Escudo de la República de Colombia
A- A A+

Con motivo de la nueva reglamentación que desde la presidencia de la República se dictó para la salud y seguridad en la minería, el grupo de investigación de la Facultad de Minas realizó el conversatorio: Salud y Seguridad en el Trabajo (SST).

“Estamos cubriendo un área de la nueva reglamentación de la seguridad y salud en el trabajo, entonces hemos traído expertos para que preparen a los responsables de la seguridad en algunas competencias para el manejo de los programas en diferentes minas y se ajusten a las nuevas políticas del Estado”, indicó el profesor Antonio Romero, director del grupo.

Según el nuevo reordenamiento de la autoridad laboral en Colombia, en las minas hay una gran falencia en temas de salud y seguridad, por lo que se establecieron unas obligaciones generales para las pequeñas, medianas y grandes empresas mineras, entre las que se encuentran la prevención temprana de accidentes, material adecuado para el trabajo e implementos y manipulación de herramientas bajo capacitación previa.

Para cumplir con estas reglamentaciones es necesario que las empresas se certifiquen, y aunque el evento realizado por el grupo de la Universidad no es en sí una certificación, si hace parte de la preparación para tal fin.

“Hay una secuencia de pasos de acuerdo con el tamaño, las pymes deben estar certificadas para el fin de año pero se encuentran muy poco preparadas. El principal problema que se presenta es la informalidad, dado el alto riesgo que hay en la minería, las medianas empresas deben hacerlo a mediados del próximo año y las grandes a principios de 2017”, señaló el profesor Romero.

Al mismo tiempo, Andrea Torres Matiz, directora de Riesgos Laborales del Ministerio del Trabajo e invitada al conversatorio, se refirió a los aportes que estos cursos les pueden brindar a los encargados de las áreas de salud y de las problemáticas que trae consigo dejar de lado la seguridad en las minas, sin diferenciación de tamaño.

“Esto es un incentivo para que las empresas se pongan las botas para asegurar a sus trabajadores, porque nadie va a sus trabajos  pensando que va perder la vida realizando la labor que le están encomendando, a su vez, también hay otras enfermedades que se dan por el tiempo de trabajo con sustancias y herramientas, como el cáncer de tipo ocupacional, esto es lo que queremos evitar”, indicó Torres Matiz.

6 de agosto de 2015