Escudo de la República de Colombia
A- A A+

Una de las acepciones que ofrece el diccionario de la Real Academia Española para la palabra museo es la de “Institución, sin fines de lucro, cuya finalidad consiste en la adquisición, conservación, estudio y exposición al público de objetos de interés cultural”. A esa definición, hacen honor los museos de la Universidad Nacional de Colombia en Medellín.

  • El Tótem Mítico de las Selvas está ubicado en el extremo sur del Campus El Volador, contiguo al bloque 12.

    El Tótem Mítico de las Selvas está ubicado en el extremo sur del Campus El Volador, contiguo al bloque 12.

  • Cúpula del Aula Máxima Pedro Nel Gómez, ubicada en el bloque M5 del Campus Robledo.

    Cúpula del Aula Máxima Pedro Nel Gómez, ubicada en el bloque M5 del Campus Robledo.

  • El Herbario Gabriel Gutiérrez Villegas se encuentra en el primer piso del Bloque 11.

    El Herbario Gabriel Gutiérrez Villegas se encuentra en el primer piso del Bloque 11.

  • En el segundo piso del Bloque 11 reposa el Museo Entomológico.

    En el segundo piso del Bloque 11 reposa el Museo Entomológico.

  • En el Museo Micológico hay alrededor de 8000 especímenes de hongos fitoparásitos colectados diferentes países. Está ubicado en el primer piso del bloque 11 Campus El Volador.

    En el Museo Micológico hay alrededor de 8000 especímenes de hongos fitoparásitos colectados diferentes países. Está ubicado en el primer piso del bloque 11 Campus El Volador.

  • En el segundo piso del bloque de M3, Campus Robledo, está el Museo de Geociencias.

    En el segundo piso del bloque de M3, Campus Robledo, está el Museo de Geociencias.

  • La Sala U – Arete Contemporáneo está adscrita a la Escuela de Artes de la Facultad de Arquitectura, se ubica en el primer piso del bloque 24.

    La Sala U – Arete Contemporáneo está adscrita a la Escuela de Artes de la Facultad de Arquitectura, se ubica en el primer piso del bloque 24.

  • La Xiloteca MEDELw hace parte de los espacios del Campus del Río.

    La Xiloteca MEDELw hace parte de los espacios del Campus del Río.

  • la riqueza cultural y natural de la U.N. en Medellín puede ser disfrutada por toda la ciudadanía.

    la riqueza cultural y natural de la U.N. en Medellín puede ser disfrutada por toda la ciudadanía.

     

    A propósito de la Conmemoración del Día Internacional de los Museos, la Sede destaca los propios: el Centro Apícola, el Museo Entomológico, el de GeoCiencias, el Micológico, el Herbario Medel, la Xiloteca MEDELw, la Sala U - Arte Contemporáneo y, el Tótem Mítico de las Selvas además del Arboretum y Palmetum, que hacen parte del componente natural y artístico abierto de la Institución, constituyen espacios para la cultura y el conocimiento que dan sustrato a la investigación y sacian curiosidades.

    Herbario Gabriel Gutiérrez Villegas (Medel)

    El escritor turco Orhan Pamuk, Nobel de Literatura en 2006, se refirió a los museos como “los lugares donde el tiempo se transforma en espacio”. Pues bien, ninguno mejor para ilustrar esta sentencia que el Herbario Medel, con 92 años de existencia es el más antiguo del país y uno de los más relevantes pues custodia importantes colecciones de plantas; alrededor de 70 mil muestras, entre las que destacan casi 400 especímenes tipo, es decir, los que se utilizan para hacer la descripción inicial de una especie y darle por primera vez un nombre científico.

    El Herbario es un referente científico de la historia botánica de Colombia y del departamento, además, posee colecciones de más o menos 40 países y de todos los continentes, algunas rozan los 200 años de antigüedad y son fruto del intercambio con otros centros.

