Escudo de la República de Colombia
A- A A+

En marzo de 1927, la entonces Escuela de Agricultura Tropical y Veterinaria recibió la visita del fitopatólogo puertorriqueño Rafael Toro. Durante su estancia de dos años como docente Toro recolectó los más de mil especímenes de plantas con los que inició el primer herbario de la ciudad de Medellín, precisamente a eso debe su nombre internacional: Medel. Hoy, 90 años más tarde, este espacio de conocimiento de la U.N. Sede Medellín está de aniversario.

  • Nueve décadas cumple este año el Herbario de la U.N. Sede Medellín.

    Nueve décadas cumple este año el Herbario de la U.N. Sede Medellín.

  • Jorge Vélez es botánico y lleva siete años al frente del Herbario Gabriel Gutiérrez Villegas (Medel).

    Jorge Vélez es botánico y lleva siete años al frente del Herbario Gabriel Gutiérrez Villegas (Medel).

  • El Herbario Medel es un referente científico internacional.

    El Herbario Medel es un referente científico internacional.

    Según comentó el botánico Jorge Vélez, curador del Medel, un herbario es algo así como una biblioteca de plantas secas con información asociada. “Las muestras botánicas, que hacen las veces de libros, se organizan por familias de acuerdo a un sistema de clasificación, dentro de estas se seleccionan por géneros y a su vez por especies”.

    Así mismo, el experto explicó el proceso mediante el cual una planta viva se convierte en un espécimen de herbario: “una muestra verde que viene de campo se prensa entre láminas de cartón y aluminio y se mete a un horno para dejarla en un solo plano de modo que sea almacenable, seca pierde más del 95% de humedad y se puede guardar. Luego se monta sobre una cartulina que se etiqueta con la información y posteriormente se archiva”.

    Cómo era la planta cuando se recolectó y en qué fecha sucedió, cuál era su altura, olor, color, información ecológica, dónde se encontró y qué tan común era su presencia en el sitio… estas y otras informaciones complementan el Herbario y hacen que una muestra seca no muera para la ciencia ni la historia.

    “Además de los tradicionales ejemplares secos, tenemos unas colecciones complementarias; las líquidas, que son sobre todo flores o frutos que se conservan principalmente en alcohol; además estamos consolidando una base de datos con la foto del espécimen y una carpoteca, es decir, de frutos asociados a las muestras típicas de herbario”, indicó Vélez.

    Actualmente de este espacio se benefician docentes y estudiantes de la U.N., así como la comunidad científica mundial porque el Herbario Medel es un referente internacional.

    Si bien el Herbario cuenta con una colección representativa de la flora de Antioquia y del país, también posee muestras  de más o menos 40 países del mundo y de todos los continentes; algunas de ellas con casi 200 años de antigüedad que llegaron como fruto del intercambio con otros herbarios del mundo.

    Además, señaló Vélez, en el 2016 el Medel hizo parte de una iniciativa mundial que buscaba globalizar el acceso de los científicos a la información. “Para ello se escanearon en alta resolución los casi 400 especímenes tipo, que son los que utilizaron expertos botánicos para hacer la descripción inicial de una especie y darle un nombre científico, de la colección”.

    Junto a las primeras plantas recogidas por Rafael Toro en 1927, reposan hoy en el Herbario, adscrito a la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín, las de los estudiantes, científicos e investigadores que en 90 años lo han enriquecido y constituido en un patrimonio científico invaluable.

    Con nueve décadas de vida el Herbario Gabriel Gutiérrez Villegas (Medel) custodia alrededor de 70 mil muestras que representan parte sustancial de la historia botánica colombiana y se corona como el más antiguo del país y uno de los cinco más importantes entre los casi 40 que existen.  

    (FIN/CST)

    17 de mayo del 2017