Escudo de la República de Colombia
A- A A+

La Medellín de los años 60, una línea de tiempo del Programa y sus docentes, una muestra del ejercicio de extensión, la evolución de la investigación, el pasado, presente y futuro de la Carrera así como la mirada artística del Grupo de Investigación Efémera sobre el proceso de construir, es el orden de la exhibición que celebra las bodas de oro de este pregrado de la Universidad Nacional de Colombia en Medellín, en el escenario de la Sala U, sala de arte contemporáneo.

  • La concepción del pasado, presente y futuro de la carrera también está presente en la exhibición.

    La concepción del pasado, presente y futuro de la carrera también está presente en la exhibición.

  • La exposición también muestra la manera como se presentó la carrera en los medios de comunicación de la época.

    La exposición también muestra la manera como se presentó la carrera en los medios de comunicación de la época.

  • Un documental recoge el proceso de extensión y proyección social de la carrera.

    Un documental recoge el proceso de extensión y proyección social de la carrera.

  • La investigación se evidencia a partir de la evolución e incremento de las publicaciones científicas.

    La investigación se evidencia a partir de la evolución e incremento de las publicaciones científicas.

  • El Semillero Efémera propuso una mirada desde el arte del proceso de “construir”.

    El Semillero Efémera propuso una mirada desde el arte del proceso de “construir”.

  • En su libro, el profesor Juan Carlos Ochoa recoge los 50 años del pregrado.

    En su libro, el profesor Juan Carlos Ochoa recoge los 50 años del pregrado.

  • Los rostros y nombres de quienes hicieron posible el pregrado, son protagonistas.

    Los rostros y nombres de quienes hicieron posible el pregrado, son protagonistas.

    Con el propósito conseguir un mejor nivel técnico en la industria de la construcción y de preparar a los profesionales que habrían de hacer frente al desarrollo del país en el contexto de la industrialización, hacia la década de 1960 un grupo de arquitectos comenzó a concebir un nuevo programa académico que “le diera a la construcción una organización realmente industrial y productiva”, apuntó el profesor Henry Carvajal Jaramillo, director del Área curricular de Construcción y Hábitat de la Facultad de Arquitectura.

    De ahí que el punto de partida de la exposición sea el estado urbanístico de esa Medellín de los años 60 “y las perspectivas para la industria de la construcción en la época, como detonante de la necesidad de un profesional capacitado para enfrentar el cambio que se vislumbraba”, explicó el profesor Carvajal.

    Como parte de esta primera etapa de la muestra, el espacio de la Sala se adornó con fotografías de los actores que hicieron posible la fundación y crecimiento de la carrera: los primeros profesores, estudiantes, mujeres constructoras y egresados; así mismo, “aparecen los documentos que dan cuenta de los esfuerzos para lograr la excelencia académica y la adaptación a los cambios industriales a nivel nacional e internacional”.

    Y se incluyen, finalmente, las tres reformas sustanciales que ha tenido el programa: la de 1973, que incorporó la residencia y obra; la de 1992, cuando se cambió el perfil profesional y se separó definitivamente el programa de Construcción del de Arquitectura; y la de 2008, que reforzó la formación en ciencias básicas. “Y finalizamos este recorrido con el reconocimiento de alta calidad del Programa por parte del Ministerio de Educación Nacional en 2009 que conservamos y nos exige un proceso de mejora permanente”, dijo el Director del Área Curricular.

    La extensión y proyección social del Programa copa la segunda etapa de la muestra; con proyectos realizados desde el sur de Antioquia, en el municipio de Caramanta, hasta Mompox en el departamento de Bolívar. “De esta manera se puede identificar cómo a partir de la reforma de 1992 se potencializó la extensión como resultado de la introducción de las líneas de profundización en áreas como la gerencia y administración de obras, interventoría, patología de la edificación y programación y costos, que permitieron el estudio de cambios específicos de la construcción y visibilizaron las potencialidades de los docentes”, precisó el profesor.

    La evolución de las publicaciones de profesores y estudiantes, desde 1969 hasta 2018, consolidan la tercera etapa de la exhibición dedicada al aumento en la productividad del nuevo conocimiento; es decir, a la investigación como el fundamento de la docencia.

    “En la cuarta sala se muestra en un espacio físico y virtual el pasado, presente y futuro del programa, se exponen piezas físicas que han sido protagonistas en la formación, la investigación y la extensión a lo largo de estos 50 años”, contó Carvajal Jaramillo; y destacó que, en este orden, también es crucial la mirada a los retos futuros para el pregrado.

    Finalmente, la Sala Anexa Pedro Nel Gómez es el escenario donde el Semillero de Investigación de Espacios Efímeros, Efémera, que bajo el liderazgo de los profesores Álvaro Correa y Ana Claudia Múnera se encargaron del diseño y montaje de la exposición, se tomaron para mostrar desde su óptica “qué es construir: una sumatoria de gestos que recuerdan no solamente el levantamiento de un edificio sino también la historia de nuestra evolución”.

    Un libro para contar la historia

    Además de la exposición con la que se conmemoran los 50 años del Programa. El profesor Juan Carlos Ochoa Botero, arquitecto constructor (1986), presentó su libro Nacimiento y evolución del profesional de la construcción en Medellín. Una mirada histórica a la carrera de construcción de la Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín 1968 – 2018.

    La obra, que empezó a concebirse hace 15 años, con motivo de los 35 años del pregrado, hace un recuento histórico de las bodas de plata de la carrera de Construcción más profundo y detallado que la exposición.

    “En el objetivo de la construcción de la historia de una carrera hay una tendencia muy académica e institucional que se fundamenta en la acreditación y en la calidad de los currículos, y eso es importantísimo, pero yo le agrego algo más y es hacer un reconocimiento y una conservación de la memoria de lo que ha sido el programa; tal reconocimiento pasa por sus fundadores, los egresados (más de mil) y los profesores”, contó el escritor y destacó que en el proceso de creación de este documento histórico no estuvo solo: “tuve ayuda de profesores y estudiantes de la Facultad y de la Facultad de Ciencias Humanas y Económicas”.

    La exposición que recoge 50 años del pregrado en Construcción estará en la Sala U hasta el 28 de junio.

    (FIN/CST)

    8 de mayo del 2009