Escudo de la República de Colombia
A- A A+

Una Facultad de Minas incluyente y diversa, conectada entre sus procesos académicos y administrativos y con un campus sostenible son algunos de los retos planteados por el nuevo equipo de trabajo liderado por la decana Verónica Botero Fernández.

  • Verónica Botero Fernández, decana de la Facultad de Minas.

    Verónica Botero Fernández, decana de la Facultad de Minas.

  • Usar los campus de la Facultad como laboratorios a pequeña y gran escala es una de las propuestas de la nueva administración.

    Usar los campus de la Facultad como laboratorios a pequeña y gran escala es una de las propuestas de la nueva administración.

  • La calidad académica y formativa ha sido uno de los sellos por los que se reconoce a la Facultad.

    La calidad académica y formativa ha sido uno de los sellos por los que se reconoce a la Facultad.

  • Uno de los propósitos de la Facultad es apostarle a la inclusión y la diversidad.

    Uno de los propósitos de la Facultad es apostarle a la inclusión y la diversidad.

    Con 131 años de historia, este emblemático claustro formativo tiene nuevas responsabilidades para estar acorde a los desafíos que la sociedad le plantea.

    “Apoyados en las trasformaciones que ha hecho la este claustro educativo en los últimos años queremos construir y trabajar sobre unos ejes estratégicos, entre ellos un campus sostenible, una facultad incluyente y diversa, la revisión de los procesos académicos y administrativos buscando siempre una mayor eficiencia”, indicó la decana Verónica Botero Fernández.

    El concepto de campus sostenible involucra a toda la comunidad universitaria y pretende que la Facultad se pueda convertir en un laboratorio en el que se trabajen los temas en los que es pionera y experta. Por ejemplo, calidad del aire, ciudades inteligentes, energía, gestión del territorio, entre otras.

    “Aquí tenemos edificios patrimoniales pero no tenemos sensores de movimiento, no hacemos reciclaje de aguas grises, no usamos paneles solares y lo que pretendemos es precisamente involucrarnos en esos temas, en cómo trabajamos la movilidad y cómo nos conectamos con la ciudad, de manera tal que podamos realizar planes pilotos que demuestren que podemos ir más allá de lo teórico para aplicarlo en la ciudad”, añadió la decana Botero Fernández.

    Respecto al propósito de apostarle a una Facultad incluyente y diversa, las políticas de la actual decanatura pretenden evitar el acoso en la Institución y fomentar la equidad, pues de las 21 facultades con que cuenta la Universidad Nacional de Colombia la de Minas es la que más se raja en cuanto a igualdad de género.

    “Es claro que tenemos dificultades en términos de equidad que van desde las admisiones de los estudiantes, pasando por la relación de profesores asociados y titulares hasta al acceso de las mujeres a la ingeniería. Por eso queremos trabajar y hacer énfasis en educación para que nuestra comunidad universitaria entienda la importancia de afrontar este tema”, afirmó la Decana.

    Por último, propender por una facultad conectada busca que la comunicación interna se potencie, de manera que cada uno de los miembros que la integran entiendan qué y cómo se hacen los procedimientos en cada oficina, cómo se maneja el dinero y para dónde va, de manera tal que se genere mayor participación dentro de la misma.

    Además, se busca que la información obtenida a través de los datos sirva para que los procesos que se adelantan o están próximos a realizarse estén siempre sujetos a mejoramientos continuos.

    (FIN/AGG)

    28 de agosto del 2018