Escudo de la República de Colombia
A- A A+

     

Durante dos horas, profesores y estudiantes de Ingeniería Industrial y Mecánica bajaron derrapando desde el bloque M8 hasta el acopio de residuos sólidos de la Facultad de Minas, en triciclos que construyeron en este periodo académico.

Un triciclo de derrape realizado por los estudiantes de Diseño Integrado y ubicado en el centro del bloque 4 generó duda y expectativa en los estudiantes que se motivaron a construir prototipos similares. El profesor Nelson Vargas, del departamento de Ingeniería Mecánica y quien motivó a los estudiantes a participar del festival, señaló que “el trabajo buscó integrar el conocimiento y las habilidades de los estudiantes en cada uno de los niveles y logramos desarrollar once triciclos de derrape y un go kart”.

Sara Garcés Céspedes de quinto semestre de Ingeniería Industrial fue una de las representantes femeninas que derrapó en el festival, el tercero de su tipo después del festival de carros de rodillos y el de patinetas para deportes extremos. Ella y sus compañeros fundieron la espiga, soldaron los tubos y fabricaron la silla de su triciclo.

“La actividad me gustó mucho porque pudimos aprender de los ingenieros mecánicos y ellos aprendieron de nosotros además de que nos divertimos mucho en la fabricación”, dijo la estudiante.

A propósito de la participación de femenina Daniela Mafla de Ingeniería Administrativa, quien se animó a participar como espectadora, destacó la presencia de mujeres en un evento aparentemente masculino: “me parece muy chévere que los estudiantes se atrevan a hacer parte de una actividad así y se animen a crear y hacer realidad su propios diseños, además que haya acogida de mujeres es muy positivo porque uno ve que son pocas las mujeres que hay en este tipo de pregrados”.

Los triciclos y el go kart que resbalaron por la pendiente causaron sensación, la actividad también les permitió a los estudiantes probar que los diseños en el papel no siempre se corresponden con la realidad, fue por tanto la oportunidad de hacer tangibles sus propios proyectos y de corregirlos a través de un ejercicio de ensayo y error.

Al respecto, el profesor Fernando Guevara de Ingeniería Mecánica, quien aprovechó los proyectos de sus estudiantes para patinar varias veces  por la cuesta, indicó que es “importante comprometer a los muchachos incluso de los primeros ciclos y mostrarles que todo lo que se aprende en los cinco años es importante porque es transversal y tiene su importancia a la hora de concretar un producto”.

Julián Berrio y Daniel Muñoz, estudiantes de primer semestre, coinciden con el docente en que, si bien su aporte en la consecución de los triciclos fue solo desde la elaboración y estuvieron apadrinados por estudiantes de niveles más avanzados, para ellos la participación en la actividad “es una oportunidad muy grande porque nos permite conocer no solo a los profesores sino lo que se hace en la carrera y en la profesión como tal, además podemos pensar en que nos incluyan desde ya en otros proyectos”.

Finalmente, el profesor Nelson Vanegas aprovechó la oportunidad para afirmar que aunque este tipo de proyectos hasta ahora están muy focalizados en los estudiantes de Ingeniería Mecánica, “la intención es que nos reconozcan y que motivemos a otras ingenierías a participar y en un futuro hacer una actividad de competencia a nivel de la Universidad que podríamos realizar durante la semana universitaria”.

 

24 de junio de 2015