Escudo de la República de Colombia
A- A A+

Registrar la presencia e identidad de algunas abejas polinizadoras de orquídeas en la Estación Agraria Cotové de la U.N., ubicada en el municipio de Santa Fe de Antioquia, fue uno de los hallazgos preliminares del curso intensivo de posgrado en Taxonomía de insectos, organizado por la maestría en Entomología de la Facultad de Ciencias.

  • Algunas de las muestras colectadas en la Estación Agraria Cotové.

    Algunas de las muestras colectadas en la Estación Agraria Cotové.

  • Después de hacer un inventario rápido de fauna, los estudiantes las analizaron en el laboratorio.

    Después de hacer un inventario rápido de fauna, los estudiantes las analizaron en el laboratorio.

  • Participantes del curso intensivo en Taxonomía de Insectos.

    Participantes del curso intensivo en Taxonomía de Insectos.

  • Los insectos, mayoritariamente las abejas, son los principales polinizadores.

    Los insectos, mayoritariamente las abejas, son los principales polinizadores.

  • Los insectos son indicadores de la calidad de los ecosistemas.

    Los insectos son indicadores de la calidad de los ecosistemas.

  • La Sede está comprometida con el fortalecimiento de la entomología.

    La Sede está comprometida con el fortalecimiento de la entomología.

    Aunque todavía no hay datos estadísticos sistematizados, el hallazgo es importante porque abejas como estas se encuentran en ecosistemas particulares y en este caso, las de las orquídeas, no están en otro agroecosistema y su presencia en Cotové es un indicador biológico que sugiere la importancia de conservar ese remanente de bosque seco tropical.

    “Esto también se ha demostrado en trabajos similares con insectos y otros grupos biológicos y es la necesidad de cuidar las áreas naturales para preservar la diversidad. Los insectos, como cualquier otro grupo de organismos, se adaptan pero cuando las condiciones naturales desaparecen, ellos desaparecen también y eso constituye una de las razones para estudiarlos y por qué son importantes”, dijo el académico Allan Smith Pardo, profesor adjunto de la Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín y entomólogo del United State Department of Agriculture (USDA).

    Así mismo el profesor señaló que es necesario educar al público para lidiar con un asunto tan generalizado como la entomofobia, es decir el rechazo o miedo a los insectos, asociado a la idea de que son todos nocivos o trasmisores de enfermedades. “Hay más de un millón y medio de especies de insectos descritas y se estima que solo el 2% de ellas corresponde por ejemplo a plagas, el resto e incluso algunos de ellos, cumplen funciones cruciales para el mantenimiento de la vida en la tierra”, declaró Smith Pardo.

    Los insectos, mayoritariamente las abejas, son los principales polinizadores de plantas; los insectos son descomponedores naturales, es decir, reciclan los nutrientes de lo que se muere y los devuelven al suelo; los insectos son controladores de otros regulando las poblaciones; los insectos ayudan a sostener la vida de otros organismos como aves, peces y mamíferos; los insectos son necesarios para la vida en la tierra.

    Con base en esa relación de necesitad el académico indicó que también es preciso volver los ojos sobre la entomología (ciencia que estudia los insectos), “y darle la relevancia que se merece”.

    A propósito, la profesora Sandra Inés Uribe Soto, de la Escuela de Biociencias de la Facultad de Ciencias, destacó los esfuerzos que se han emprendido desde la Universidad para fortalecer esta área del conocimiento.

    “Estamos en un momento importante donde la Maestría en Entomología, los cursos de Entomología Agrícola, las colecciones que resguarda nuestro Museo Entomológico, las investigaciones de los profesores de la Escuela en diferentes temas, e incluso los jardines de mariposas y abejas de la Sede, dan cuenta de las fortalezas y proyección de esta área del conocimiento”, precisó la profesora Uribe Soto.

    De igual forma explicó que, “en relación con las abejas, además de la importancia y liderazgo que tiene el apiario de la Sede, el estudio de otros grupos de abejas está siendo también liderado por grupos de investigación como el SaBio. Entonces adicional a la apicultura, también se avanza en el estudio de las abejas nativas, las cuales se reconoce, juegan un papel fundamental en los ecosistemas”.

    El curso Taxonomía de insectos, que dictó Smith Pardo, así como uno que se ofreció previamente sobre Ecología de abejas nativas, a cargo de la profesora Giomar Nates, hacen parte de esos esfuerzos y proyección del área. En ambas actividades académicas participaron alrededor de 20 estudiantes.

    “En la Maestría en Entomología nos interesa que los estudiantes estén muy bien formados en las líneas de investigación que son fortaleza de la Escuela de Biociencias y de la Facultad y transversales a varios programas de posgrado, entre ellas: Ecología de insectos, Sistemática de insectos, Control biológico, Genética, Sustancias bioactivas, y otras”, comentó la profesora Uribe Soto.

    Carlos Andrés Londoño Carvajal, biólogo de la Universidad de la Amazonía y uno de los asistentes al curso Taxonomía de insectos expresó que su interés en esta experiencia académica tuvo que ver con la posibilidad de obtener las bases para el posgrado en Entomología que quiere realizar y en el cual está inscrito para comenzar este semestre. “La pedagogía del profesor Smith me sembró la semilla de la hymenopterología, y en particular del trabajo con abejas”, subrayó.

    La Maestría en Entomología cuenta con más de 20 estudiantes de los cuales 12 están en este momento activos; la idea desde la Facultad de Ciencias es continuar fortaleciendo esta área del conocimiento.

    (FIN/CST)

    15 de agosto del 2018