Escudo de la República de Colombia
A- A A+

El reconocimiento otorgado por el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) garantiza el cumplimiento de la normativa en la producción porcina como la sanidad animal, su correcta identificación y alimentación, además de los requisitos sanitarios de las instalaciones y del personal que allí labora.

  • El ICA otorgó la certificación de buenas prácticas a la Estación Agraria San Pablo por tres años más. Cortesía: Verónica González.

    El ICA otorgó la certificación de buenas prácticas a la Estación Agraria San Pablo por tres años más. Cortesía: Verónica González.

  • En los próximos meses la Estación Agraria San Pablo adelantará el proceso de certificación ante la Asociación de Porcicultores de Colombia Porkcolombia.

    En los próximos meses la Estación Agraria San Pablo adelantará el proceso de certificación ante la Asociación de Porcicultores de Colombia Porkcolombia.

  • Los cerdos producidos en Antioquia son libres de peste porcina clásica sin vacunación.

    Los cerdos producidos en Antioquia son libres de peste porcina clásica sin vacunación.

    Desde el 2016 San Pablo cuenta con esta certificación de buenas prácticas, que en esta ocasión fue concedida por tres años más, y es vigilada por el Ministerio de Agricultura bajo la resolución 076509, que establece los indicadores que tuvo que cumplir la Estación Agraria ubicada en Rionegro, para continuar con su labor formativa y productiva en la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNAL Medellín.  

    “En la evaluación nos reconocieron que al ser una planta académica y en comparación con las otras existentes en el departamento, tenemos muy definidas nuestras funciones dentro de la granja, con especialistas encargados para cada proceso, lo que facilita muchísimo la producción y la inocuidad del producto, es decir que no lleve a los humanos ninguna enfermedad o contaminación química, fisiológica o patológica”, asegura VerónicaGonzález Cadavid, profesora del Departamento de Producción Animal y coordinadora del Programa Porcícola. 

    Cumplir la norma, clave para el bienestar animal y humano 

    El listado de verificación para obtener esta certificación cuenta con criterios fundamentales, mayores y menores referentes a la producción primaria, que refiere al momento desde que nace el cerdo hasta que sale para las plantas de beneficio cuando alcanza entre 100 y 120kg. 

    Para conseguirla, la Sede tuvo que cumplir al menos 60% de los criterios en general, cumpliendo en un 100% los fundamentales y los mayores al 80%. 

    Entre los ítems que el ICA verifica en el buen manejo de la producción porcícola se encuentran: 

    • Sanidad animal: contar con un plan sanitario, un registro único de vacunación de enfermedades de control, tener un control de morbilidad y mortalidad y un área de enfermería o tratamiento. 
    • Identificación: reconocimiento de los animales y del lote al que pertenecen, también las fichas de control de los individuos reproductores. 
    • Bioseguridad: garantiza la delimitación del predio, la desinfección de vehículos, utensilios y herramientas, además de las medidas sanitarias para el ingreso del personal y del material genético. 
    • Buenas prácticas en medicamentos veterinarios: vela porque todos los productos usados estén registrados en el ICA, además de su vigencia, lugar de almacenamiento, tiempo de uso y retiro de los medicamentos, y la autorización veterinaria de la aplicación de todos los fármacos y pequeñas intervenciones quirúrgicas. 
    • Buenas prácticas para la alimentación animal: comprueba el registro ICA y buen estado de los alimentos comerciales, el uso de subproductos, insumos agrícolas, el inventario de materias primas y el almacenamiento y calidad del agua. 
    • Saneamiento:verifica si el predio se encuentra en zonas no contaminadas, la condición y limpieza de las áreas y utensilios de la producción, la protección y conservación de fuentes hídricas, la disposición del estiércol, los residuos sólidos y el manejo de plagas y roedores. 
    • Bienestar animal: garantiza la adaptación de los cerdos, las superficies y espacios disponibles, el agrupamiento social, las enfermedades y parásitos, el sacrificio humanitario, los procedimientos que produzcan dolor y sufrimiento y la relación positiva entre humanos y animales. 
    • Requisitos de personal: evalúa la capacitación de los empleados para la labor que realizan además del uso correcto de los implementos de producción y de seguridad. 

     “Para esta nueva resolución hubo una verificación de los manuales de manejo de todos los procesos y protocolos de la granja, lo que permite una coherencia en el quehacer de las labores. También, el componente de bienestar animal se volvió fundamental, pues ellos velan porque se les esté dando un cuidado integral en todas sus etapas en la granja”, dice Verónica González Cadavid. 

    La validación a las buenas prácticas ganaderas en la producción porcina por parte de instituciones como el ICA, motivan y fortalecen el trabajo de los empleados de San Pablo, como es el caso de Otoniel Ciro Cano, coordinador de la estación agraria desde hace 28 años. 

    “Es una alegría inmensa para el centro, demostrando que estamos haciendo las cosas muy bien, con un gran trabajo en equipo desde la Facultad de Ciencias Agrarias, Ceagro, los operarios y la docente, aportando cada uno desde su labor a la investigación, extensión y docencia del sector porcícola de la región”.

    No cumplir con los criterios de evaluación para la certificación puede incurrir en multas y cierres definitivos de las granjas productoras, pues estos requisitos responden a la necesidad de no propagar enfermedades zoonóticas, (que pasan del animal al humano). 

    En los próximos meses la Estación Agraria San Pablo adelantará el proceso de certificación ante la Asociación de Porcicultores de Colombia Porkcolombia, para conseguir la recertificación en buenas prácticas en mejoramiento en seguridad, sanidad y productividad, y seguir posicionando esta entidad académica e investigativa como una de las más importantes en la enseñanza y producción porcícola en el país. 

    (FIN/DQH)

    28 de abril del 2021