Escudo de la República de Colombia
A- A A+

Santiago Medina

Santiago Medina Hurtado egresado de Ingeniería Industrial en 1992, con especialización en Finanzas, Preparación y Evaluación de Proyectos, y estudios de maestría y doctorado en Estadística, es el nuevo Director de Bienestar Universitario de la Facultad de Minas de la Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín.


“Inquieto”, esa es la palabra con la que se define; inquieto por el conocimiento, inquieto por entender la forma en que otros perciben el mundo, esa es la principal razón del por qué hoy un ingeniero con su experticia, apueste por lo social y permee los números y fórmulas, de sensibilidad y el sexto sentido que se requiere para el cargo que hoy ocupa.


Kierkegaard, Sartre, Nietzsche entre otros muchos autores estuvieron en su edad temprana, y fueron quienes apasionaron al “profe”, en los años grises de Colombia. Al parecer heredó de Jorge Alberto Naranjo Mesa su profesor en el colegio y luego en el pregrado, el sentido de la filosofía en la ingeniería y la capacidad de fusionar las blandas y duras, como algunos llaman a las ciencias. Santiago Medina no solo ama la ingeniería, le inquietan aspectos sociales, y la economía; ama el conocimiento y reconoce que en este punto siempre se está “nadando en la superficie, por lo que es necesario estar dispuestos a desaprender”.


Para el profesor Medina, “cada semestre están llegando conocimientos y estudiantes que tienen unas capacidades increíbles, que incluso desbordan las capacidades que tenemos los docentes, capacidades de trabajo, de fascinación, de entendimiento, y manejo de aspectos tecnológicos”, así lo manifestó, mientras un asombro moderado se detallaba en sus expresiones.  La experiencia que tiene como docente de la Universidad desde 1996, asociado a la oportunidad que tuvo en la Universidad Complutense de Madrid (España), de adelantar su Doctorado con docentes con calidad técnica y con formación humanista, además de su larga experiencia laboral, le han permitido tener una posición clara y una perspectiva que le permite ver las situaciones, buenas o malas, como etapas formativas, “siempre intento vivir las cosas con mucha intensidad, las cosas que me cautivan siempre trato de vivirlas con mucha pasión”.


El ambiente de la Universidad lo cautivó desde que inició el pregrado en 1985, y se tomó el tiempo suficiente hasta 1992 para disfrutar de todos los espacios y oportunidades que brinda esta experiencia académica; “en esta época conocí grandes amigos, a mi esposa, y disfrute vivir socialmente la Universidad desde la cultura o el deporte, no solamente desde el punto de vista académico”, espacios que le sacaba al reloj a la fuerza, aquellos que disfrutaba entre el trabajo y las actividades académicas.

Desde el primero de diciembre de 2016 ejerce su nuevo cargo, que le demanda, como él narra, muchos retos, “en este cargo administrativo se vive la universidad desde otra perspectiva, por un lado del direccionamiento y por el otro es un trabajo social, muy de la interacción con el otro, de escucharlo, es como volver a los fundamentos. La comunidad académica es el reflejo de todos los problemas de nuestra sociedad, hay personas con problemas económicos, psicosociales, de familia, de adaptabilidad y relacionamiento , hay problemas asociados con la ética, y la universidad con sus programas de bienestar debe contribuir a solucionarlos, entonces el cargo de Dirección de Bienestar Universitario de la Facultad de Minas, no solamente toca cuestiones técnicas desde la aplicación de modelos, sino también cuestiones sociales muy profundas”.

La pasión que se siente en sus palabras y que lo caracteriza, lo desafía en esta nueva “etapa de formación” como él así lo llama, y que lo hace vibrar porque le permite volver a sus fundamentos sociales; él resalta el apoyo que ha obtenido de la esposa e hijos pues lo han acompañado en las aventuras que emprende y que seguro emprenderá, y reconoce que el equipo trabajo de Bienestar Universitario de la Facultad y de la Sede, es altamente capacitado y comprometido en apoyar las funciones sociales de la universidad".

Trabajo y rectitud es el lema de la Facultad de Minas, esto está intrínseco en lo que hace, es su esencia y según él, también está en las características de todos los egresados de la Universidad Nacional de Colombia, “yo creo que lo que caracteriza a la mayor parte de los egresados, es que son personas trabajadoras, entregadas, técnicamente bien formadas; sin embargo, nos estamos volviendo demasiado técnicos, no podemos ser ingenieros que aplican fórmulas y métodos solamente, la competitividad, lo económico nos ha llevado a que los estudiantes estén por las mejores notas, por finalizar sus carreras lo más pronto, por mostrarse técnicamente muy fuertes, pero yo creo que nos estamos olvidando un poco de la otra palabra “rectitud”, en el sentido de la formación integral; de ingenieros que se articulen con sensibilidad al tejido familiar, social y empresarial, desde lo humano, eso no lo podemos olvidar”.

 

Cariño y aprecio profundo, es el sentimiento que tiene Santiago Medina por la Universidad Nacional de Colombia y que transfiere a sus estudiantes, un legado que se queda impregnado cuando la pasión está en el centro de todo, “realmente todo lo que he hecho, todos los procesos de formación, de cambio, los ha propiciado la U.N., desde lo profesional, lo personal, lo empresarial y la docencia; todo ha sido tocado en alguna medida por la Universidad, por eso siempre la llevo con mucho cariño”.