Escudo de la República de Colombia
A- A A+

Stefanía Betancur descubrió el camino de la investigación a los 20 años, cuando estudiaba Ingeniería de Petróleos en la Universidad Nacional de Colombia en Medellín. Le interesó la posibilidad del descubrimiento, de ponerse retos y plantearse preguntas; esas ideas, que hoy la siguen moviendo, fueron la simiente para obtener doble titulación de doctorado.

  • Estefanía Betancur es ingeniera de petróleos, magíster en Ingeniería - Ingeniería de Petróleos y doctora en Ingeniería - Sistemas Energéticos de la UNAL, también es doctora en Química de la Universidad de Granada. Foto: cortesía.

    Estefanía Betancur es ingeniera de petróleos, magíster en Ingeniería - Ingeniería de Petróleos y doctora en Ingeniería - Sistemas Energéticos de la UNAL, también es doctora en Química de la Universidad de Granada. Foto: cortesía.

  • Para Estefanía el camino de la investigación es difícil, pero gratificante. Foto: cortesía.

    Para Estefanía el camino de la investigación es difícil, pero gratificante. Foto: cortesía.

  • El doble título de doctorado de Estefanía Betancur es el resultado de su gusto por investigar. Foto: cortesía.

    El doble título de doctorado de Estefanía Betancur es el resultado de su gusto por investigar. Foto: cortesía.

    De su alma mater, la UNAL, se recibió como doctora en Ingeniería - Sistemas Energéticos con tesis aprobada y mención laureada; de la Universidad de Granada, la otra casa académica que la acogió, se graduó como doctora en Química con una calificación de sobresaliente, la más alta, y mención Summa Cum Laude (también la de mayor categoría).

    “Cuando estaba en la maestría en Ingeniería - Ingeniería de Petróleos también en la UNAL, no sabía si animarme a hacer el doctorado; pero durante ese periodo la investigación se convirtió en una de mis pasiones y descubrí que me hacía muy feliz y que me impulsaba a ser mejor” contó Stefanía.

    Entonces aceptó empezar su formación doctoral vinculada al Grupo de Investigación en Fenómenos de Superficie de la Facultad de Minas de la UNAL; la cotutela con la Universidad de Granada se dio por las buenas relaciones que Betancur estableció con colegas y profesores durante una estancia de investigación que se dio mientras hacía la Maestría.

    Su tesis es una mezcla de química e ingeniería aplicada. “Me moví entre España y Colombia de acuerdo a como iba avanzando en la tesis. En la Universidad de Granada realicé la parte de síntesis y caracterización de materiales; en la UNAL la evaluación de los materiales para recobro químico mejorado de petróleo. Además, participé en un proyecto con Ecopetrol como estudiante doctoral lo cual me permitió aterrizar mi tesis a una aplicación real, con fluidos de un campo petrolero real colombiano”, explica Betancur para quien el doble doctorado fue un desafío que dejó muchos aprendizajes y abrió puertas en su vida profesional.

    “Mi director de tesis de la Universidad de Granada, el profesor Francisco Carrasco, suele decirme que la doble titulación me permitió entender tanto el lenguaje científico como el ingenieril, en ese sentido, es un puente entre dos áreas del conocimiento complementarias”, resalta Stefanía.

    Para la investigadora la impronta que ha dejado en ella la UNAL ha sido determinante en la definición de su camino: “la Universidad me permitió realizarme como profesional y encontrar lo que me apasiona que es la investigación. Gracias a los retos que asumí descubrí que puedo llegar muy lejos, que los sueños se hacen realidad, que se vale soñar, que la clave es hacer lo que a cada uno le guste y que las mujeres podemos ser lo que queramos, cuando lo queramos”.

    Para Betancur el camino de la investigación, aunque difícil, ha sido tan gratificante que no quiere parar, de hecho, está próxima a comenzar un postdoctorado en la Università della Campania "Luigi Vanvitelli" en Italia, vinculada a un proyecto en materiales inteligentes aplicados a recobro mejorado de petróleo.

    “También tengo una oferta para hacer un postdoctorado en la Universidad de Alberta, en Canadá, para trabajar en mejoramiento de crudos pesados y/o extrapesados y en catálisis, pero es para una fecha posterior”, comenta.

    Stefanía tiene más de cuatro años de experiencia en nanotecnología aplicada a la industria del petróleo y del gas, en síntesis de nanomateriales, en daño de formación, en recobro químico mejorado de petróleo, en optimización de fluidos de perforación y en fenómenos de superficie; es justamente ese conocimiento acumulado el que sigue avivando la curiosidad y creatividad que aplica a la investigación.

    (FIN/CST)

    17 de diciembre del 2019