Escudo de la República de Colombia
A- A A+

Cada mañana, casi sin falta, Patricia llega en bicicleta a la Universidad, se baña, se cambia los tenis por tacones y guarda la ropa de deporte para lucir su cotidiana elegancia. Trabaja todo el día, como la buena hormiga obrera que ayuda a mantener el orden en la colonia, y en la tarde, muchas veces cuando el campus está ya solitario y adornado por los colores de la noche, ella vuelve a su atuendo deportivo y de nuevo en las dos ruedas de la bici regresa a casa donde retoma el segundo turno del día como mamá y esposa.

  • Desde que llegó a la Institución se ha desempeñado como secretaria de la Vicerrectoría de Sede.

    Desde que llegó a la Institución se ha desempeñado como secretaria de la Vicerrectoría de Sede.

  • En junio Patricia cumplirá 28 años de servicio a la Universidad.

    En junio Patricia cumplirá 28 años de servicio a la Universidad.

  • Hace algunos años la Medalla Alejandro López, máxima distinción administrativa que entrega la U.N. Sede Medellín a sus empleados.

    Hace algunos años la Medalla Alejandro López, máxima distinción administrativa que entrega la U.N. Sede Medellín a sus empleados.

  • Pasión y dedicación, los valores que Patricia Clavijo aplica en su casa y en su trabajo.

    Pasión y dedicación, los valores que Patricia Clavijo aplica en su casa y en su trabajo.

  • En la U.N. se siente feliz y agradecida.

    En la U.N. se siente feliz y agradecida.

    Patricia Elena Clavijo Clavijo es la secretaria de la Vicerrectoría de la Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín desde hace 27 años, el 15 junio cumplirá 28. Su llegada a la Institución fue como una de esas situaciones en la vida que están determinadas a suceder.

    “Yo llegué a la U.N. gracias a un compañero que me contó que habían abierto convocatorias; el mismo día que traje la hoja de vida me llamaron a entrevista y el mismo día que hice la entrevista me contrataron y me quede trabajando”, recuerda. Dos meses después, en agosto, la vincularon definitivamente a la Institución y desde entonces, según cuenta, se levanta con la misma sonrisa en el rostro y con la disposición de hacer las cosas cada vez mejor.

    Patricia ha visto pasar por la dirección de la Sede Medellín entre 9 y 10 Vicerrectores en propiedad. Como es normal cada jefe llega con un equipo de trabajo de confianza y, a veces, las secretarias pueden ser trasladadas, sin embargo, ella ha permanecido en su puesto desde el día en que llegó. Eso, tal vez, se debe a su carácter y al compromiso con el que se asume como empleada de la Universidad Nacional de Colombia.

    Es una mujer calmada, pero muy activa, no soporta estar sin nada qué hacer y disfruta la dinámica de una oficina donde está siempre ocupada.

    “Muchas personas me preguntan si me gustaría cambiar de puesto, como por buscar un ambiente distinto y hacer algo diferente, pero la verdad es que no; por un lado, a mí me gusta la estabilidad y, por otro, acá estoy feliz, aprendo cada día algo nuevo y no tengo tiempo para aburrirme”, comenta. Y lo cierto es que Patricia se mueve entre las normas, leyes, decretos y resoluciones que atañen a la Universidad como pez en el agua.

    Además en la Vicerrectoría ha tenido la ocasión de acercarse a un área que la seduce: la logística y organización de eventos. En la Institución se ha formado humana y profesionalmente, se ha capacitado en cursos de sistemas, protocolo, manejo del tiempo libre y otros que, a su vez, le han posibilitado retribuirle todo lo recibido a la U.N. a través de la calidad y la excelencia en el quehacer cotidiano.

    Patricia recibió hace algunos años la Medalla Alejandro López, máxima distinción administrativa que entrega la U.N. Sede Medellín a sus empleados considerando su entrega y sentido de pertenencia; igualmente ha recibido reconocimientos cada cinco años por su permanencia en la Universidad. “Para mí es muy bello y gratificante y una gran satisfacción año tras año poder decir sigo siendo parte de la Universidad más importante del país”, destaca.

    Más allá de la U.N. Patricia Elena Clavijo Clavijo es mamá, hija y esposa; es una soñadora empedernida, defensora de las causas sociales y, sobre todo, una mujer entregada a los suyos.

    “En mi tiempo libre, es decir cuando no estoy en la Universidad, me dedico a mi familia: a mi esposo, a mis padres que ya rondan los ochenta años y a mi niña”, cuenta. Y confiesa que en los pocos espacios exclusivos para ella se acuesta en la comodidad de su cama a ver una película que la transporte a la ensoñación: le gustan la ciencia ficción y la fantasía.

    “¿Qué sueña Patricia?”, suspira mientras revisa en su conciencia el ideal de un mundo mejor, con igualdad y garantías para todos, en el que la pobreza fuera, si acaso, una pesadilla desconocida. Y en lo personal se vislumbra jubilada, le faltan cinco años para ello, cuidando a sus papás y dedicada a ciertos pasatiempos que hoy le son ajenos, por ejemplo, confiesa que podría matar las horas haciendo costura, croché y artes. Entre tanto Patricia seguirá entregándole una mitad de su vida a la familia y la otra a la Universidad Nacional de Colombia.

    (FIN/CST)

    25 de mayo del 2018