Escudo de la República de Colombia
A- A A+

Paciencia, pulso y agudeza visual son las cualidades a las que Francisco Antonio Arango Ceballos, fotógrafo aficionado, atribuye la calidad de sus imágenes. Arango registra la riqueza entomológica del país a través de la fotografía macro. Una muestra de su talento reposa en la Biblioteca Efe Gómez de la U.N. Sede Medellín, a propósito de la conmemoración del Día Internacional de los Museos.

  • Chinches, grillos, mariposas, moscas, libélulas y demás engalanan la exposición.

    Chinches, grillos, mariposas, moscas, libélulas y demás engalanan la exposición.

  • En 2015 Francisco Arango también expuso su trabajo en la Biblioteca Efe Gómez.

    En 2015 Francisco Arango también expuso su trabajo en la Biblioteca Efe Gómez.

  • El pulso, la agudeza visual y la paciencia son las virtudes que destaca el fotógrafo respecto a su trabajo.

    El pulso, la agudeza visual y la paciencia son las virtudes que destaca el fotógrafo respecto a su trabajo.

    “Entomofauna de Colombia. Órdenes más comunes” es el nombre de la exposición conformada por 28 fotos en un formato 50*70 cm que fueron capturadas a lo largo y ancho del territorio nacional entre el 2012 y el 2016. Imágenes de insectos propios de los departamentos de Tolima, Antioquia, Cundinamarca, Santander, Cesar, Boyacá, Huila y La Guajira, entre otros, se exhiben en la Biblioteca.

    “La exposición es de insectos en general. Encontramos órdenes como lepidóptera, coleóptera, mantodea, díptera, odonata, hemiptera, hymenoptera, neuróptera  y algunos otros. Con los años fotografiando estos animales ha crecido la experiencia y se ha incrementado el interés por hacer más específicas las tomas” contó Arango quien, de hecho, ya trabaja en una exposición de invertebrados acuáticos.

    En Colombia se conocen alrededor de 30 mil especies de insectos, no obstante, muchos grupos son aún desconocidos o no se han clasificado. Tal variedad ratifica la biodiversidad representativa del país.

    Arango fotografía insectos en diferentes condiciones ambientales: desde la montaña hasta la sabana y desde el páramo hasta el desierto, con un  lente macro de 60 mm, una cámara semiprofesional y un flash externo, este fotógrafo ha capturado la pluralidad y complejidad de estas especies que constituyen alrededor de dos tercios de todos los seres vivos conocidos.

    A la caza de mariposas, cucarrones, libélulas, abejas, moscas y demás, que se camuflan magistralmente en diferentes ambientes, Arango ha arriesgado hasta su vida: “Una vez estaba literalmente con el pecho en la tierra, muy concentrado tomándole una foto a un cucarrón y sentí una picada acompañada de un intenso dolor en el abdomen. Cuando me levanté me había acostado sobre el camino de unas hormigas”, recordó.

    La exposición, que también busca generar conciencia sobre la importancia ecológica de este tipo de invertebrados, estará en la Biblioteca hasta el 31 de mayo. 

    24 de mayo del 2016