Escudo de la República de Colombia
A- A A+

Las posibilidades que trae la innovación en un proceso, institución o compañía acrecientan las ventajas de estas ante un mundo empresarial que día a día compite por dar soluciones adecuadas a problemas ambientales, económicos y sociales. 

  • En la cátedra, moderada por el docente Oscar Jaime Restrepo, se reconoció el esfuerzo y compromiso de las empresas colombianas frente al tema. Foto: reproducción.

    En la cátedra, moderada por el docente Oscar Jaime Restrepo, se reconoció el esfuerzo y compromiso de las empresas colombianas frente al tema. Foto: reproducción.

  • “La innovación debe crear un caos controlado, mantener conversaciones difíciles y ruptura de paradigmas que partan de las nuevas ideas”, dice Lucas Yepes. Foto: reproducción.

    “La innovación debe crear un caos controlado, mantener conversaciones difíciles y ruptura de paradigmas que partan de las nuevas ideas”, dice Lucas Yepes. Foto: reproducción.

    Tener una idea innovadora puede ser producto de la suerte o de la búsqueda constante de la misma, en ambos casos, expertos en el tema aseguran que la clave del éxito es el correcto relacionamiento interno y externo, que permite que la innovación tenga su propio ecosistema, facilitando su desarrollo. 

    En clave de esto, las ideas innovadoras para el mercado laboral no solo deben venir de las propias compañías, sino que sectores como la academia y la política también tienen participación, pues aportan recursos humanos y lineamientos valiosos para llevarlas a cabo.

    Desde la academia los aportes a la innovación pueden ser teóricos, pero también prácticos, como sucede con el Grupo de Investigación Innovación y Gestión Tecnológica, de la Facultad de Minas de la UNAL Medellín, en el que a través de cuatro líneas de trabajo reflejadas en tesis doctorales y de maestría exponen y analizan las condiciones actuales para innovar en la ciudad y el país: 

    • Gestión de la innovación: Se interesa por la pregunta de ¿cómo innovar en la organización?, con un interés particular por el proceso de cómo se llega a las ideas novedosas. 
    • Gestión de investigación y desarrollo experimental: esta se enfoca y analiza la gestión en universidades, laboratorios y departamentos de grandes empresas. 
    • Emprendimiento: analiza y estudia las dificultades de modelos y planes de negocio. 
    • Dinámicas sociales y políticas de ciencia, tecnología e innovación: trabaja como las políticas públicas y impactan en el desarrollo social y ambiental en las regiones, creando modelos computacionales que hagan simulaciones para entender estas situaciones. 

    “Cuando hablamos de sistemas de innovación el aprendizaje es un aspecto fundamental, pues los actores aprenden es con la interacción entre ellos mismos y con el mercado. La innovación es una consecuencia de la ciencia y la tecnología, por esto es vital esta relación, procurando una especialización del conocimiento, que no todos sepan los mismo”, afirma Walter Ruiz, Ph.D en Innovación y profesor de la Facultad de Minas.

    En un escenario ideal, el interés por innovar ya sea en el producto, servicio o en pro del medio ambiente, debería ir en conjunto con la visión y misión de la organización misma, conjugando objetivos y encaminando acciones, como lo comenta Lucas Yepes Bernal, responsable de Servicios Organizacionales de Comfama. 

    “Nuestro modelo de innovación parte con el propósito y la misión de la organización, llevar el proceso de inicio a fin, pasar las ideas a un estado más maduro, autosuficiente a través de un acelerador de proyectos”. 

    El liderazgo, la ruptura de paradigmas y la capacidad de ver en el riesgo una oportunidad son otros elementos importantes que Yepes Bernal plantea desde su experiencia en Comfama. “Es clave además la innovación para la eficiencia, cómo hacemos más con menos, mediando con una transformación digital de los procesos. Ahí están los retos de cara a los usuarios”. 

    ¿Cómo está la industria colombiana frente a la innovación? 

    La Asociación Nacional de Empresarios de Colombia -ANDI-en conjunto con la revista Dinero realizan anualmente el Ranking de Innovación Empresarial, buscando las compañías con más proyección y dinamismo en este tema. 

    En la encuesta participaron 242 empresas, de 18 sectores de la economía que emplean a su vez 478.000 personas en 12 departamentos del país. Para la gestión 2019 algunos de los resultados fueron: 

    • El 34.6% de las empresas dicen innovar por hacer una contribución al desarrollo de la sociedad, frente al 25.3% que lo hace por ayudar al medio ambiente. 
    • El 70.9% de las organizaciones cuentan con una estrategia de innovación con un plan de acción que mejora con el tiempo. 
    • El 74.4% reporta tener una cultura de innovación avanzada, donde la creatividad es un valor tan importante como la eficiencia y la productividad. 
    • El 90.9% se relaciona con actores del sector de ciencia y tecnología para apalancar su innovación 
    • Las cinco entidades con mayor impacto en la innovación de las empresas son: consultores externos, entidades públicas, cámaras de comercio, universidades y áreas de innovación de otras instituciones. 
    • El 96% invierten en actividades de ciencia, tecnología e innovación, con una inversión promedio del 4% de las ventas. 
    • El 100% incorporaron tecnologías de la cuarta revolución industrial para mejorar su innovación. 
    • Las principales barreras de las empresas para no innovar en Colombia son: el no encontrar proveedores de tecnología en el país (29%), dificultad para acceder a laboratorios y equipos especializados (27%), complejidad para consolidar una cultura de innovación en la empresa (25%), falta de tiempo (22%). 

    “Aunque la innovación puede ser un golpe de suerte, vemos como las empresas están generando estructuras y procesos que les permiten innovar por su estrategia y plan de acción, con mecanismos como presencia de movilizadores o líderes al interior de la compañía, formación en innovación a los empleados y los canales eficaces que se establecen para la gestión de nuevas ideas”, dice Daniela Rico Balvin, coordinadora de Innovación de la ANDI. 

    Estas reflexiones se dieron durante la sesunda sesión de la cátedra UniverSociedad, que realiza mensualmente la UNAL Medellín en compañía de la ANDI y Comfama, y que busca generar espacios de conversación en torno a temas relevantes para la sociedad relacionados con ciencia y tecnología.

    (FIN/DQH)

    21 de diciembre del 2020