Escudo de la República de Colombia
A- A A+

La sesión de la Cátedra Agraria Tierra, Territorio y Agricultura contó con la participación del ingeniero forestal Hernán Porras Gallego, quien señaló que Antioquia tiene como reto definir sus prioridades ambientales. 

  • El tema del agua es uno de los principales retos ambientales que debe afrontar el departamento.

    El tema del agua es uno de los principales retos ambientales que debe afrontar el departamento.

  • El ingeniero Hernán Porras Gallego, ha sido profesor universitario y fue secretario de Medio Ambiente de Antioquia.

    El ingeniero Hernán Porras Gallego, ha sido profesor universitario y fue secretario de Medio Ambiente de Antioquia.

  • Retos y perspectivas ambientales de Antioquia fue el tema abordado en la Cátedra Agraria.

    Retos y perspectivas ambientales de Antioquia fue el tema abordado en la Cátedra Agraria.

    Según Porras Gallego, Antioquia debe definir sus prioridades en la gestión ambiental y para ello debe tener en cuenta las múltiples esferas a las que este universo hace referencia. Así como incluir los reclamos y necesidades de las diferentes comunidades y las carencias y capacidades del Estado.

    Respecto a las necesidades el Ingeniero Forestal refirió que una de las más urgentes es, sin lugar a dudas, la gestión del recurso hídrico. “El manejo del agua en Antioquia es vital para lo que se nos avecina: cambio climático, temporadas extremas, riesgos asociados al agua, etc. Una cosa triste y lamentable es la carencia de provisión de agua potable en muchas comunidades rurales y en algunos municipios y cabeceras urbanas que van teniendo un horizonte de déficit de agua muy marcado”, dijo.

    Así mismo, Porras habló de la importancia de establecer con claridad las prioridades de conservación en el departamento, es decir, identificar las situaciones o existencias de ecosistemas actuales que deben protegerse como patrimonio para garantizar, por ejemplo, condiciones de funcionamiento y favorabilidad y permanencia de especies en el territorio.

    En este aspecto Antioquia y Colombia en general tienen una ventaja gracias al Decreto 2372 de julio de 2010, el cual reglamenta el Sistema Nacional de Áreas Protegidas, las categorías de manejo que lo conforman y sus procedimientos generales.

    Ahora bien, Porras Gallego fue enfático en que es fundamental hacer un llamado a las autoridades competentes así como a las diferentes administraciones para que reconozcan que cada comunidad y territorio tiene prioridades específicas y con base en ello se piensen los planes de acción.

    “Cada subregión y territorio tiene sus propias urgencias. Cómo negarle, por ejemplo, al suroeste su necesidad de ocuparse de la conservación del patrimonio cultural cafetero y más aún cuando les ponen otras agendas como la de la explotación del oro; ahí es cuando se dan los conflictos ambientales”, comentó Porras.

    Finalmente, el Ingeniero dijo que las comunidades deben enfocarse en fortalecer su capacidad organizativa en lo local, regional y nacional con el fin de evitar que se desconozcan sus derechos.

    “Si las comunidades tuvieran más formación, si las universidades les dieran los insumos del conocimiento, si las acompañaran en su fortalecimiento, si los municipios apoyaran esas organizaciones sociales y respaldaran sus acciones; tendríamos otro panorama en el aspecto ambiental”, concluyó el experto.

    (FIN/CST)

    10 de mayo del 2017