Escudo de la República de Colombia
A- A A+

El profesor Hugo Restrepo de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Sede, lidera un proyecto que pretende aportar al concepto de ciudades inteligentes desde la producción de alimentos en ambientes urbanos, con ellos, además hay una reducción representativa de la presión sobre el campo y una contribución a garantizar la seguridad alimentaria en las ciudades.

  • El sistema de producción se hace mediante raíces al aire y todo el proceso está automatizado.

    El sistema de producción se hace mediante raíces al aire y todo el proceso está automatizado.

  • Hugo Restrepo, profesor de la Facultad de Ciencias Agrarias; Diego Santana, estudiante de Ingeniería de Control; Fabián Serna, técnico operativo del Laboratorio de Riegos y Drenajes.

    Hugo Restrepo, profesor de la Facultad de Ciencias Agrarias; Diego Santana, estudiante de Ingeniería de Control; Fabián Serna, técnico operativo del Laboratorio de Riegos y Drenajes.

  • Por ahora se está en la fase experimental de producción de lechuga y tomate cherry.

    Por ahora se está en la fase experimental de producción de lechuga y tomate cherry.

    “Es muy importante aclarar que no estamos haciendo agricultura; se trata de producción de alimentos de manera automatizada, limpia y, lo más importante, sin uso indiscriminado de los recursos naturales”, explicó el profesor.

    El sistema, que se ha probado en el cultivo de cebolla y pimentón, ahora están en la fase experimental de producción de lechuga y tomate cherry.

    Se trata de cultivos con raíces al aire no expuestos a pesticidas ni fungicidas, esto se logra a partir de luces led que le aportan a las plantas las longitudes de onda que precisan durante cada momento de su desarrollo; las raíces, por su parte, se asperjan con soluciones nutritivas que les aportan lo necesario para su crecimiento. “La nutrición se hace de manera automatizada cada 20 a 30 minutos durante seis a ocho segundos”, destacó el docente.

    “La nuestra es una producción limpia y sin toxinas, en la que hay un mínimo consumo de agua y optimización de los espacios de cultivo; de ahí que su carácter sea urbano”, precisó el profesor Restrepo.

    Bajo este sistema de producción se pueden cultivar todo tipo de verduras, hortalizas y frutas de porte pequeño como fresa, mora, uchuva, piña o tomate de árbol, y, según el profesor, es posible llegar a niveles superiores “pero para ello hay que seguir investigando”.

    Con este sistema hay una reducción de entre el 20 y el 30% del tiempo de cosecha. “Por ejemplo, la lechuga en tierra se demora de 60 a 90 días acá calculamos que esté lista para el consumo en 40 o 50 días”.

    El proyecto está adscrito al Semillero de Producción Industrial de Cultivos Vegetales y al Laboratorio de Riegos y Drenajes de la Facultad de Ciencias Agrarias, no obstante, declaró el profesor, “esta es una apuesta interdisciplinar que vincula a estudiantes de Física, Ingeniería de Sistemas, Electrónica, de Control, Agrícola, entre otras áreas del conocimiento”.

    Países como Singapur y Emiratos Árabes Unidos son pioneros en el desarrollo de esta tecnología. En Colombia, donde más del 50% de la población ya se concentra en las ciudades, el sistema de producción industrial de cultivos vegetales se avizora como una opción para “proteger la biodiversidad que hoy aparece tan amenazada por la presión de la agricultura tradicional y, del mismo modo, para reducir la contaminación en las ciudades por efectos del transporte de alimentos. Para poder apreciar estas tecnologías, necesitamos un cambio de mentalidad”, concluyó el profesor Restrepo.

    (FIN/CST)

    1 de noviembre del 2019