Escudo de la República de Colombia
A- A A+

Paralelo a la gestión de la denominada Ruta U, la futura estación del Metro y la revisión de los proyectos de planeación en el entorno de los campus de la Universidad Nacional de Colombia en Medellín, una comisión accidental del Concejo Municipal evalúa alternativas sobre el proyecto de Ciclocaminabilidad que propuso el Área Metropolitana (AMVA) para unir el Campus El Volador con la Universidad de Antioquia y otras ciclorrutas.

  • Representantes estudiantiles y profesorales conocieron de primera mano las alternativas del proyecto Ciclocaminabilidad.

    Representantes estudiantiles y profesorales conocieron de primera mano las alternativas del proyecto Ciclocaminabilidad.

  • Para la U.N. Sede Medellín es importante consolidar con la administración municipal un proyecto que solucione la inseguridad y conectividad de manera integral.

    Para la U.N. Sede Medellín es importante consolidar con la administración municipal un proyecto que solucione la inseguridad y conectividad de manera integral.

  • Alejandro Palacio Restrepo, representante estudiantil al Consejo Superior Universitario.

    Alejandro Palacio Restrepo, representante estudiantil al Consejo Superior Universitario.

  • Rainiero Jiménez Martínez, profesor del departamento de Ciencia Política de la Facultad de Ciencias Humanas y Económicas.

    Rainiero Jiménez Martínez, profesor del departamento de Ciencia Política de la Facultad de Ciencias Humanas y Económicas.

  • La Institución espera seguir avanzando en la búsqueda de soluciones integrales de seguridad y conectividad en beneficio de la comunidad universitaria.

    La Institución espera seguir avanzando en la búsqueda de soluciones integrales de seguridad y conectividad en beneficio de la comunidad universitaria.

    Para el Área Metropolitana el proyecto es importante porque conectaría a las dos universidades públicas con una ruta segura tanto para caminantes como para ciclistas. Un argumento adicional es que en estos dos campus universitarios se registra el mayor número de usuarios del sistema público de bicicletas En Cicla y con un paso seguro, se prevé que aumentaría la demanda.

    Sin embargo, cuando se conocieron los detalles de diseño del proyecto, a mediados del año pasado, se empezaron a escuchar voces encontradas sobre su pertinencia. Desde entonces, la Vicerrectoría comenzó un proceso de estudio y socialización de esa iniciativa, que involucra al Área Metropolitana y a toda la comunidad universitaria.

    Una de las principales críticas al proyecto es que implicaría la cesión por parte de la Universidad de más de cinco mil metros cuadrados para el corredor de conectividad. De allí que sobre diseño se hayan estudiado varias alternativas que implican el cambio de trazado y ajustes técnicos, en procura de defender los intereses de la U.N.

    Como parte del proceso de socialización, y con la certeza de que una comunidad informada toma decisiones más efectivas, el profesor Juan Camilo Restrepo, vicerrector de la Sede, adelantó una serie de reuniones con los representantes estudiantiles y profesorales. En ese ejercicio, ha sido enfático en que si bien este es un proyecto importante, también “debe ser discutido por la comunidad universitaria y avalado por ella”.

    Recordó el Vicerrector que desde agosto del año pasado se comprometió con la comunidad a no tomar decisiones apresuradas ni bajo presión de ninguna naturaleza, por lo que se suspendieron las negociaciones con el AMVA y se dio inicio a la revisión de todo el proceso, siempre bajo la premisa del respeto por las personas y las instituciones.

    Esa revisión, explicó el Vicerrector, puso de presente que el diseño por la Carrera 65 es inviable dada la mayor afectación de terrenos que involucraría incluso edificios construidos. Por eso se proponen alternativas como el diseño de la clicorruta por el costado del Cerro El Volador, o por el costado oriental del Campus, que afectaría una franja menor sobre la autopista, siempre y cuando se garantice que la inversión que harían el AMVA y la U.N. estén como mínimo equilibradas económicamente y sean claros los beneficios del proyecto para la comunidad universitaria y para la ciudad.

    Alejandro Palacio Restrepo, estudiante de Ciencia Política y representante estudiantil ante el Consejo Superior Universitario, cree que es necesario replantear el proyecto, pero advierte que las críticas al respecto no son en contra de la movilidad sostenible sino de la manera cómo se propone llevarla a cabo en este caso.

    Sobre la fase que involucra solo el costado de la autopista, Palacio apunta que es importante y necesario el proceso de socialización en aras de decidir lo mejor para la Universidad. “Para nosotros las cifras bajo las cuales se sustenta el proyecto son importantes y no dudamos de él, pero lo que es importante ahora es mirar el convenio, analizar bajo qué figura se haría esa sesión de terrenos, cómo se compensaría esa pérdida, cuáles son los compromisos que asumimos y cómo nos vemos comprometidos para determinar si es viable o no”.

    Por su parte, el profesor Rainiero Jiménez Martínez, del Departamento de Ciencia Política de la Facultad de Ciencias Humanas y Económicas, dijo que es imprescindible buscar la manera de conectar la Universidad con la ciudad, pero sin afectar el patrimonio de la Institución.

    En ese sentido, el profesor Jiménez Martínez propone “establecer conversaciones claras y transparentes, lo cual implica cambiar la cultura política y buscar que haya el mayor grado de información y de consulta a la comunidad universitaria en todos sus estamentos” y subrayó que “ese mecanismo nos muestra también que caminamos hacia una paz verdadera y duradera y sería un ejemplo histórico para los procesos de construcción de ciudad”.

    Por su parte, el profesor Juan Bautista López Ortiz de la Facultad de Ciencias, opinó que es importante avanzar en la socialización del proyecto y hacérselo saber a la Comisión Accidental del Concejo y al Área Metropolitana, en busca de la alternativa que más convenga a la comunidad universitaria.

    El vicerrector Juan Camilo Restrepo puntualizó que “el proyecto de ciclocaminabilidad todavía está vivo, pero es un tema que debe conocerse a fondo por parte de la comunidad universitaria, pues somos todos quienes tenemos que identificar si es conveniente o no”. Precisó que no hay afán de tomar decisiones sobre un asunto tan delicado en el que debe primar la defensa de la Universidad. Acotó además que una vez haya sido analizada la iniciativa por todos los estamentos deberá ser sometida al Consejo de Sede, que finalmente decidirá si la avala o no, pero reiteró que la premisa fundamental debe girar entorno a la defensa de la institución, en la identificación de los beneficios que este proyecto conlleva y en la protección y accesibilidad de la comunidad Universitaria a los campus de la Sede.

    Entre tanto, dijo, que el problema de conectividad y de seguridad de la comunidad de la U.N. no se resuelve con el proyecto de ciclocaminabilidad, la solución debe involucrar muchas más acciones y por ello se seguirá avanzando en la búsqueda de alternativas integrales que no solo atañen a la Sede Medellín sino a otras instituciones de educación superior cercanas como la Universidad de Antioquia, La Luis Amigó, el Salazar y Herrera, Pascual Bravo, Tecnológico de Antioquia e Instituto Tecnológico Metropolitano, entre otros. Con todos ellos y la Alcaldía, se sigue promoviendo la creación de una ruta de buses denominada Ruta U que recorra el distrito universitario y debe insistirse en la estación del metro en la zona de la BPP y en el desarrollo del proyecto de transporte público de la carrera 80, tal como el posible tranvía establecido por la actual administración municipal.

    (FIN/CST)

    6 de mayo del 2019