Escudo de la República de Colombia
A- A A+

               

Como un programa piloto que se espera, pueda ser aplicado en todas las Sedes de la Universidad Nacional de Colombia, concluyó la primera fase de la iniciativa, Fortalecimiento de la investigación en el aula,  la cual pertenece al plan de desarrollo actual de la Universidad.

Liderado por la Vicerrectoría Nacional de Investigación, hace más de ocho meses empezó el programa que busca que los estudiantes y docentes, adquieran competencias que permitan mejorar e incentivar la investigación en los cursos de pregrado; así lo manifestó el profesor Ángel Múnera, director del proyecto en la Sede.

“Con un grupo de profesores hemos venido trabajando desde el año pasado en la adquisición de conocimientos y técnicas para aplicar en la Sede, con el objetivo principal aunque no excluyente de mejorar la investigación en pregrado”, indicó el profesor Múnera.

A través de talleres, formulación de proyectos, ejercicios y apropiación de conceptos de investigación, se espera que los jóvenes adquieran competencias en este tema y así fomentar la formación integral de los profesionales de la U.N.

“La investigación es uno de los ejes misionales de la Universidad y por tanto no podemos seguir siendo excluyentes con este tema en el pregrado, porque es evidente que hemos avanzado mucho en posgrado; pero donde está el grueso de la población, debemos crear una mayor conciencia”, añadió el director del proyecto en la U.N. en Medellín.

El fortalecimiento de la actitud investigativa y aptitud investigadora en el aula, ha tenido una gran acogida en los profesores que aceptaron el reto. Se espera que de aquí al 2018, pueda ser aplicado y consolidado en las sedes de Palmira, Manizales y Bogotá.

Así lo manifestaron los asesores nacionales del proyecto, Marta Nalus Pérez y Luis Eduardo Gutiérrez, quienes coincidieron en las ventajas que tiene esta iniciativa no solo para los estudiantes, sino para los mismos profesores, quienes conjuntamente  pueden hacer de la investigación y la extensión un proyecto.

“Tenemos que buscar que no solo se desarrollen las competencias, sino las aptitudes investigativas de cada uno de los estudiantes como una condición esencial de todo ser humano, que les permita formarse criterios propios, desarrollar su creatividad, fortalecerse y lograr de esta manera una formación integral”, comentó Luis Eduardo Gutiérrez.

A su vez, los profesores de la Sede, también han visto positivamente la experiencia, dado que entienden que el proceso no solo involucra a los estudiantes, sino que los maestros forman una parte importante en la formación y motivación para la investigación.

“Las experiencias recogidas con los profesores han sido satisfactorias, realmente le hacen un gran favor a la sociedad trabajando con los muchachos de pregrado y fortaleciendo sus capacidades, es maravilloso ver como desde sus áreas de conocimiento los estudiantes han cambiado aplicando otras metodologías”, indicó Marta Nalus Pérez.

Para los maestros, no es solo el conocimiento académico que los jóvenes puedan adquirir gracias a la implementación de estrategias que salgan de este proyecto, sino que es un eje de una serie de aprendizajes que ayudan a que el estudiante, pueda ser mejor persona, tal como lo expresa, la profesora Ángela Vásquez, del departamento de Ciencias Forestales.

“No es solo incentivar para la investigación, sino a un proceso de reflexión de los estudiantes y profesores, para que en últimas, sean los jóvenes quienes puedan tomar en sus manos su propia formación,  además que se den cuenta del papel social de la Universidad”, indicó la profesora.

Situación que corrobora la profesora de la Facultad de Ciencias Agrarias Mónica Rainartz en la experiencia con su grupo. “Los resultados se han evidenciado en este pequeño periodo de tiempo, los estudiantes se han apropiado de los temas de la clase, haciendo un trabajo de equipo interesante, donde se reparten roles a través de los cuales aprender a discutir, argumentar e inclusive a escribir”.

26 de junio de 2015