Escudo de la República de Colombia
A- A A+

Yo quiero mucho a la Nacho”, “esta es mi casa y acá me siento feliz”, “los amigos que uno hace mientras estudia son para toda la vida”, “la universidad está cada vez más linda”. Estas fueron algunas de las voces que se hicieron presentes en el séptimo encuentro de egresados de la Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín que recogió alrededor de dos mil personas.

  • Alrededor de dos mil egresados asistieron al encuentro.

    Alrededor de dos mil egresados asistieron al encuentro.

  • Amigos, familia, recuerdos inolvidables, fiesta, diversión y un gran amor por la U.N., común denominador en el reencuentro de egresados 2018.

    Amigos, familia, recuerdos inolvidables, fiesta, diversión y un gran amor por la U.N., común denominador en el reencuentro de egresados 2018.

  • Los egresados recorrieron el campus como cuando eran estudiantes.

    Los egresados recorrieron el campus como cuando eran estudiantes.

  • También hubo espacios para la familia.

    También hubo espacios para la familia.

  • La Casa del Egresado en el campus El Volador.

    La Casa del Egresado en el campus El Volador.

  • Algunos aprovecharon para renovar el carné.

    Algunos aprovecharon para renovar el carné.

  • Juan Camilo Restrepo Gutiérrez, vicerrector de la Sede, les dio la bienvenida a los egresados.

    Juan Camilo Restrepo Gutiérrez, vicerrector de la Sede, les dio la bienvenida a los egresados.

  • La comediante Luz Amparo Álvarez dio apertura al reencuentro de egresados 2018.

    La comediante Luz Amparo Álvarez dio apertura al reencuentro de egresados 2018.

    El encuentro, que además es el segundo de tipo masivo, tiene el propósito de “hacer a los hijos volver a casa”, comentó el coordinador del programa de egresados, Nolverto Terraza Márquez, y destacó que para la Institución es crucial que los profesionales con sello U.N. mantengan la relación con la Universidad, “que compartan con los que hoy son estudiantes sus experiencias y su visión del mundo”.

    En ese orden, el evento se dividió en dos partes. La primera, organizada por cada una de las cinco facultades de la Sede, propuso espacios para reunirse en torno actividades precisas: conversaciones con personalidades destacadas de la ciudad o entre los mismos egresados, arte, música, servicios, entre otros. La segunda, fue la integración general en la que los egresados disfrutaron del espectáculo de la comediante Luz Amparo Álvarez y de la orquesta de música tropical La Máxima.

    El vicerrector de la Sede, Juan Camilo Restrepo Gutiérrez, les extendió a los egresados un mensaje de bienvenida en el que resaltó que su presencia y sus opiniones son importantes para determinar el porvenir de la Institución, y los invitó a participar en los procesos de construcción del futuro de su alma mater.

    El próximo 20 de octubre será el escenario de claustros y colegiaturas, un espacio que busca que toda la comunidad universitaria diga qué quiere hacer, qué piensa y qué sueña para la U.N. y para eso necesitamos también a los egresados, queremos que se acerquen y nos ayuden a construir la Universidad del futuro”, dijo. Así mismo, recordó que el proceso se enmarca en la elaboración del Plan Global de Desarrollo 2019-2021.

    Con los años, cultivar los vínculos

    Marcela María Rodríguez Sánchez y Gloria María López se graduaron en la década de los 90 del programa de Zootecnia, durante casi 30 años han logrado mantener el vínculo que desde su época universitaria las conectó; ellas hacen parte de un grupo de alrededor de 10 compañeros que la vida unió hace décadas y que siguen encontrándose pese a los caminos diferentes que cada uno tomó. Los acopla su casa común: la Universidad Nacional de Colombia.

    Para mantenernos en contacto han sido muy útiles los encuentros de egresados porque a raíz de los primeros nos volvimos a ver con muchos y aprovechamos para hacer grupos de WhatsApp para comunicarnos mejor; así nos hemos convocado para reunirnos bien sea acá en la Universidad o en otros espacios”, contó Gloria María López.

    Marcela María Rodríguez, por su parte, recordó que en el transcurso de la carrera se hicieron no solo compañeros sino también amigos, “por eso a pesar del tiempo los lazos no mueren, porque cuando uno gesta amistades sinceras, estas prevalecen a pesar del tiempo y la distancia”.

    Tras de la relación con los amigos, con los colegas y con los compañeros hay un lazo aparentemente invisible que constituye el vínculo más fuerte: el cariño por la Universidad. Al respecto, José Francisco Betancur, historiador graduado en 2008, apuntó que aunque no existían escenarios como la piscina, el gimnasio, las canchas de arena y otros espacios de la Sede cuando él era estudiante activo, lo importante es que existen ahora y que como egresado los puede disfrutar.

    Por eso y por otras razones, como mantenerse enterado de lo que pasa en la Universidad, yo trato de venir al menos una vez a la semana; este además es un lugar que me trae paz y donde me siento feliz. Apelando a la nostalgia también hay un espacio para recordar los buenos momentos”, anotó Betancur.

    “Los egresados son la cara de la Universidad en la sociedad, yo veo en ellos una posibilidad de interactuar con el otro, de escuchar al otro y de construir con el otro porque esos son valores que se forman a través de ese tránsito por la universidad; por eso les digo que vuelvan, vengan y narren historias, y hablen de temas, y cuenten experiencias y ayúdennos a mira cómo ser siempre mejores”, concluyó el Vicerrector.

    (FIN/CST)

    26 de septiembre del 2018