Escudo de la República de Colombia
A- A A+

Con un evento que congregó a algunos de los más importantes investigadores de los países iberoamericanos en economía de la cultura, se llevó a cabo en Medellín este primer encuentro convocado por el grupo de Investigación en Economía, Cultura y Políticas de la Facultad de Ciencias Humanas y Económicas de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Medellín.

 

 

  • El I Seminario Iberoamericano de Economía de la Cultura se desarrolló en Medellín durante tres días.

    El I Seminario Iberoamericano de Economía de la Cultura se desarrolló en Medellín durante tres días.

  • Más de 40 investigadores de los países iberoamericanos participaron del Seminario.

    Más de 40 investigadores de los países iberoamericanos participaron del Seminario.

  • Durante el evento se lanzó la Especialización en Economía de la Cultura que ofrecerá la Sede el próximo año.

    Durante el evento se lanzó la Especialización en Economía de la Cultura que ofrecerá la Sede el próximo año.

  • La segundo versión del encuentro tendrá lugar en Valdivia, Chile.

    La segundo versión del encuentro tendrá lugar en Valdivia, Chile.

     


    Durante tres días los expertos dialogaron y compartieron sus trabajos y experiencias respecto al tema. El espacio también fue propicio para dejar sentadas las bases de una red iberoamericana, la cual se encargará de seguir proyectando y fortaleciendo el asunto en la región.


    El profesor Luis César Herrero, investigador de la Universidad de Valladolid (España), señaló la pertinencia del evento y destacó que es un tema con mucho futuro que plantea innumerables posibilidades en términos teóricos y aplicados.


    “Aquello en lo que coincidimos desde hace años es que la comunidad iberoamericana tiene una potencia cultural y fraternal muy importante y es valiosos que a partir de esta iniciativa se pueda formar una red de investigadores porque eso abre las posibilidades de difusión”, dijo. Y agregó que el Seminario puede tenerse como el embrión y el cauce para facilitar los trabajos de jóvenes investigadores con un futuro prometedor.


    En un sentido amplio la economía de la cultura trata sobre la aplicación del análisis económico al comportamiento de consumidores, productores, artistas y de instituciones que protegen y proveen la cultura.


    “El campo es muy amplio porque no solo versa sobre la cultura presente o acumulada sino también sobre las costumbres y elementos simbólicos que nos caracterizan y unen: el patrimonio intangible, por ejemplo, y por tanto hay muchas oportunidades”, explicó el profesor Herrero.


    Si bien muchas veces se dejan de lado los efectos positivos de las actividades culturales sobre el bienestar y el desarrollo económico, vale la pena resaltar que estas también contribuyen al cambio del tejido productivo de las regiones por cuanto son importantes proveedoras de bienes y servicios.


    En ese sentido, la profesora Nora Elena Espinal, investigadora de la U.N. Sede Medellín y una de las precursoras del Seminario, señaló que “un tema importante es la relación de cultura y desarrollo: en este campo se pueden investigar temas como participación cultural, eficiencia de la inversión estatal en formación de públicos, los impactos de la creatividad sobre el bienestar y el desarrollo territorial, valoración del patrimonio, turismo cultural, entre otros”.


    A propósito, una de las experiencias que se compartió en el Seminario fue la creación del observatorio de economía creativa en Valdivia (Chile). “El objetivo es levantar indicadores que les sirvan a los sectores creativos y esto se cruza con la economía de la cultura para tratar de ver la oferta y la demanda y que esta información esté disponible para quien pueda sacarle provecho y potenciar este tema en el país”, explicó sobre esta prueba piloto, la docente e investigadora Andrea Báez de la Universidad Austral de Chile.


    Así mismo la experta contó que su país está enfocándose en acciones para aumentar la participación en el tema de economía de la cultura, para el cual se proyecta un crecimiento del 4%, sin embargo puntualizó que el Estado está operando únicamente como ente facilitador.


    La experiencia de Colombia en el tema ha ido en aumento en los últimos años: en mayo de este año se aprobó la Ley 1834 o Ley Naranja que tiene como objeto desarrollar, fomentar, incentivar y proteger las industrias creativas; es decir, aquellas que se fundamentan en la propiedad intelectual.


    Al apoyo gubernamental, que va en aumento, se suman las iniciativas formativas; de hecho, en el marco del Seminario la U.N. Sede Medellín hizo la presentación oficial de la Especialización en Economía de la Cultura que se ofertará a partir del primer semestre del 2018.


    Al respecto la profesora Nora Elena Espinal explicó que el posgrado es el resultado de una búsqueda consciente y del reconocimiento de las necesidades de quienes están inmersos en el mundo de las industrias culturales y creativas no solo desde el punto de vista artístico y de contenido sino también desde la posibilidad de analizar, cuantificar y medir impactos.


    El II Seminario Iberoamericano de Economía de la Cultura tendrá lugar en 2018 en Valdivia, auspiciado por la Universidad Austral de Chile.