Escudo de la República de Colombia
A- A A+

Alternativas como la flotación espumante o el mejoramiento de la técnica de concentración gravitacional desestimularían el uso del mercurio por completo.

Esta es una propuesta liderada por el Instituto de Minerales CIMEX de la U.N. en Medellín, quienes plantean que las nuevas alternativas son la mejor opción para los pequeños mineros y los artesanales, en términos de economía, productividad y salud.

“Queremos plantear diferentes escenarios y alternativas al uso de mercurio en la recuperación de oro nativo, dado que es reconocido como un gran contaminante. Para lograrlo, se requiere un gran esfuerzo científico, de innovación y tecnológico para buscar opciones que puedan reemplazarlo”, indicó Oswaldo Bustamante, director del CIMEX.

Actualmente, para la extracción del oro aluvial en Colombia predomina el uso del mercurio, pues gracias a sus capacidades facilita la identificación y posterior extracción del metal con sus otros minerales, pero genera un efecto irreversible en la salud de las comunidades aledañas y en el medio ambiente.

A su vez, debido a que Colombia no es un país productor de mercurio, las importaciones de este químico son constantes en zonas mineras como Antioquia, Chocó, Bolívar, Caldas y Cauca. En promedio una libra de mercurio se comercializa por 130 mil pesos y se utiliza de forma indiscriminada en circuitos abiertos y semi cerrados para la extracción de oro.

Pese a que existe una ley que prohíbe el uso de éste reactivo químico, la Comisión Quinta del Senado, conoció recientemente un informe de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial, donde se detalla un gran nivel de contaminación en algunas regiones de los departamentos mineros, producido principalmente por el uso del mercurio “Tenemos una ley específica que prohíbe el uso del mercurio y que busca que se elimine por completo en las actividades mineras, del nivel industrial y uso médico, que de igual manera genera riesgos. Para eso tenemos un registro único por el tema de importación y debemos buscar una solución y sustitución tecnológica”, indicó el Senador de la República Juan Diego Gómez.

Se espera que con las nuevas alternativas, en un término de 3 a 5 años, algunas regiones de los departamentos de Antioquia y Chocó puedan estar libres completamente de mercurio.

28 de mayo de 2015