Escudo de la República de Colombia
A- A A+

“Siquiera que al fin vamos a comenzar”, con esta expresión Daniela Aristizábal Betancur, una joven de Amagá admitida al programa de matemáticas, interpretó el sentir de muchos de sus compañeros que se convirtieron en nuevos estudiantes de la Universidad Nacional de Colombia.

  • Las directivas de la U.N. Sede Medellín dieron la bienvenida a los admitidos mediante el PEAMA Sinifaná.

    Las directivas de la U.N. Sede Medellín dieron la bienvenida a los admitidos mediante el PEAMA Sinifaná.

  • Los jóvenes llenaron la historia clínica, requisito para los admitidos.

    Los jóvenes llenaron la historia clínica, requisito para los admitidos.

  • Entre los servicios de salud los muchachos tuvieron revisión general y de optometría.

    Entre los servicios de salud los muchachos tuvieron revisión general y de optometría.

  • También recibieron la inducción respectiva en la Biblioteca Efe Gómez.

    También recibieron la inducción respectiva en la Biblioteca Efe Gómez.

  • Se les enseñaron las posibilidades que tienen en desde el punto de vista de Bienestar Universitario.

    Se les enseñaron las posibilidades que tienen en desde el punto de vista de Bienestar Universitario.

  • Para los admitidos a la U.N. Sede Medellín mediante el PEAMA Sinifaná, esta es una oportunidad invaluable.

    Para los admitidos a la U.N. Sede Medellín mediante el PEAMA Sinifaná, esta es una oportunidad invaluable.

    En ella, como en cada uno de los más de 80 admitidos mediante el Programa Especial de Admisión y Movilidad Académica (PEAMA) enfocado en seis municipios de la cuenca del Sinifaná, suroeste antiqueño, se mezclaron varios sentimientos: Satisfacción, felicidad, orgullo, ansiedad, muchos nervios y una gran expectativa.

    Desde 2008, el PEAMA es una estrategia de la U.N. para acercar la educación superior a regiones apartadas del país, pero fue en 2015 cuando la Institución abrió la oportunidad a las sedes andinas (Bogotá, Manizales, Medellín y Palmira) para realizar cada una en sus áreas de influencia un programa de admisión especial, ajustado a sus territorios.

    “Específicamente con el PEAMA Sinifaná, nosotros iniciamos en 2018 en el contexto de un programa de regionalización que se tenía en la administración anterior; gracias a ello hoy tenemos una cohorte de 85 estudiantes de los municipios de Amagá, Venecia, Angelópolis, Titiribí, Fredonia y Santa Bárbara, admitiditos a la U.N. Sede Medellín”, explica el profesor Juan Carlos Ochoa Botero, director académico.

    Para muchos de los jóvenes admitidos y sus familias el ingreso a la mejor universidad pública del país representa su única oportunidad de acceso a la educación superior y, como consecuencia, es también su mejor posibilidad para proyectarse al futuro.

    “Yo creo que hablo por todos cuando digo que este es un logro enorme y una gran oportunidad de superación porque la verdad es que desde los municipios es más difícil acceder a la educación superior. Yo Espero aprender mucho y estar a la altura de la Universidad Nacional”, señala Pablo Valencia admitido a Ingeniería Ambiental y proveniente de Fredonia. Para él, además, la educación es una herramienta para transformar la sociedad desde el ámbito familiar y personal.

    Algo similar expresó Eugenia González del municipio de Angelópolis y admitida a Zootecnia: “Yo siempre había tenido la expectativa de estudiar, pero no la oportunidad. Yo tengo un hijo y pienso en él, en darle lo mejor incluso desde el ejemplo, por eso creo que uno se tiene que preparar para darle otros sentidos a la vida; eso representa para mí ingresar a la Universidad y, en ese sentido, siento un compromiso muy grande conmigo, con mi familia, con la Institución y con la sociedad; aunque también admito que siento mucho susto”.

    Los admitidos, que comenzarán a estudiar el 29 de abril (primer semestre de 2019), deberán cursar el primer año en sus regiones, para eso se definieron dos nodos: uno en Santa Bárbara, allí las clases se impartirán en el parque educativo del municipio; y otro en Caldas en las instalaciones de la Corporación Universitaria Lasallista. Después de esos dos primeros semestres los tres campus de la U.N. Sede Medellín se convertirán en su cotidianidad.

    Para hacer este proyecto posible, la Universidad desplegó estrategias de tipo logístico que van desde convenios con otras instituciones y adecuación de espacios para desarrollar la actividad docente hasta el desplazamiento de los profesores que dictarán las asignaturas.

    “Ingresar a la Universidad Nacional de Colombia es un privilegio, así que siéntanse orgullosos de ser parte de ella. Tengan en cuenta que mantenerse dentro de la Universidad es un trabajo que depende exclusivamente de ustedes, requiere mucho compromiso y dar lo mejor de cada uno. Nosotros los vamos a apoyar, pero las responsabilidades de estar acá y convertirse en profesionales que le aporten al país es totalmente de ustedes”, les dijo a los admitidos el profesor Juan Camilo Restrepo Gutiérrez, vicerrector de la U.N. Sede Medellín.

    En el mismo orden, el profesor Ochoa Botero les recordó a los nuevos estudiantes de la Institución que tanto la formación técnica de excelencia como el crecimiento humano en un sentido integral, son fundamentales para dejar en alto el nombre de la Universidad Nacional de Colombia.

    “Yo estoy seguro de que cada uno de nosotros va a dar lo mejor de sí porque si hay algo cierto es que, para la gran mayoría de no ser por este programa, no podríamos estudiar”, destaca Juan Esteban Arroyave del municipio de Santa Bárbara y admitido a Zootecnia.

    Si bien la formación en pregrado es solo una de las razones de ser de la academia en el país, para la Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín es una de las más importantes por cuanto representa cultivar el futuro de la nación: los jóvenes; el PEAMA Sinifaná va encaminado a ese propósito. 

    (FIN/CST)

    12 de abril del 2019