civil de la Facultad de Minas e invitó a directivos, docentes, egresados y estudiantes a seguir desarrollando los ideales del trabajo con rectitud y a ejercer en los territorios “con responsabilidad y pasión la ingeniería para la vida”.

    También se unió a la celebración Federico Restrepo Posada, egresado y rector de la Universidad de Medellín, quien expresó su orgullo por haber egresado de ese programa y por “haber estado durante años importantes de mi vida compartiendo con mis compañeros y profesores. Es un programa que a lo largo de 110 años ha contribuido a la consolidación de la región y de Colombia”, dijo.

    Asimismo, en el espacio virtual participaron varias personas que, como Jaime Amaya Gómez, destacaron, por ejemplo, al grupo de docentes. “los que tuve allí cuando fui estudiante, más que profesores fueron, y son para mí, grandes maestros y mentores de vida”.

    La celebración de la efeméride, los comentarios y reflexiones se dieron durante el espacio virtual, Conversatorio 110 años de Ingeniería Civil: más que historia, un futuro, el cual fue mediado por Óscar Echeverry Ramírez, director del Departamento de Ingeniería Civil de la Facultad de Minas de la UNAL Medellín.

    (FIN/KGG)

    8 de septiembre del 2021