Escudo de la República de Colombia
A- A A+

Con apenas nueve meses de existencia, este grupo estudiantil, ya fue acreditado a nivel nacional e internacional; además del reconocimiento, el aval representa ventajas de tipo formativo para los estudiantes como establecer redes con profesionales de otros países y la posibilidad de realizar cursos certificados de manera gratuita.

  • En un evento oficial se llevó a cabo presentación oficial del SBE como capítulo estudiantil reconocido.

    En un evento oficial se llevó a cabo presentación oficial del SBE como capítulo estudiantil reconocido.

  • El grupo estudiantil partió de las inquietudes de estos cuatro estudiantes.

    El grupo estudiantil partió de las inquietudes de estos cuatro estudiantes.

  • El profesor Mario Arias es uno de los pioneros del programa de Ingeniería Biológica.

    El profesor Mario Arias es uno de los pioneros del programa de Ingeniería Biológica.

  • Paola Zapata, egresada de Ingeniería Biológica de la Facultad de Ciencias.

    Paola Zapata, egresada de Ingeniería Biológica de la Facultad de Ciencias.

  • La ingeniería biológica aplica conceptos y métodos físico-matemáticos para resolver problemas de las ciencias de la vida.

    La ingeniería biológica aplica conceptos y métodos físico-matemáticos para resolver problemas de las ciencias de la vida.

    El American Institute for Chemical Engineering tuvo en cuenta el gran esfuerzo que en poco tiempo demostraron los estudiantes para darle al grupo Society for Biological Engineering (SBE), la categoría de capitulo estudiantil con aval internacional. A propósito, el profesor Mario Arias, uno de los pioneros de la carrera de Ingeniería Biológica en el U.N. Sede Medellín y asesor del Capítulo, destacó el logro, producto del compromiso de los universitarios.

    “Más que una admisión a tan importante sociedad académica, este es un reconocimiento al programa y a sus estudiantes, el cual contribuye a la visibilidad nacional e internacional del pregrado de Ingeniería Biológica y da cuenta de la calidad de nuestros estudiantes: los nuevos talentos y futuros líderes que la sociedad demanda”, expresó el profesor Arias.

    El SBE, tuvo su punto de partida en la necesidad de dar a conocer el programa académico y su perfil profesional en la industria y la sociedad. En ese orden el docente recordó que el programa de Ingeniería Biológica es relativamente nuevo en el país y que, en la U.N., fue uno de los pregrados que se creó, hace casi dos décadas, con el objeto de fortalecer la estructura curricular de la Facultad de Ciencias.

    “En ese entonces la necesidad era preparar un profesional idóneo, el cual aún no se formaba el país, para aprovechar esa biodiversidad que nos ha caracterizado y que dejáramos de ser simplemente proveedores de materia prima para nosotros mismos hacer uso de esos recursos naturales y poder aprovechar la potencia que ellos ofrecen para beneficio de la sociedad”, precisó el profesor Arias.

    Nattaly Valero, David Ceballos, Daniela Ortiz y José Miguel Ochoa fueron los cuatro jóvenes precursores del SBE; “nosotros pensamos en Ingeniería Biológica como nuestra marca y en nosotros, los estudiantes, como el producto y en ese sentido, nos preguntamos qué podíamos hacer”, contó Ochoa, presidente del Capítulo.

    Tras una reunión a la que acudieron 25 estudiantes con la misma inquietud de hacer el programa de Ingeniería Biológica más visible, quedó establecido el Capítulo Estudiantil SBE. “Y comenzamos a planear encuentros con empresarios, a gestionar visitas industriales y a vincularnos con compañías que ejecutaran programas de responsabilidad social para que también la sociedad nos viera”, precisó Ochoa.

    Así, los estudiantes se vincularon a empresas como Bavaria, con la que realizaron dos voluntariados: siembra de árboles en el Cerro El Volador y limpieza de la quebrada Doña María de Itagüí. “Gracias a ese contacto la compañía nos reconoció entre el grupo de grandes aliados”, resaltó el presidente de la SBE.

    Además del compromiso en el aspecto de responsabilidad, el grupo realizó actividades apuntando a la formación complementaria del perfil profesional del ingeniero biológico como cursos con líderes de gestión humana para potenciar las capacidades blandas, conferencias en el área de biotecnología y otros temas, e integraciones entre los miembros de grupo para fortalecer la creación de redes de colegas.

    Respecto al quehacer del ingeniero biológico, la egresada Paola Zapata, apuntó que la Ingeniería Biológica combina las herramientas de la ingeniería con los principios de la biología para crear nuevos productos, controlar sistemas biológicos, predecir fenómenos y optimizar procesos.

    “De ahí que somos profesionales idóneos para trabajar en grupos de investigación, innovación, desarrollo y tecnología, en procesos de producción y calidad en las áreas de alimentos, medio ambiente, microbiológica, médica, agroindustria, farmacéutica, entre otros, además de la academia”, dijo.

    Comprometidos con dejar huellas positivas en la sociedad, los ingenieros bilógicos de la U.N. seguirán apostándole a iniciativas como la SBE que reclaman el compromiso de docentes, estudiantes y egresados.

    (FIN/CST)

    28 de noviembre del 2018