Escudo de la República de Colombia
A- A A+

El viaje de José y María, desde que parten de Nazaret hacia Belén, hasta recibir a los Reyes Magos, fue conocida por unos 50 niños que hicieron parte del programa de Niños Científicos de la UNAL Medellín durante 2019 y como actividad de cierre disfrutaron de una obra de marionetas en la cual el Teatro de Títeres Manicomio de Muñecos contó la historia.

  • Cuento de Navidad con Bartolito es el nombre de la obra de títeres que presentó Manicomio de Muñecos.

    Cuento de Navidad con Bartolito es el nombre de la obra de títeres que presentó Manicomio de Muñecos.

  • Durante el 2019, 82 niños del barrio La Iguaná participaron en el programa Niños Científicos U.N.

    Durante el 2019, 82 niños del barrio La Iguaná participaron en el programa Niños Científicos U.N.

  • A la clausura de Niños Científicos se vinculó el Fondo de Empleados Docentes de la Universidad Nacional (FODUN).

    A la clausura de Niños Científicos se vinculó el Fondo de Empleados Docentes de la Universidad Nacional (FODUN).

    La compañía lo hizo a su estilo, pues puso como protagonista a Bartolomé, un niño chocoano de 7 años que se quedó solo en su casa el 24 de diciembre, dado que a su mamá, que es enfermera, le tocó turno la noche de Navidad. Sin embargo, a Bartolomé lo visitó su ángel de la guarda, quien lo llevó a un viaje a través del tiempo y lo dejó en la casa de José y María, con quienes emprende el recorrido y disfruta de varios sucesos.

    Ese enfoque fue lo que más le gustó a Matías Andrés González Henao, de 11 años, quien en 2019 hizo parte del programa Niños Científicos junto con sus compañeros, todos del barrio La Iguaná. Cuenta que lo que más disfrutó fue “la voz de Bartolomé”.

    A la clausura de Niños Científicos se vinculó el Fondo de Empleados Docentes de la Universidad Nacional (FODUN) de la Sede. Para su actual gerente y profesor pensionado de la Facultad de Ciencias Agrarias, Jorge Hernando López Domínguez, es “interesante apoyar a este grupo de niños que van a ser el futuro de la nación. Uno de nuestros objetivos es trabajar por la infancia y la juventud”.

    Para Liliana María Palacio Hernández, directora del teatro de títeres Manicomio de Muñecos, también fue significativo teniendo en cuenta que es egresada de la Facultad de Arquitectura de la UNAL Medellín y que tuvo, como menciona, a un público cariñoso: “siempre he pensado que a un niño, si se le descubre su talento desde temprano, será exitoso en lo que sea, aunque no se trate de las profesiones tradicionales, entonces para nosotros es muy importante inculcar todo este tipo de cosas”.

    Niños Científicos U.N., oportunidad para el aprendizaje

    Este año, según Gloria Arroyave, coordinadora del Programa, adscrito a la Dirección de Investigación y Extensión de la Sede, se dio un gran logro: que un grupo de 82 niños (entre 7 y 11 años) del barrio La Iguaná participaran en actividades en las diferentes áreas del conocimiento como matemáticas, física y zootecnia. “Son nuestros vecinos, hace tiempo queríamos tenerlos acá y por fin lo logramos”, afirma.

    Matías Andrés, por ejemplo, participó en cursos de flauta y de robótica. Cuenta que en “en cada clase aprendimos a hacer cosas nuevas”. Entre ellas, agrega, “circuitos y programación”.

    De Niños Científicos el estudiante de Construcción Daniel Arboleda Tangarife y voluntario del Programa, destaca el rol de la Sede en este tipo de apuestas: “generalmente los niños van de la casa a estudiar y no se pueden vincular a actividades extracurriculares. Al ingresar a la Universidad ven el mundo distinto, encuentran oportunidades en la educación y en la ciencia, y se motivan para su formación futura como profesionales”.

    Durante el año hubo buena acogida tanto de los niños como de sus padres, según Arroyave. Para el próximo año se espera atender a 90 niños de La Iguaná y 60 de Altos de Oriente II, quienes asistirían los sábados a las diferentes actividades del Programa.

    (FIN/KGG)

    20 de diiciembre del 2019