Escudo de la República de Colombia
A- A A+

¡Las vacaciones no te las ganaste con el sudor de tu frente!, advierte una imagen de un hombre que descansa plácidamente en la playa. Es una publicación en Facebook de Ciencias Sociales a la Calle, iniciativa para acercar a la ciudadanía a la historia, ciencia política o economía; el mismo propósito del taller dictado en la Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín.

  • La iniciativa busca construir análisis crítico de la realidad. Tomado de Facebook Ciencias Sociales a la Calle.

    La iniciativa busca construir análisis crítico de la realidad. Tomado de Facebook Ciencias Sociales a la Calle.

  • María Luisa Restrepo y María Cristina Osorio son historiadoras de la Institución.

    María Luisa Restrepo y María Cristina Osorio son historiadoras de la Institución.

  • El taller fue abierto, hubo espacio para ciudadanos en general.

    El taller fue abierto, hubo espacio para ciudadanos en general.

    Las fundadoras de Ciencias Sociales a la Calle son María Luisa Restrepo y María Cristina Osorio, historiadoras egresadas de la Institución, quienes volvieron a la Universidad para entregar información sobre herramientas tecnológicas básicas útiles en la generación de discusiones críticas y con argumentos, incluso desde internet.

    Ellas aprovechan la web para dar contexto e información necesaria a comunidad no académica. Así, la imagen antes mencionada es un abrebocas al conocimiento, pues en su descripción se puede leer que fue apenas en 1936 que la exigencia de las vacaciones fue una de las banderas del sindicalismo francés que organizó huelgas para obligar al gobierno a establecer dos semanas libres remuneradas.

    Hoy, después de 83 años, explican en su página de Facebook, las reivindicaciones laborales están amenazadas en Colombia por políticas como la Ley 789 de 2002 decretada por el entonces presidente Álvaro Uribe Vélez, por medio de la cual se determinó que las horas laborales nocturnas comienzan a las 10:00 p.m. y no a las 6:00 p.m. como estaba establecido desde 1945, cuando el movimiento sindical del país logró que las vacaciones fueran un derecho laboral reconocido por el Estado.

    “En ciencias sociales es importante el análisis crítico de fuentes. Las herramientas que utilizan se pueden llevar a las personas del común para que tengan la posibilidad de cuestionar la información que les llega”, afirma Restrepo.

    Una manera clave para llevar las ciencias sociales a la calle es, además, apostarle a la interdisciplinariedad, al diálogo y al compartir conocimientos desde áreas como la antropología, la sociología, la filosofía, la comunicación social, el diseño gráfico u otras, fundamentales para la difusión y alternas al libro.

    Así también lo cree Juliana Serna Gallego, comunicadora organizacional y asistente al taller, quien sigue en Instagram a Ciencias Sociales a la Calle. Considera que el proyecto y el taller muestran la “necesidad de flexibilizar las formas para poder generar construcción social, porque los diagnósticos, análisis e investigaciones son necesarias en nuestra sociedad y mucho más en nuestro país, donde se deben asumir retos en torno al desarrollo en varios aspectos”.

    En el Taller presentaron herramientas tecnológicas básicas gratuitas como las aplicaciones móviles Canva o Inshot, útil para crear videos incluso a partir de fotografías y llevar así mensajes sobre diversas temáticas acerca de las cuales los ciudadanos se pueden apropiar.

    Lo importante es que la gente pueda entender la realidad. En ese sentido, Ciencias Sociales a la Calle funcionan como una mediación en el propósito de que las tesis no se queden en los anaqueles de las bibliotecas o para que trasciendan las discusiones que se dan en simposios y congresos.

    Volver a la academia y a su alma mater con el proyecto y el taller significa para Restrepo un respaldo por parte de la Universidad para intervenir y aportar.

    (FIN/KGG)

    13 de marzo del 2019