    Museo Entomológico Francisco Luis Gallego

    Del mismo modo que el Herbario, este espacio custodia parte del patrimonio biológico y científico más relevante del país representado en la entomoafauna. Alrededor de 400 mil ejemplares de insectos, el grupo de animales más diverso sobre la Tierra, 22 mil de ellos identificados hasta la categoría de especieconforman las colecciones del Museo Entomológico Francisco Luis Gallego.

    Cinco colecciones de referencia nacional e internacional configuran el Museo: la taxonómica central, la económica central y la de formas inmaduras; dispuestas para la investigación de científicos nacionales y extranjeros. Y las colecciones taxonómica didáctica y económica didáctica, abiertas al público en general. Además, cuenta con una biblioteca especializada en entomología, biología y taxonomía compuesta por más o menos tres mil publicaciones.

    Ejemplares como la polilla en envergadura más grande del mundo, la mariposa de neón, varias especies de mantis religiosa o rezandera, una de las cucarachas más grandes que se conoce, una colección incipiente de escorpiones y muchos otros insectos, reposan en este museo.

    Museo Micológico

    Lo que la gente comúnmente reconoce respecto a los hongos es el champiñón, alimento con mucha proteína, o los sabaneros, además de los que le dan a la arepa, los de las uñas, los paños en la piel, la cerveza, el pan esponjoso, la penicilina, en fin, todo eso tiene origen fungoso; así que los hongos siempre están presentes. Sin embargo, los que le interesan al Museo Micológico de la U.N. Sede Medellín, son otros: la diversidad de los hongos fitoparásitos, es decir, los que afectan a las plantas.

    El Museo cuenta con unos ocho mil ejemplares de hongos y sus antecedentes históricos se remontan a las primeras décadas del siglo XX, aunque fue en 1983, por iniciativa del profesor Víctor Manuel Pardo Cardona con ayuda de la Facultad de Ciencias, cuando se estableció oficialmente.

    Conocer para proteger, es la idea que moviliza el quehacer del Museo Micológico, por eso se concentra en estudiar aspectos como los signos y síntomas que producen los hongos en hojas, tallos y frutos; así se han identificado hongos de gran importancia económica para el país como la roya del ajo, de la cebolla y la del crisantemo.

    Xiloteca MEDELw

    Para el escritor argentino Jorge Luis Borges nuestra memoria estaba dada en “ese quimérico museo de formas cambiantes, ese montón de espejos rotos”. Precisamente, la Xiloteca MEDELw es un lugar para la memoria.

    Con 3.228 ejemplares de 1.362 especies, 857 géneros y 131 familias provenientes de Colombia, Brasil, Venezuela, Estados Unidos, India, Perú, Paquistán, Alemania, Angola, Australia, Canadá, China, Cuba, Inglaterra, Costa Rica, Indonesia y Japón, entre otros países, es la mayor colección formal de maderas de Colombia y la segunda más antigua después de la de la Universidad Distrital.

    Además de su acopio principal, este espacio que resguarda un valioso legado cultural y científico, cuenta con colecciones complementarias como las muestras de intercambio: excedentes para donación y canje con otras xilotecas; muestras de trabajo, necesarias para las tareas de docencia y extensión; y la colección de placas microscópicas permanentes.

    Las muestras que se conservan en la Xiloteca MEDELw son patrones de identificación certeros que ayudan a trabajar por la sostenibilidad y conservación de los bosques, al controlar la comercialización y mercadeo de las especies, facilitan la investigación, el estudio de la morfología, de adaptaciones ecológicas y variaciones de la madera, entre otros aportes fundamentales.

    El Museo de Geociencias

    Más de 3.000 ejemplares de minerales, alrededor de 10 mil muestras de rocas y un número no calculado de fósiles conforman uno de los museos más importantes del país en ciencias de la tierra.

    La historia de este espacio inició desde el momento mismo de la creación de la Escuela Nacional de Minas en 1887, pues con la idea de tener colecciones para el trabajo de los estudiantes que se formaban como ingenieros el doctor Tulio Ospina Vásquez propuso la creación del Gabinete de Mineralogía y de Geología a partir de la donación de su colección personal de muestras recolectadas en campo, compras, donaciones e intercambio con otras instituciones.

