Escudo de la República de Colombia
A- A A+

El país reestructuró la política para la actualización catastral y acogió el modelo multipropósito que busca con información más precisa, más útil y más actualizada del territorio nacional proponer un mejor diseño de las políticas públicas. Esto marca la necesidad de capacitar a los funcionarios públicos de acuerdo con las necesidades sobrevinientes en el nuevo modelo, derivado de la aprobación del Plan Nacional de Desarrollo. En ese proceso de capacitación trabaja la Universidad Nacional de Colombia en Medellín.

  • 20 funcionarios de la Gobernación de Antioquia actualizan conocimientos en valoración de suelos.

    20 funcionarios de la Gobernación de Antioquia actualizan conocimientos en valoración de suelos.

  • Los estudiantes del Diplomado conocieron conceptos básicos en su primera clase.

    Los estudiantes del Diplomado conocieron conceptos básicos en su primera clase.

  • Ramiro Ramírez es uno de los docentes del Diplomado.

    Ramiro Ramírez es uno de los docentes del Diplomado.

  • El Diplomado nació de la necesidad de formar profesionales técnicos en el área de valoración de suelos y en el conocimiento del territorio.

    El Diplomado nació de la necesidad de formar profesionales técnicos en el área de valoración de suelos y en el conocimiento del territorio.

    En principio, 20 funcionarios de la Gobernación de Antioquia reciben la capacitación a través del Diplomado Aplicación de los Estudios de Suelos en la Gestión Catastral. Un programa de formación que nació de la necesidad de formar profesionales técnicos en el área de valoración de suelos y en el conocimiento del territorio, herramientas indispensables para generar los insumos requeridos en los municipios, según Néstor Raúl Pizarro Acevedo, coordinador de procesos de actualización catastral de la Gobernación de Antioquia.

    Entre las distintas líneas de acción que se identificaron, la prioritaria fue catastro, debido a que “es una herramienta básica para la toma de decisiones y para comprender el porqué del valor de un predio, cómo funcionarían estos procesos para otros de ordenamiento territorial y, sobre todo, para la definición de usos del suelo”, comenta el profesor Ramiro Ramírez, de la Facultad de Ciencias de la UNAL Medellín, uno de los orientadores del Diplomado.

    Con una duración de 125 horas presenciales, entre los meses de julio y septiembre, el programa incluye varias prácticas: una en la Sede para conocer los implementos necesarios para el estudio de suelos, otra en el Laboratorio de Suelos, y una más, en campo, donde se hará una descripción para poner a prueba los conocimientos adquiridos.

    La actividad catastral, explica Pizarro Acevedo, se hace a través de las fases de conservación y actualización: “en ambas se generan procesos internos que tienen que ver con la valoración del suelo, sea por barrio o por vereda, o la atención a reclamos de usuarios que manifiestan que su valor catastral no coincide con la realidad de los territorios”.

    Teniendo eso en cuenta, manifiesta que la expectativa con el Diplomado es “que los funcionarios, en cada área de trabajo, apliquen lo aprendido sobre suelos, sus características, conformación de zonas físicas y económicas, y variables que tienen que ver con la valoración”.

    El profesor Ramírez, recalcó que el curso es importante porque ayuda a comprender la importancia del suelo cuando se trata de darle precio a un predio: “cuando se conocen sus potenciales, capacidades y conflictos, estamos poniendo atención a lo importante”.

    Y agregó que a través de estos espacios, la Universidad brinda la oportunidad a quienes quieran ampliar sus conocimientos sin que necesariamente sean expertos en el tema y es así como se acerca a instituciones del Gobierno para desarrollar un trabajo conjunto, ya que la Sede “tiene mucho para compartir”.

    La formación, en este caso es específica, pues la Universidad adecuó el programa a las necesidades puntuales de los funcionarios de la Gobernación de Antioquia.

    Claudia Patricia García García, directora de Investigación y Extensión de la UNAL Medellín, explicó que esto se logró gracias a las fortalezas de la Sede tanto en “Ingeniería Agronómica, en la que hay bastante conocimiento del uso del suelo, como en Ingeniería Civil, carrera en la que la parte catastral es fuerte”.

    En ese sentido, “se podría establecer una conexión entre ambas áreas para realizar este tipo de capacitaciones de manera más frecuente y con más actualidad”, concluyó. El Diplomado se realiza gracias a la gestión y liderazgo del Centro de Educación Continua y Permanente de Sede.

    (FIN/KGG)

    23 de julio del 2019