Escudo de la República de Colombia
A- A A+

Por el estudio “Influencia de la corriente en el Chorro del Chocó sobre la Hidroclimatología de Colombia” investigadores de la UNAL Medellín obtuvieron el Premio que otorga la Fundación Alejandro Ángel Escobar en la categoría Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible. El jurado destacó el rigor científico, la interdisciplinariedad e interinstitucionalidad.

  • Los investigadores hicieron observaciones del Chorro del Chocó desde el espacio, el aire y la tierra. Fotos: cortesía OTREC.

    Los investigadores hicieron observaciones del Chorro del Chocó desde el espacio, el aire y la tierra. Fotos: cortesía OTREC.

  • Los datos se tomaron con radiosondas adheridas a globos de látex. Foto Cortesía.

    Los datos se tomaron con radiosondas adheridas a globos de látex. Foto Cortesía.

  • Los investigadores fueron premiados en la categoría Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible. Foto: cortesía Agencia de Noticias UNAL.

    Los investigadores fueron premiados en la categoría Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible. Foto: cortesía Agencia de Noticias UNAL.

  • El grupo contó con el apoyo del profesor Germán Poveda Jaramillo. Foto: cortesía Agencia de Noticias UNAL.

    El grupo contó con el apoyo del profesor Germán Poveda Jaramillo. Foto: cortesía Agencia de Noticias UNAL.

    El equipo de la Sede lo conformaron Sara María Vallejo Bernal, Manuela Velásquez y María Camila Ángel Trujillo, estudiantes de la Maestría en Ingeniería - Recursos Hidráulicos de la Facultad de Minas de la Sede y Leidy Johanna Yepes Palacio, doctora en la misma área, quienes contaron con el acompañamiento de Germán Poveda Jaramillo, profesor del Departamento de Geociencias y Medio Ambiente.

    En 2016 tomaron datos con radiosondas. La información que obtuvieron permitió modelar y pronosticar procesos del clima, hidrología y meteorología del Pacífico Colombiano, además de tratar de comprender el porqué de los aguaceros en esa región, una de las más lluviosas del planeta.

    El trabajo lo realizaron durante dos campañas de mediciones del Chorro del Chocó, una corriente de vientos que transporta vapor de agua. Según Yepes Palacio, la investigadora principal, el estudio permitió caracterizar el ciclo diurno de las lluvias, las cuales en la tarde se dan en el piedemonte de la cordillera Occidental y durante la madrugada se desplazan hacia el Océano, lo que tiene que ver, al parecer, con ondas de gravedad.

    La investigación, según cita la Fundación Alejandro Ángel Escobar en un comunicado, es pionera en su campo. En ella participaron también Carolina Rueda, de la Fuerza Aérea de Colombia, John Fredy Mejía Valencia, investigador del Instituto de Investigaciones del Desierto de la Universidad de Nevada (Estados Unidos) y Leonardo Moreno, profesional de defensa del Sistema de Medición de Parámetros Oceanográficos y Meteorología Marina de la Dirección General Marítima (Dimar).

    “El premio nos hace felices pero también constituye una responsabilidad muy grande porque traza el reto de seguir avanzando en estos tema de clima y el tiempo atmosférico en el Pacífico colombiano, es casi que un compromiso con el país”, asegura Yepes Palacio.

    Durante la ceremonia de premiación que se realizó en Bogotá recientemente el profesor Poveda Jaramillo llamó la atención sobre la necesidad de defender el chorro del Chocó. “La deforestación que está ocurriendo en este lugar podría ocasionarle colapso y causar una sequía generalizada y permanente en una gran parte de Colombia”, aseguró.

    Investigación con perspectiva femenina

    La mayoría del equipo de investigadores de ChocoJex, como se le denominó al proyecto del cual es parte el estudio, estuvo conformado por mujeres. Incluso, cuenta Yepes Palacio, el barco que se utilizó durante la primera campaña de mediciones en el Chorro del Chocó fue dirigido por una mujer.

    “Todo esto evoca el importante papel que está teniendo la mujer, se está realzando esa figura femenina. Particularmente en el proyecto enfrentamos situaciones difíciles; hay que tener carácter también ese sexto sentido que nos hace tan especiales”, agrega.

    Esta cualidad hace más valioso el estudio exaltado por la Fundación Alejandro Ángel Escobar, según el profesor Poveda Jaramillo, para quien “es un orgullo y un honor haber trabajado con damas inteligentes, persistentes, valientes, decididas por la investigación en Colombia. Les hago un homenaje y reconocimiento, porque este Premio no hubiera sido posible sin ellas”.

    La Fundación entrega el premio desde hace 64 años. La ceremonia de premiación se llevó a cabo en el Museo Nacional de Colombia en la ciudad de Bogotá.

    (FIN/KGG)

    22 de octubre del 2019