Escudo de la República de Colombia
A- A A+

El desarrollo de vacunas como una de las grandes conquistas de la medicina para contrarrestar enfermedades mortales, la posibilidad de realizar trasplantes que han salvado vidas, el diagnóstico y tratamiento de padecimientos raros y, por supuesto el conocimiento del cuerpo humano, son algunos de las puertas que se han abierto gracias al estudio del sistema inmunológico: el responsable de defender a los seres pluricelulares contra las infecciones.

  • Luis Fernando García, doctor en inmunología y profesor emérito de la Universidad de Antioquia.

    Luis Fernando García, doctor en inmunología y profesor emérito de la Universidad de Antioquia.

  • El sistema inmunológico es el defensor natural del cuerpo, sus fallos dan cabida a infecciones. Foto: https://pixabay.com/es/illustrations/sistema-inmune-c%C3%A9lulas-de-la-sangre-1132182/

    El sistema inmunológico es el defensor natural del cuerpo, sus fallos dan cabida a infecciones. Foto: https://pixabay.com/es/illustrations/sistema-inmune-c%C3%A9lulas-de-la-sangre-1132182/

  • El profesor presentó sus reflexiones durante la última sesión de la Cátedra Saber con Sabor.

    El profesor presentó sus reflexiones durante la última sesión de la Cátedra Saber con Sabor.

  • La próxima Cátedra: “Cómo ver lo invisible en una imagen”, con la profesora Ana Cristina Vélez, será el 28 de junio en el Teatro Suramericana.

    La próxima Cátedra: “Cómo ver lo invisible en una imagen”, con la profesora Ana Cristina Vélez, será el 28 de junio en el Teatro Suramericana.

    El médico Luis Fernando García, doctor en inmunología y profesor emérito de la Universidad de Antioquia, explicó por qué, a veces, la respuesta inmune puede ser “dulce” y otras tantas “agria”.

    A lo largo de la evolución el sistema inmune se fue configurado para reconocer lo extraño, como organismos algunos microscópicos que pueden causar enfermedades, y reaccionar frente a eso para destruirlo; para eso él debe saber qué es lo propio y, al respecto, ser tolerante”, dijo el experto.

    Eso “extraño” a lo que reacciona el sistema es tan variado que puede ir desde un virus microscópico hasta una lombriz y para cada particularidad que se presenta el defensor natural del cuerpo tiene una manera de defenderse. A ello le llama el experto “la respuesta normal, es decir, la parte dulce del sistema”.

    No obstante, como en cualquier otro proceso pueden presentarse fallas y no cumple la función que le corresponde; las del sistema inmunológico se dan o por exceso o por defecto.

    Desnutrición, el defecto adquirido más común

    Los defectos del sistema inmune pueden ser genéticos o heredados, los cuales son los responsables de enfermedades raras como el Síndrome de Inmunodeficiencia Combinada Severa (SCID) mejor conocido como síndrome del "niño burbuja", y adquiridos como el SIDA. En cualquier caso, ambos generan gran susceptibilidad a infecciones y pueden, incluso, ocasionar la muerte.

    “El SIDA es, claro, uno de los más famosos defectos adquiridos, pero el más común es la desnutrición. Todas las personas desnutridas son inmunodeficientes, es decir, no tienen cómo de defenderse, razón por la cual mueren de infecciones”, explicó el profesor García.

    El experto también se refirió a la capacidad inmunosupresora de la medicina moderna, por ejemplo, los tratamientos para el cáncer, otra enfermedad que le genera fallos por defecto al sistema inmunológico, “bajan las defensas en un intento por detener la reproducción de células cancerosas pues también se detiene la producción de las que nos defienden y eso hace a los pacientes susceptibles a infecciones”.

    Las alergias y las enfermedades autoinmunes representan las fallas por exceso

    Aunque la función del sistema inmunológico es reconocer presencias extrañas y reaccionar ante ellas, a veces sucede que también actúa en situaciones en las que no hay amenaza; así se producen las alergias.

    En otras palabras, un ataque de estornudos que puede darse por causas tan variadas que van desde la exposición al polvo, al polen, al frío, al calor, a un olor fuerte, entre muchas otras, es también una falla en el sistema inmunológico.

    Las alergias son, sin embargo, hasta cierto punto tolerables, pero “hay casos más dramáticos”, afirma el doctor, y hace referencia a la aparición de enfermedades autoinmunes sumamente agresivas como la artritis, la diabetes, el lupus, la esclerosis múltiple y tantas más.

    Estos casos de autoinmunidad se dan cuando la tolerancia frente a lo propio, que es lo natural, falla y el sistema inmune agrede al propio cuerpo entonces las defensas para rechazar lo externo rechazan nuestros propios constituyentes”, expone el experto.

    La “malignización del sistema inmune”, por otro lado, es también una realidad: los linfomas o la leucemia, por ejemplo, son tipos de cánceres que lo afectan.

    El conocimiento del sistema inmunológico ha sido durante siglos un proceso casi tan complejo como el de su evolución y adaptación. Según el profesor García su estudio no solo ha mejorado la calidad de vida pacientes enfermos, sino que también ha concedido años de vida al ser humano gracias el descubrimiento y tratamiento de enfermedades y al desarrollo de vacunas.

    El profesor Luis Fernando García presentó sus reflexiones durante la Cátedra Saber con Sabor que en su próxima sesión, el viernes 21 de junio, abordará el tema “Cómo ver lo invisible en una imagen”.

    (FIN/CST)

    20 de junio del 2019