Escudo de la República de Colombia
A- A A+

2,5 años es el promedio de tiempo de cárcel efectiva que paga quien es condenado por corrupción en Colombia, además, las condenas efectivas de los sindicados por este delito en el país son del orden del 25%, es decir, de 100 solo 25 son condenados. Estas fueron algunas de las conclusiones a las que llegó el estudiante Nicolás Álvarez Bernal en su ensayo sobre economía de la corrupción.

  • Nicolás Álvarez Bernal (izq.), de la U.N. Sede Medellín, fue el ganador en la categoría A, y William Aguirre (der.), de la Universidad del Atlántico, en la B.

    Nicolás Álvarez Bernal (izq.), de la U.N. Sede Medellín, fue el ganador en la categoría A, y William Aguirre (der.), de la Universidad del Atlántico, en la B.

  • Históricamente Colombia ha sido uno de los países más azotados por la corrupción.

    Históricamente Colombia ha sido uno de los países más azotados por la corrupción.

  • 15 universidades del país participaron del XXXIII Congreso Nacional de Estudiantes de Economía.

    15 universidades del país participaron del XXXIII Congreso Nacional de Estudiantes de Economía.

    En su ejercicio intelectual Álvarez Bernal, estudiante de Economía de la U.N. Sede Medellín, tomó como base la teoría microeconómica, los aportes del Premio Nobel de Economía Gary Becker e informes periodísticos y legales sobre corrupción en el país.

    El joven explicó que tras utilizar el concepto estadístico de valor esperado pudo comprobar mediante probabilidad que en Colombia los costos de la corrupción para el corrupto son realmente bajos, lo que constituye un incentivo para incurrir en tales prácticas.

    “Otro elemento que tuve en cuenta fue la parte moral, en cuanto a esto otra de las conclusiones a las que llegué es que en esas mismas dinámicas que se forman de clientelismo y de grupos de corrupción prima una relación de confianza entre ellos que deriva en la ayuda mutua y eso, a su vez, reduce el riesgo de que los actos de corrupción sean descubiertos”, explicó.

    Que en las conductas de corrupción el “yo te ayudo, tú me ayudas” es regla de oro, que los ingresos de los corruptos se mantienen en el tiempo y que el sistema jurídico colombiano no ha sabido cómo hacer frente a esta práctica, son otras conclusiones a las que llegó el universitario. Su reflexión académica le valió el reconocimiento en la Categoría A del concurso, para estudiantes de primero a quinto semestre, organizado por la Federación Nacional de Estudiantes de Economía (FENADECO).

    EL certamen, que se realizó a propósito del XXXIII Congreso Nacional de Estudiantes de Economía “Economía, conflicto y criminalidad: Retos y oportunidades”, tuvo como objetivo instar a los estudiantes en todos los niveles de la carrera a fortalecer sus capacidades de creación, análisis, argumentación e interpretación en relación con las temáticas coyunturales del país.

    “Cuando me enteré del concurso empecé a leer del tema que convocaba el Congreso y encontré que la economía del crimen es una rama que a mi juicio no ha sido estudiada en profundidad en el país y dado que la corrupción entra en esta línea y que Colombia está muy golpeada por este flagelo, definí como materia de mi ensayo ese tema”, expresó el estudiante.

    Álvarez basó su ejercicio ensayístico en dos aspectos: los detonantes que llevan a la conducta criminal de la corrupción, por un lado, y la relación informal que se da entre lo público y lo privado y que cimienta esta conducta, por otro.

    15 universidades del país participaron del XXXIII Congreso Nacional de Estudiantes de Economía, que se llevó a cabo recientemente en Cali. Sobre ese primer lugar el estudiante resaltó que es un incentivo para continuar enriqueciendo su bagaje investigativo.

    (FIN/CST)

    13 de noviembre del 2018