Escudo de la República de Colombia
A- A A+

Congestión, accidentalidad y contaminación, tres situaciones que llevan al deterioro de la calidad de vida en Medellín. Ese es el diagnóstico inicial con respecto a la problemática de movilidad de la ciudad, elaborado a propósito del Plan Integral de Movilidad Sostenible, un proyecto del Departamento Administrativo de Planeación de Medellín ejecutado por la Universidad Nacional de Colombia.

  • En el contexto de la primera etapa del Plan, los actores coincidieron en la necesidad de mejorar el transporte público.

    En el contexto de la primera etapa del Plan, los actores coincidieron en la necesidad de mejorar el transporte público.

  • Iván Sarmiento, director del grupo de Investigación en Vías y Trasporte de la Facultad de Minas de la U.N. Sede Medellín.

    Iván Sarmiento, director del grupo de Investigación en Vías y Trasporte de la Facultad de Minas de la U.N. Sede Medellín.

  • En la construcción del Plan Integral de Movilidad Sostenible para Medellín es importante la participación de todos los actores.

    En la construcción del Plan Integral de Movilidad Sostenible para Medellín es importante la participación de todos los actores.

  • Jaime Pizarro, líder de la Unidad de Planificación Territorial del Departamento Administrativo de Planeación de Medellín.

    Jaime Pizarro, líder de la Unidad de Planificación Territorial del Departamento Administrativo de Planeación de Medellín.

    El valle estrecho y cerrado en el que está ubicado Medellín y su topografía de laderas (2/3 de territorio son pendientes altas) cruzadas por quebradas, ha intensificado con los años la problemática de la movilidad. De ahí que el asunto ya no es solo responsabilidad de técnicos o ingenieros, sino que involucra a toda la sociedad.

    La movilidad es una necesidad básica del ser humano y por eso hay que garantizarla, en ese orden, como es de todos la tenemos que resolver entre todos”, destacó el profesor Iván Sarmiento del Departamento de Ingeniería Civil de la Facultad de Minas de la U.N. y director del Plan Integral de Movilidad Sostenible para Medellín, refiriéndose a que el proyecto contempla todas las modalidades de transporte, así como la participación de todos los actores involucrados.

    En el mismo sentido, el ingeniero Jaime Pizarro, líder de la Unidad de Planificación Territorial del Departamento Administrativo de Planeación de Medellín, señaló que en tanto la movilidad es un elemento estructurante y orientador del desarrollo de los territorios, el reto es pasar de las soluciones individuales a las colectivas.

    El trabajo es largo y de paciencia e implica, sobre todo, un cambio cultural. Se pueden aplicar proyectos de corto, mediano y largo plazo para ir mitigando algunos efectos, pero es necesario un cambio alrededor de cómo nos movemos entendiendo que es corresponsabilidad de cada uno aportarle a la solución”, sentenció el funcionario. De igual modo, indicó que es necesario un esfuerzo para identificar lo que se tiene y, a partir de ahí realizar acciones para optimizarlo.

    En ese orden, por ejemplo, las soluciones que proponen los diferentes actores de la movilidad: usuarios, empresarios del transporte e instituciones públicas y privadas, se concentran, sobre todo, en mejorar el transporte público, aspecto en el que se concentró la primera etapa de la formulación del Plan.

    Propuestas como corredores que cruzan la ciudad de norte a sur y viceversa, de oriente a occidente y viceversa, y en diagonal para que haya servicio hacia todos lados; soluciones tarifarias integradas, redes y conexiones peatonales a nivel de caminata, entre otras, están sobre la mesa según comentó el profesor Sarmiento.

    Además de la problemática y de las posibles soluciones, el docente resaltó que es importante también reconocer lo que se ha hecho y lo que se está haciendo para aportar salidas.

    La ciudad tiene alrededor de 500 proyectos en materia de movilidad, se intervino Carabobo, se están interviniendo Bolívar y La Playa, hay proyectos en barrios, hay una meta de 80 km de ciclorruta de los cuales hay 50 ya en marcha, en fin, sí estamos haciendo cosas, pero también hay que seguir trabajando porque no debemos bajar la guardia”, concluyó el profesor.

    (FIN/CST)

    18 de diciembre del 2018