    Una muestra representativa de geociencias que incluye minerales industriales como mármol, halita y caolín; gemas y piedras preciosas como esmeraldas, diamantes, zafiros y turmalinas; muestras fósiles, además de un archivo histórico considerable, conforman el museo que con más de un siglo de historia se constituye en el único de su especie en el departamento.

    El Museo de Geociencias es un espacio abierto, de lúdica y aprendizaje enfocado en potenciar la apropiación social del conocimiento; estudiantes, profesores, investigadores y visitantes externos.

    Sala U - Arte Contemporáneo

    La escritora estadounidense Gertrude Stein solía decir que en los museos hay que caminar despacio pero no detener la caminata. En 12 años de historia Sala U - Arte Contemporáneo, adjunta a la Facultad de Arquitectura y como una iniciativa de la Escuela de Artes, ha sido, justamente, un escenario para el continuo andar: alrededor de 60 exposiciones con participación de más de 500 artistas nacionales e internacionales, han dejado su huella en este espacio abierto a los procesos creativos e investigativos asociados a las artes.

    Tanto artistas emergentes como consolidados han posibilitado una dinámica plural en un espacio dinámico de difusión y diálogo.

    En sus tres estancias: la Sala Anexa Pedro Nel Gómez, La Piscina y la Gran Sala Larga, personajes de la talla de Beatriz González, Doris Salcedo, Pedro Nél Gómez, Rosell Messenguer, Marta Ramírez, Ana Claudia Múnera, Beat Presser, Pepe Navarro, José Bedia, Helio Oticia, Miller lagos, María Teresa Cano y Adolfo Bernal, entre otros, han presentado sus propuestas visuales, conceptos, lecturas y miradas.

    En más de una década la Sala ha vinculado a su vocación artística otras facetas de producción simbólica y estética como la arquitectura, el urbanismo y algunos proyectos de diseño.

    Tótem Mítico de las Selvas

    Una mezcla entre lo plástico y lo mítico, el arte y la mitología coexisten en la U.N. en Medellín gracias a esta obra, una propuesta escultórica que el maestro Pedro Nel Gómez produjo exclusivamente para su alma mater.

    Desde hace más de 40 años, en espacio protegido por grandes árboles y entre un nacimiento de guadua, como en irónica alusión a los bosques colombianos, La Patasola, madre bacante del trópico; El Gritón, huracán – mito de las tempestades del trópico; La Llorona, mito de la vegetación; La Androginia, retorno solemne del hombre y la mujer en unidad; y La Pata de Tarro, Euménide furia del trópico, reclaman todas las miradas de quienes visitan el Campus El Volador de la Sede.

    Desde los relieves del Partenón hasta la totalidad de la Acrópolis, pasando por el David de Miguel Ángel, obras también esculpidas en mármol y que inicialmente engalanaron el espacio público; es posible llegar hasta el Tótem mítico de las selvas, esculturas que mixturan lo plástico y lo mítico mientras rebujan en un pasado que por muchos años seguirá vigente.

    Arboretum y Palmetum

    Y, en último lugar, como la que podría ser la mayor invitación a caminar, aparece, despampanante, el patrimonio natural que es la Sede misma en sus tres campus: un jardín botánico abierto a la sociedad. Casi cuatro mil individuos entre árboles, palmas y arbustos conforman la colección Arboretum y Palmetum León Morales Soto; una mancha de bosque que sobrevive en la ciudad.

    Eso sin contar los edificios patrimoniales entre los que sobresalen los bloques 41 y 50 en el Campus El Volador y el M5 y M3 en el de Robledo; las obras de arte distribuidas en la Institución de artistas como Félix Ángel y el maestro Pedro Nel Gómez; y el componente silvestre de este museo abierto cuyos mayores exponentes son las aves endémicas y migratorias que han hecho de la Sede su refugio transitorio o permanente.

    (FIN/CST)

    18 de mayo del 2019