Escudo de la República de Colombia
A- A A+

Todos los días se levanta con la siguiente convicción: servir y aprender. Jesús Alberto Arango González es administrador de empresas y especialista en Gestión Empresarial de la Universidad Nacional de Colombia, ha dedicado los 33 años de su vida laboral al ámbito de la educación superior y hace 24 que la U. N. es su casa y actualmente es el jefe de la División de Logística de la U.N. Sede Medellín.

  • Jesús Alberto Arango González, jefe de la División de Logística de la U.N. Sede Medellín

    Jesús Alberto Arango González, jefe de la División de Logística de la U.N. Sede Medellín

  • A Jesús Alberto le complace pertenecer a esta Institución que ha sido su casa y se siente feliz de ser uno de los constructores del proyecto U.N.

    A Jesús Alberto le complace pertenecer a esta Institución que ha sido su casa y se siente feliz de ser uno de los constructores del proyecto U.N.

  • Durante 24 años le ha entregado a la U.N. sus habilidades, su capacidad de juicio y la disposición para el trabajo en equipo.

    Durante 24 años le ha entregado a la U.N. sus habilidades, su capacidad de juicio y la disposición para el trabajo en equipo.

  • "Para mí es un honor prepararme todos los  días para venir a trabajar sabiendo que voy a servir y aprender algo nuevo", dice Jesús Alberto Arango González.

    "Para mí es un honor prepararme todos los días para venir a trabajar sabiendo que voy a servir y aprender algo nuevo", dice Jesús Alberto Arango González.

    “Ingresé acá como jefe de la Sección de Servicios Generales y desde entonces he ocupado otros cargos, algunos fijos y otros en encargo, como jefe de la División de Bienes y Suministros, de la División Financiera, Tesorería, Dirección Administrativa, entre otros”, cuenta Jesús Alberto, quien además recuerda que ingresó a la U.N. a través de convocatoria pública que llegó a su conocimiento a través de la prensa.

    Al sector educativo llegó por casualidad, sin embargo, no se arrepiente de haber aprovechado la coincidencia. Después de pasar por la Universidad de Antioquia, el Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid y la Institución Universitaria Pascual Bravo, decidió desarrollar su proyecto profesional en la U.N., institución a la que ha entregado su vida durante más de dos décadas.

    “Esa coincidencia ha sido la posibilidad de crecer cada día en todos los aspectos de mi vida. Yo considero que hay un conocimiento permanente y diverso desde las situaciones que a diario se viven en el sector educativo y para mí es un honor prepararme todos los días para venir a trabajar sabiendo que voy a servir y aprender algo nuevo”, dice con orgullo.

    Y agrega que estar involucrado en la academia es hacer parte de la investigación y el desarrollo que mueven a la sociedad, de ahí su permanente disposición de servicio.

    Jesús Alberto es un hombre tranquilo, pausado y medido en sus acciones y expresiones, es consciente de que ocupa un cargo de confianza y de suma importancia para la Universidad, al cual responde con responsabilidad y compromiso.

    A propósito, señala que su sentimiento con la Institución es, ante todo, de agradecimiento. “De la U.N. he recibido, además de la capacidad de crecer profesionalmente, estabilidad económica y emocional, la confianza que siempre se me ha brindado ocupando diferentes cargos de dirección ha sido fundamental en mi desarrollo profesional y familiar”, comenta.

    En compensación él le ha entregado a la U.N. sus habilidades, su capacidad de juicio, la disposición para el trabajo en equipo y todo aquello que ha estado a su alcance como profesional y ser humano.

    Ser jefe de la División de Logística, explica Jesús Alberto, es en términos generales algo así como la gerencia del campus desde aspectos fundamentales como la seguridad, limpieza y sostenimiento, el servicio de transporte relacionado con las actividades misionales: docencia, investigación y extensión, y la regulación y control de los servicios públicos.

    Su agitado quehacer profesional lo compensa con el equilibrio emocional que para él está dado en el aspecto familiar, por un lado, y en el deporte, por otro. “Yo practico atletismo en mis espacios libres, particularmente en horas de la mañana o de la noche a manera de hobby”, cuenta.

    A Jesús Alberto le complace pertenecer a esta Institución que ha sido su casa y se siente feliz de ser uno de los constructores del proyecto U.N. “Gracias a la confianza que acá se me ha brindado y a los aportes de los diferentes equipos humanos con los que he compartido hemos ido construyendo Universidad de manera permanente y desde los pequeños detalles que aportan al logro de los objetivos”, concluye.

    (FIN/CST)

    8 de febrero del 2018