Escudo de la República de Colombia
A- A A+

La pedagogía como un campo de conocimiento específico aporta herramientas a la formación de estudiantes universitarios, generando competencias que abarcan no solo prácticas básicas sino saberes articulados y conversaciones horizontales. 

  • Guillermo Echeverri Jiménez, profesor Facultad de Educación Universidad Pontoficia Bolivariana. Foto: reproducción.

    Guillermo Echeverri Jiménez, profesor Facultad de Educación Universidad Pontoficia Bolivariana. Foto: reproducción.

  • La charla fue organizada por el Programa de Cualificación Pedagógica de la Facultad de Arquitectura.

    La charla fue organizada por el Programa de Cualificación Pedagógica de la Facultad de Arquitectura.

  • La pedagogía es fundamental en los procesos de enseñanza de la educación superior.

    La pedagogía es fundamental en los procesos de enseñanza de la educación superior.

     

    Este tema ha sido vital en la investigación y formación del docente de la Facultad de Educación de la Universidad Pontificia Bolivariana, Guillermo Echeverri Jiménez, que asegura que antes de hablar de pedagogía es importante poner límites teóricos y prácticos entre esta y el término educación, pues suelen darlas por sinónimos. 

    “La educación es un campo más amplio, por principio y términos históricos es un aspecto que todos podemos tener debido a que el pensamiento y lenguaje dan una condición educable. Este es un terreno grande que nos compromete a todos los seres humanos”, afirma el profesor Echeverri. 

    Con el término pedagogía se entiende inicialmente que se relaciona con el escenario de la escuela, los maestros y el currículo. Sin embargo, Echeverri asegura que es un saber en diálogo, que necesita de otro conocimiento, “no hay ejercicio pedagógico en sí mismo, depende del tema de la enseñanza”, precisa. 

    El imaginario de la pedagogía como un asunto para tener concentrados a los niños, y mantenerlos motivados cambió a partir de 1998, cuando Jaime Niño Diez como ministro de educación señaló que el saber fundante de los maestros era la pedagogía.

    La educación superior cambió después de esta declaración, pues hasta ese entonces se necesitaba solo un conocimiento específico para ser docente, ahora en los procesos de selección hay requerimientos investigativos y pedagógicos. 

    Actualmente las instituciones de educación superior han construido un escenario para que los programas tengan un componente y prácticas pedagógicas adecuadas, pues se necesita un énfasis en los procesos de enseñanza para que el otro aprenda adecuadamente. 

    En ese sentido, Guillermo Echeverri se plantea la pregunta de “¿es suficiente para ser docente el saber específico? Sí, en algunos casos, siempre y cuando se esté transmitiendo el mensaje correctamente con prácticas pedagógicas, usando modelos de enseñanza positivos”, dice. 

    En un escenario ideal de pedagogía universitaria, el profesor Echeverri quien es magister en Desarrollo y Educación y candidato a doctor en Educación encamina estrategias como: 

    • Una didáctica-traducción del saber que el docente posee para las necesidades del contexto y cognición de los estudiantes. 
    • El diálogo entre los profesores: fortalecer la comunidad académica. 
    • Conversación con los estudiantes: escucharlos y reconocer sus problemas reconociendo y potenciando los saberes previos. 
    • Conversación con uno mismo, autoevaluación. 

    “El aprendizaje se consolida cuando se devuelven los trabajos, las tareas y las maquetas haciendo una retroalimentación y un diálogo entre profesores y estudiantes al respecto. Además, sería ideal un acercamiento constante de profes universitarios y de niveles iniciales”, comenta Guillermo Echeverri. 

    Estas reflexiones se dieron durante la conferencia “La educación y la pedagogía en la educación superior: posibilidades y límites”, realizada a finales de 2020 y organizada por el Programa de Cualificación Pedagógica de la Facultad de Arquitectura de la Sede. 

    (FIN/DQH)

    12 de enero del 2021