Escudo de la República de Colombia
A- A A+

Reconocer el suelo como un componente del proceso catastral y de la toma de decisiones es un importante paso que posibilitó el Diplomado Aplicación de los Estudios de Suelos en la Gestión Catastral que graduó a su primera cohorte.

  • Algunas prácticas se hicieron en el Laboratorio de Suelos de la UNAL Medellín. Foto: cortesía Centro de Educación Continua Permanente e Idiomas.

    Algunas prácticas se hicieron en el Laboratorio de Suelos de la UNAL Medellín. Foto: cortesía Centro de Educación Continua Permanente e Idiomas.

  • El Diplomado tuvo una intensidad de 125 horas. Foto: cortesía Centro de Educación Continua Permanente e Idiomas.

    El Diplomado tuvo una intensidad de 125 horas. Foto: cortesía Centro de Educación Continua Permanente e Idiomas.

  • Salida de campo al municipio de Girardota.Foto: cortesía Centro de Educación Continua Permanente e Idiomas.

    Salida de campo al municipio de Girardota.Foto: cortesía Centro de Educación Continua Permanente e Idiomas.

  • En el Diplomado de utilizaron cartografías para el análisis de suelos. Foto: cortesía Centro de Educación Continua Permanente e Idiomas.

    En el Diplomado de utilizaron cartografías para el análisis de suelos. Foto: cortesía Centro de Educación Continua Permanente e Idiomas.

  • 21 funcionarios de la Gobernación de Antioquia se certificaron en Aplicación de los Estudios de Suelos en la Gestión Catastral.

    21 funcionarios de la Gobernación de Antioquia se certificaron en Aplicación de los Estudios de Suelos en la Gestión Catastral.

    Gracias a la interpretación de cartografía y al trabajo práctico en predios ubicados en cuatro áreas de Girardota, como parte de la formación de 21 estudiantes del programa de actualización, se reconocieron suelos que en sus primeros centímetros presentan capas de ceniza volcánica, los cuales por procesos erosivos “se van perdiendo”, según el profesor Ramiro Ramírez Pisco, del Departamento de Geociencias de la UNAL Medellín.

    “Empezamos a descubrir (con los estudiantes del Diplomado) cómo cambian los suelos, el paisaje, cómo muchas de las partes que aparecían con vegetación en mapas de años anteriores no estaban o habían variado”, precisa. La comparación se hizo a partir de imágenes captadas en el 2015 por el Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC) y de lo observado en los sitios.

    El profesor Ramírez Pisco, explica que se evidencia rápidamente una modificación en los cultivos. El uso del suelo va pasando de ser principalmente agrícola a actividades y características más urbanas, lo que indica que se deben revisar los planes de ordenamiento territorial.

    A esa conclusión se llegó después de que los 21 funcionarios de la Gerencia de Catastro de la Gobernación de Antioquia que hicieron el programa de actualización, evaluaron diferentes variables entre las que se tuvieron en cuenta texturas del suelo, profundidad y pendiente, además del proceso erosivo.

    El trabajo práctico, menciona Rocío Jaramillo Gallego, especialista en Sistemas de Información Geográfica y funcionaria de la Gerencia de Catastro, permitió identificar las zonas homogéneas físicas y posteriormente las económicas, que son variables que finalmente llevan a establecer el avalúo a la tierra.

    El Diplomado, según Marco Aurelio González, auxiliar administrativo de Catastro “dejó muchas enseñanzas, fue pertinente y la metodología, excelente. Lo que nos plantearon es posible realizarlo”, asegura.

    Según el profesor Ramírez Pisco ejercicios como este deberían generalizarse en el departamento y, para seguir avanzando en el análisis de suelos con fines catastrales, la UNAL Medellín se propone abordar en un próximo diplomado el catastro multipropósito para hacer mayor énfasis en el potencial uso del suelo o capacidad de producción, pues hasta este momento a este aspecto “no se le había dado todo el peso que tiene”, expresa el docente.

    “A las entidades territoriales les permitiría, en sus planes de desarrollo y de ordenamiento territorial, defender y desarrollar políticas sobre la utilización del suelo y su valoración”, agrega Elkin Ocampo, coordinador del Centro de Educación Continua y Permanente e Idiomas de la UNAL Medellín.

    Añade que modelos de formación como el Diplomado combinan la parte académica e investigativa, cuyos resultados pueden servir a los territorios, lo cual es positivo, dado que uno de los propósitos es “llevar propuestas concretas a las nuevas administraciones sobre el estudio de los suelos”.

    El nuevo programa de actualización se ofertaría en 2020 para el público en general, pues varias personas, según el Profesor Ramírez Pisco, han expresado su interés en capacitarse en este tema.

    (FIN/KGG)

    9 de octubre del 2019