Escudo de la República de Colombia
A- A A+

La pérdida de diversidad biológica es uno de los temas más candentes de los últimos años en el planeta. Comúnmente asociada a plantas, mamíferos, aves, reptiles insectos… especies conocidas o, por lo menos, visibles, esta situación también afecta a elementos microscópicos de la naturaleza. Para proteger hay que conocer y esa es precisamente una de las funciones del Museo Micológico de la Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín.

  • Alrededor de ocho mil ejemplares de hongos conforman el Museo Micológico de la U.N. Sede Medellín.

    Alrededor de ocho mil ejemplares de hongos conforman el Museo Micológico de la U.N. Sede Medellín.

  • El Museo Micológico tiene como finalidad conocer y proteger la diversidad de los hongos fitoparásitos.

    El Museo Micológico tiene como finalidad conocer y proteger la diversidad de los hongos fitoparásitos.

  • El profesor jubilado Pablo Buriticá, donó a la U.N. la mayor colección privada de royas de Colombia.

    El profesor jubilado Pablo Buriticá, donó a la U.N. la mayor colección privada de royas de Colombia.

  • En 1983 el profesor Víctor Manuel Pardo Cardona, con ayuda de la Facultad de Ciencias, creó el Museo Micológico.

    En 1983 el profesor Víctor Manuel Pardo Cardona, con ayuda de la Facultad de Ciencias, creó el Museo Micológico.

    “Acá tratamos de conocer la diversidad de los hongos fitoparásitos, principalmente; es decir, los que afectan a las plantas”, explicó el profesor Mauricio Salazar Yepes, director del Museo.

    Alrededor de ocho mil ejemplares de hongos, sobre todo de aquellos  que afectan las plantas de Antioquia, conforman el espacio cuya historia se remonta a las primeras décadas del siglo XX.

    En 1926 el gobierno de Antioquia invitó al naturalista puertorriqueño Carlos Eugenio Chardón Palacios para que reformara la Escuela de Agricultura y Medicina Veterinaria, acompañándolo llegó el fitopatólogo Rafael Toro quien como profesor realizó un extenso trabajo en el área de la botánica y la micología, fundó el Herbario Medel y recogió una amplia colección de hongos fitoparásitos.

    “Ellos influyeron en la formación de personajes como Carlos Garcés que fue profesor de la U.N. y que también fue colector y amante del estudio de los hongos. Los ejemplares se empezaron a almacenar en el Herbario Medel. En 1983 el profesor Víctor Manuel Pardo Cardona, con ayuda de la Facultad de Ciencias, creó el Museo Micológico de la Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín para el almacenamiento y la investigación con hongos parásitos de plantas”, contó el Director.

    En 2005, tras jubilarse el profesor Pardo Cardona, Mauricio Salazar Yepes recibió la dirección del Museo. A la colección del fundador se sumaron las que hasta entonces guardaba el Herbario Medel y la del profesor Pablo Buriticá (Colección Buriticá), quien también había dedicado su vida a la investigación con hongos y donó a la Universidad Nacional de Colombia la mayor colección privada de royas de Colombia.  Las tres componen la colección de hongos fitoparásitos más grandes del país.

    “Lo común con respecto a los hongos es el champiñón que nos comemos o el que encontramos en campo, pero también pensemos en el hongo que le da a la arepa, los de las uñas, los paños en la piel, la cerveza, el pan esponjoso, la penicilina, en fin,  todo eso tiene origen fungoso; así que aunque no los reconozcamos los hongos siempre están presentes”, explicó Salazar Yepes.

    Desde el Museo Micológico se analizan aspectos como los signos y síntomas que producen los hongos en hojas, tallos y frutos. “Acá hemos identificado hongos que para el país son considerados de importancia económica como la roya del ajo y la cebolla y la del crisantemo en Antioquia que es el mayor productor en el país, también hemos consolidado nexos con algunas entidades públicas y privadas con las que hemos trabajado para identificar estos patógenos”, indicó el profesor.

    La proyección a mediano y largo plazo con el Museo Micológico es multiplicar el espacio físico y estudiar, además de la morfología, aspectos como la biología. “Además esperamos seguir formando estudiantes interesados en  conocer la diversidad de hongos del país, esta es un área donde podemos tener alrededor de unas seis millones de especies y lo que necesitamos es personal calificado”, concluyó el Director.

    (FIN/CST)

    8 de agosto del 2017